La Mar­be­lla egip­cia

Una ciu­dad bal­nea­ria ar­ti­fi­cial en Egip­to –crea­da ha­ce 30 años– al sur de El Cairo hoy es un fo­co tu­rís­ti­co de la mano de un fes­ti­val de ci­ne y ho­te­les a to­do lu­jo

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Viajero Frecuente… - ISAAC J. MAR­TÍN

Al caer la no­che, la mú­si­ca co­mien­za a su­bir de vo­lu­men ca­mu­flan­do el so­ni­do de los mo­vi­mien­tos acro­bá­ti­cos de las coc­te­le­ras en las ca­lles de El Gou­na, una ciu­dad ar­ti­fi­cial que era el sue­ño de una fa­mi­lia mul­ti­mi­llo­na­ria y se ha con­ver­ti­do en la Mar­be­lla egip­cia.

A ori­llas del mar Ro­jo, las proas de los ya­tes atra­ca­dos apun­tan a un puer­to trans­for­ma­do en un es­ce­na­rio pa­ra la crè­me de la crè­me de Egip­to, don­de las mi­ra­das so­lo se di­ri­gen ha­cia las ce­le­bri­da­des ára­bes que se atu­san la bar­ba mien­tras se pre­pa­ran pa­ra la si­guien­te sel­fi o se al­ha­jan em­bu­ti­das en di­se­ños re­lu­cien­tes.

La ciu­dad bal­nea­rio de El Gou­na va a cum­plir 30 años en los que ha lo­gra­do al­go que sus fun­da­do­res cre­ye­ron “im­po­si­ble”: pa­sar de las du­nas ma­lea­bles a una ur­be que al­ber­ga aho­ra un fes­ti­val in­ter­na­cio­nal de ci­ne, ro­dea­do de los ho­te­les más lu­jo­sos, las fies­tas más ex­clu­si­vas y una rim­bom­ban­cia sin fin.

“Ha­ce 30 años, mi am­bi­ción era ha­cer un puer­to con al­gu­nos bo­tes, con al­gu­nos ami­gos y pe­que­ños ho­te­les (...) Cuan­do em­pe­cé nun­ca so­ñé ni si­quie­ra que se con­ver­ti­ría en una ciu­dad”, di­ce el mag­na­te egip­cio Sa­mih Sa­wi­ris, uno de los fun­da­do­res de El Gou­na.

Des­de la al­fom­bra ro­ja de la se­gun­da edi­ción de El Gou­na Film Fes­ti­val, que tu­vo lu­gar a fi­na­les de se­tiem­bre, el pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Oras­com De­ve­lop­ment Hol­ding, em­pre­sa en­car­ga­da de edi­fi­car la ciu­dad bal­nea­rio, ex­pli­ca­ba son­rien­do que “crear una ciu­dad nun­ca es­tá en la ta­bla de pla­ni­fi­ca­ción de pro­yec­tos”.

Pe­ro una vez que co­men­za­ron, ex­pli­có en­tre bro­mas, pa­ra “es­ta ma­la idea” hu­bo tan­ta de­man­da de ser­vi­cios que El Gou­na aho­ra tie­ne una uni­ver­si­dad y co­le­gio in­ter­na­cio­na­les, así co­mo un hos­pi­tal y un ae­ro­puer­to en una zo­na en la que vi­ven 20 mil per­so­nas, en­tre ellas cien­tos de ex­tran­je­ros.

Es­ta idea de la fa­mi­lia Sa­wi­ris, a la que For­bes co­lo­ca en­tre los mul­ti­mi­llo­na­rios más ri­cos de Áfri­ca y Orien­te Me­dio, es­tá ubi­ca­da unos 450 ki­ló­me­tros al sur de El Cairo y cuen­ta con una su­per­fi­cie de 36 mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos.

De esa su­per­fi­cie ape­nas se ha desa­rro­lla­do po­co más de una ter­ce­ra par­te has­ta el mo­men­to, di­jo a Efe el se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo de Oras­com, Kha­led Bi­cha­ra.

“El Gou­na es co­mo un sue­ño, al igual que el ci­ne es co­mo un sue­ño. Na­die pen­sa­ba que es­to iba a ser así cuan­do los Sa­wi­ris co­men­za­ron” el pro­yec­to, apun­ta el di­rec­tor del fes­ti­val de ci­ne, el ira­quí In­tis­hal Al Ti­mi­mi.

Ocho días de ci­ne ára­be e in­ter­na­cio­nal inun­dan des­de 2017 la pe­que­ña ciu­dad, que es­te año ha vis­to des­fi­lar por su al­fom­bra el ac­tor es­ta­dou­ni­den­se Syl­ves­ter Sta­llo­ne, re­co­no­ci­do en el cer­ta­men con un pre­mio por su tra­yec­to­ria, así co­mo otros in­tér­pre­tes co­mo Owen Wil­son (Una no­che

en el mu­seo) y Pa­trick Dem­psey (Ana­to­mía de Grey).

“Lo que hi­ci­mos son co­sas im­po­si­bles. Hi­ci­mos lo im­po­si­ble pe­ro no so­lo yo, sino to­do el equi­po de di- rec­ción, vo­lun­ta­rios, to­da la gen­te que nos ro­dea (...) Nues­tro ob­je­ti­vo es te­ner un fes­ti­val de ci­ne mo­derno, fres­co, de­mo­crá­ti­co y fuer­te”, se­ña­la Al Ti­mi­mi.

Las lu­ces de los fo­cos so­bre las pe­que­ñas ca­sas de es­te oa­sis “mo­derno”, que man­tie­ne vi­va la ar­qui­tec­tu­ra nu­bia con sus ca­rac­te­rís­ti­cas bó­ve­das, ha­cen que la no­che sus­ti­tu­ya al día.

Aquí la cul­tu­ra for­ma par­te de un am­bien­te don­de los tu­ris­tas apro­ve­chan pa­ra dis­fru­tar de la pro­gra­ma­ción in­de­pen­dien­te po­co ha­bi­tual en las sa­las de ci­ne egip­cias.

“Es­ta se­gun­da edi­ción del fes­ti­val ha si­do to­do un re­to en com­pa­ra­ción con el año pa­sa­do. Mu­cha gen­te no to­ma­ba en se­rio es­te fes­ti­val por ubi­car­se en una ciu­dad bal­nea­rio”, di­ce el di­rec­tor ar­tís­ti­co de la mues­tra, el ci­neas­ta egip­cio Amer Ram­sis.

Con la pro­gra­ma­ción de es­te año, en la que ha­bía in­clui­do un gran nú­me­ro de cor­to­me­tra­jes, ha con­se­gui­do que ven­gan per­so­nas de to­do el mun­do, “y no so­lo in­vi­ta­dos”, pa­ra ocu­par los más de 1.000 asien­tos que tie­ne el prin­ci­pal tea­tro de la ciu­dad.

Lo que cri­ti­ca Ram­sis es pre­ci­sa­men­te que no exis­ta una in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca en los paí­ses ára­bes por la fal­ta de sa­las pa­ra pro­yec­tar fil­mes, aun­que con el pa­so de los años es­pe­ra que es­to cam­bie y El Gou­na for­me par­te de ello. ●

FOTOS: A.DROP - FLICKR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.