La gran­dio­sa Chica­go

Mo­der­na, cos­mo­po­li­ta, de una ar­qui­tec­tu­ra im­po­nen­te, ami­ga­ble y con ai­res eu­ro­peos, la ter­ce­ra ciu­dad más im­por­tan­te de Es­ta­dos Uni­dos es muy va­ria­da pa­ra el tu­ris­ta

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Portada -

Ao­ri­llas del la­go Mi- chi­gan se en­cuen­tra la ter­ce­ra ciu­dad más po­bla­da de Es­ta­dos Uni­dos. Fa­mo­sa por sus vien­tos, el cli­ma en es­ta zo­na se ca­rac­te­ri­za por te­ner ve­ra­nos muy cá­li­dos e in­vier­nos muy fríos. Tal vez no sea la pri­me­ra op­ción al ele­gir qué vi­si­tar en el país del nor­te, sin em­bar­go hay que te­ner­la en cuen­ta ca­da vez más, so­bre to­do pa­ra quie­nes apre­cian el di­se­ño, las nue­vas ten­den­cias, las op­cio­nes de ocio y el dis­fru­te de una be­lla ciu­dad. Chica­go es tam­bién fa­mo­sa por ser una ciu­dad pa­ra ir de com­pras y, sin du­da, el lu­gar don­de ha­cer­las prin­ci­pal­men­te es la lla­ma­da The Mag­ni­fi­cent Mi­le (más co­no­ci­da co­mo The Mag Mi­le): una fran­ja pa­ra­le­la a la cos­ta, so­bre la ave­ni­da Mi­chi­gan en­tre el puen­te DuSa­ble y Oak Street. To­das las ca­sas y mar­cas co­no­ci­das, na­cio- na­les e in­ter­na­cio­na­les se dis­tri­bu­yen a lo lar­go de es­ta mi­lla. Ade­más de las bou­ti­ques y co­mer­cios con sus lo­ca­les pro­pios, es­tán los gran­des al­ma­ce­nes, que nu­clean más tien­das aun.

Al fi­nal (o al ini­cio, de­pen­de por don­de se em­pie­ce) de la Mag Mi­le se en­cuen­tra el Chica­go Ri­ver­walk, un pa­seo pea­to­nal so­bre el río Chica­go don­de dis­fru­tar de una be­lla ca­mi­na­ta, dar un pa- seo en bar­co, al­mor­zar, ce­nar, o cual­quie­ra de las ac­ti­vi­da­des dis­po­ni­bles pa­ra dis­fru­tar de un en­torno agra­da­ble.

El Gran in­cen­dio de tres días en 1871, que de­vas­tó gran par­te de la ciu­dad, ter­mi­nó sien­do un in­cen­ti­vo pa­ra ge­ne­rar una nue­va ar­qui­tec­tu­ra, un gran im­pul­so de cons­truc­ción que de­ri­vó en la enor­me fa­ma de Chica­go co­mo la ciu­dad de los ras­ca­cie­los. Pa­ra los in­tere­sa­dos en es­te as­pec­to exis­ten tours es­pe­cí­fi­cos so­bre la ar­qui­tec­tu­ra de la ciu­dad. Otros pue­den in­tere­sar­se por los hi­tos ar­qui­tec­tó­ni­cos más po­pu­la­res, mu­chos de los cua­les se en­cuen­tran en el área de la Mag Mi­le. El Wri­gley Buil­ding, ins­pi­ra­do na­da

más y na­da me­nos que en La Gi­ral­da de Se­vi­lla a prin­ci­pios del si­glo XX, pa­ra la em­pre­sa de go­lo­si­nas Wri­gley.

Otro de los emblemas de la ciu­dad es el neo­gó­ti­co Chica­go Tri­bu­ne To­wer, se­de del pe­rió­di­co de ese nom­bre. El an­ti­guo John Han­cock Cen­ter, hoy se lla­ma 875 North Mi­chi­gan, y es un ras­ca­cie­los de 344 me­tros de al­tu­ra, que en su mo­men­to fue el se­gun­do edi­fi­cio más al­to del mun­do. Va­le la pe­na vi­si­tar­lo por su mi­ra­dor en el restaurante del pi­so 95, el ob­ser­va­to­rio lla­ma­do 360º Chica­go, des­de don­de se pue­de ver to­da la ciu­dad y el la­go Mi­chi­gan.

La To­rre Wi­llis, con 110 pi­sos, le com­pi­te con su mi­ra­dor, al que se sube con as­cen­so­res de al­ta ve­lo­ci­dad (de­mo­ran so­lo 60 se­gun­dos) que lle­gan al ni­vel 103, al fa­mo­so Sky­deck, don­de se en­cuen­tra The Led­ge, el bal­cón de cris­tal des­de don­de se vi­ve la sen­sa­ción de es­tar sus­pen­di­do en el ai­re. De pa­so, re­co­rrer el dis­tri­to fi­nan­cie­ro lla­ma­do The Loop, don­de se pue­de ver el mo­vi­mien­to dia­rio de la gen­te tra­ba­jan­do y a la vez dis­fru­tar de un buen restaurante, o un pa­seo por la ori­lla del río.

Otra de las op­cio­nes des­de don­de ad­mi­rar la zo­na me­tro­po­li­ta­na de Chica­go, las to­rres y to­do su mo­vi­mien­to dia­rio es en el tam­bién lla­ma­do Loop, el tren ele­va­do. Y pa­ra ver el sky­li­ne, in­clu­so des­de una op­ción más ro­mán­ti­ca, la re­co­men­da­ción es ha­cer­lo des­de el agua, so­bre to­do al atar­de­cer.

Cos­mo­po­li­ta y cultural

Dos clá­si­cos en Chica­go son la piz­za y el blues, y son va­ria­dí­si- mos los lu­ga­res don­de pro­bar­la y es­cu­char es­te es­ti­lo mu­si­cal to­man­do una co­pa. En una ciu­dad co­mo Chica­go hay que apro­ve­char la mul­ti­cul­tu­ra­li­dad y mul­ti­et­ni­ci­dad que se da en los di­fe­ren­tes ba­rrios. Si bien en la zo­na cén­tri­ca es don­de se con­cen­tran la ma­yo­ría de los atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos, en Chica­go es ca­si una obli­ga­ción sa­lir­se un po­co del cir­cui­to tra­di­cio­nal y ex­plo­rar los ba­rrios que es­tán en ple­na ebu­lli­ción, co­mo nue­vos po­los gas­tro­nó­mi­cos y de com­pras. West Loop so­lía ser una zo­na in­dus­trial, y hoy es una ex­plo­sión de gen­te y gastronomía re­uti­li­zan­do an­ti­guos ba­rra­co­nes, con gran­des obras de di­se­ño in­te­rior y ma­ra­vi­llas cu­li­na­rias gour­met. Por la no­che, uno de los pre­fe­ri­dos es Lo­gan Squa­re; un ba­rrio re­la­ja­do don­de de­lei­tar­se con mú­si­ca, jazz, rock y sen­tar­se en una ta­ber­na a de­gus­tar un buen pla­to y una co­pa; o dar un pa­seo por sus ga­le­rías de arte. Wic­ker Park / Buck­town, en la in­ter­sec­ción de las ave­ni­das Mil­wau­kee, Da­men y North es el epi­cen­tro del ba­rrio de mo­da. Co­mer­cios, res­tau­ran­tes y op­cio­nes noc­tur­nas pu­lu­lan en es­ta área.

Es­tos ba­rrios no son los úni­cos lu­ga­res don­de em­pa­par­se de cul­tu­ra y arte. Chica­go tie­ne muy bue­nas op­cio­nes en cuan­to a mu­seos, co­mo The Art Ins­ti­tu­te of Chica­go, uno de los más im­por­tan­tes de Es­ta­dos Uni­dos, al ni­vel del Metropolitan de New York. Pa­ra los fans de los im­pre­sio­nis­tas y po­sim­pre­sio­nis­tas, es­te es el lu­gar fue­ra de Pa­rís con ma­yor acer­vo de obra de ar­tis­tas de es­tas corrientes pic­tó­ri­cas. Otro de los que mar­can enor­me pre­sen­cia es el Mu­seo de Arte Con­tem­po­rá­neo de Chica­go (MCA Chica­go), uno de los más gran­des del mun­do en su gé­ne­ro. Ideal si se va con ni­ños es vi­si­tar The Field (el mu­seo de his­to­ria na­tu­ral), con su enor­me co­lec­ción de ob­je­tos; y sus es­tre­llas, los di­no­sau­rios, que ex­pli­can la evo­lu­ción del pla­ne­ta. Jun­to con el Aqua­rium y el Pla­ne­ta­rio, for­man el área lla­ma­da Mu­seum Cam­pus de Chica­go. ●

El blues es la mú­si­ca dis­tin­ti­va de la ciu­dad y es muy va­ria­da la ofer­ta pa­ra dis­fru­tar­lo to­man­do una co­pa

ATOMIC LLC - FLICKR

The Crown Foun­tain, una obra in­ter­ac­ti­va de arte

J. KOONCE - FLICKR

El Mi­llen­nium Park, una de las ma­yo­res áreas ver­des

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.