El com­ple­jo es­ce­na­rio elec­to­ral por con­de­na de Lula y pro­ce­so con­tra Te­mer

En­tre la con­de­na de Lula y la in­ves­ti­ga­ción con­tra Te­mer, el gi­gan­te re­gio­nal se de­ba­te en una cri­sis ins­ti­tu­cio­nal y con in­cier­to fu­tu­ro elec­to­ral

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA -

Lula , con­de­na­do, can­di­da­to y ex­pec­tan­te

El ex­pre­si­den­te Luiz Iná­cio Lula da Sil­va (Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res), con­de­na­do es­te miér­co­les a nue­ve años y me­dio de pri­sión por los de­li­tos de co­rrup­ción y la­va­do de di­ne­ro, pue­de aún ser can­di­da­to a la pre­si­den­cia. Co­mo la sen­ten­cia del juez an­ti­co­rrup­ción Ser­gio Mo­ro fue en pri­me­ra ins­tan­cia, has­ta que no se dé la se­gun­da, el ve­te­rano po­lí­ti­co es­ta­rá en li­ber­tad y ha­bi­li­ta­do pa­ra pos­tu­lar­se nue­va­men­te en los co­mi­cios de 2018. No so­lo anun­ció es­te jue­ves en con­fe­ren­cia de pren­sa que lo ha­rá –es fa­vo­ri­to en las en­cues­tas–, sino que ade­más es­pe­ra que el ac­tual pre­si­den­te, Mi­chel Te­mer, sea des­alo­ja­do del po­der (ver re­cua­dro). Po­dría dar­se un es­ce­na­rio ex­tra­ño: que ga­na­ra las elec­cio­nes y lue­go el fa­llo de se­gun­da ins­tan­cia ra­ti­fi­ca­ra su cul­pa­bi­li­dad. En ese ca­so, Lula po­dría asu­mir, y re­cién cum­plir la con­de­na una vez que de­ja­ra la pre­si­den­cia. Así y to­do, lo ló­gi­co es que el fa­llo sal­ga an­tes de las elec­cio­nes, de ma­ne­ra de evi­tar una si­tua­ción de­li­ca­da des­de lo ins­ti­tu­cio­nal. Un es­ce­na­rio fa­vo­ra­ble a Lula se­ría que el pro­ce­so con­tra Te­mer avan­za­ra, el ac­tual pre­si­den­te fue­se sus­ti­tui­do y, an­te la po­ca le­gi­ti­mi­dad de cual­quier even­tual su­ce­sor, se apro­ba­ra una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal pa­ra lla­mar a elec­cio­nes an­ti­ci­pa­das, con lo que Lula le ga­na­ría tiem­po a la Jus­ti­cia. Pa­re­ce di­fí­cil.

Te­mer da pe­lea y bus­ca evi­tar el jui­cio po­lí­ti­co

El pre­si­den­te de Bra­sil, Mi­chel Te­mer (PMDB), si­gue es­tan­do con­tra las cuer­das y sor­tea los em­ba­tes pa­ra que re­nun­cie al car­go. La de­nun­cia del fis­cal ge­ne­ral, Ro­dri­go Ja­not, por co­rrup­ción –lue­go que se co­no­cie­ra una gra­ba­ción del em­pre­sa­rio Joes­ley Ba­tis­ta, due­ño del gru­po cár­ni­co JBS, en la que Te­mer ad­mi­tía el pa­go de so­bor­nos a un ex­dipu­tado, e in­clu­so un alle­ga­do su­yo re­ci­bie­ra una ma­le­ta con di­ne­ro pa­ra él– lo de­jó muy mal pa­ra­do. La de­nun­cia in­gre­só a la Cá­ma­ra de Dipu­tados, don­de una co­mi­sión re­co­men­dó es­ta se­ma­na ar­chi­var el ca­so, lue­go que el pre­si­den­te ope­ra­ra pa­ra cam­biar su in­te­gra­ción y con­se­guir una vo­ta­ción fa­vo­ra­ble. Su suer­te se de­fi­ni­rá el 2 de agos­to cuan­do el pleno de Dipu­tados vo­ta­rá si la de­nun­cia lle­ga a la Cor­te Su­pre­ma, que de­ci­di­rá si le ini­cia un jui­cio po­lí­ti­co. Pa­ra que eso pa­se, se ne­ce­si­tan 342 vo­tos so­bre 513 dipu­tados. Si su­pera ese obs­tácu­lo, Te­mer po­drá com­ple­tar el man­da­to. Si se va, se ge­ne­ra­rá un va­cío de po­der y mu­chos pi­den elec­cio­nes an­ti­ci­pa­das, por la po­ca le­gi­ti­mi­dad que ten­dría su su­ce­sor. Pe­ro pa­ra eso se­ría ne­ce­sa­ria una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.