Un país en cri­sis hu­ma­ni­ta­ria

Or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les in­ter­ce­den pa­ra po­ner fin al en­fren­ta­mien­to y re­cons­truir al país

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA -

Su­mi­do en una gue­rra que lle­va ya más de dos años y de­jó co­mo sal­do has­ta hoy más de 20 mil víc­ti­mas y cer­ca de 50 mil he­ri­dos, Ye­men, un país de 194.553 ki­ló­me­tros cua­dra­dos y con 27,5 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, pre­sen­ta una cri­sis hu­ma­ni­ta­ria sin pre­ce­den­tes –de las peo­res del si­glo XXI– y en la que la ham­bru­na y la epi­de­mia de có­le­ra agra­van la si­tua­ción ca­da día.

El je­fe de la or­ga­ni­za­ción no gu­ber­na­men­tal Care In­ter­na­tio­nal afir­mó que la cri­sis hu­ma­ni­ta­ria en Ye­men, un país de­san­gra­do por la gue­rra y gol­pea­do por una epi­de­mia de có­le­ra, es “una ver­güen­za pa­ra la hu­ma­ni­dad”.

“Es­ta­mos en el si­glo XXI y la si­tua­ción ac­tual es una ver­güen­za in­ne­ga­ble” pa­ra el mun­do, ase­gu­ró Wolf­gang Ja­mann, al con­cluir una vi­si­ta de cin­co días al país.

Los efec­tos de la gue­rra de­ter­mi­na­ron que dis­tin­tos puer­tos im­por­tan­tes ubi­ca­dos so­bre la cos­ta del mar Rojo es­tén blo­quea­dos, lo que im­pi­de el ac­ce­so de alimentos y me­di­ca­men­tos a mi­llo­nes de per­so­nas.

La gue­rra

En ese mar­co, la gue­rra si­gue hun­dien­do a un país ca­da vez más po­bre des­de mar­zo de 2015.

Des­de ese mo­men­to, un gru­po in­te­gra­do por mi­li­cia­nos hut­hi, una mi­no­ría re­li­gio­sa chii­ta, con el apo­yo de tro­pas del ejér­ci­to lea­les al ex­pre­si­den­te Alí Ab­da­llah Sa­leh, se en­fren­ta a com­ba­tien­tes afi­nes al ac­tual pre­si­den­te Abd Rab­bo Man­sur Ha­di, gru­pos opues­tos a los hut­hi y una coa­li­ción li­de­ra­da por Ara­bia Sau­di­ta y que apo­ya Es­ta­dos Uni­dos.

El apo­yo de Ara­bia Sau­di­ta se ex­pli­ca por­que ese país con­si­de­ra co­mo un pe­li­gro po­ten­cial a las mi­li­cias hut­hi, por sus víncu­los con Irán, el gran enemi­go ára­be en esa con­vul­sio­na­da re­gión.

Con ese te­lón de fondo, la des­truc­ción de bue­na par­te de las in­fra­es­truc­tu­ras del país, so­bre to­do las sa­ni­ta­rias, no era di­fí­cil ima­gi­nar que pu­die­ra ge­ne­rar­se una le­tal epi­de­mia de có­le­ra, don­de unas 7 mil per­so­nas se con­ta­gian la en­fer­me­dad por día.

Es que a los pro­ble­mas ge­ne­ra­dos por la gue­rra, se su­man la fal­ta de hi­gie­ne y agua po­ta­ble, la ca­ren­cia de alimentos y las di­fi­cul­ta­des pa­ra ac­ce­der al mer­ca­do la­bo­ral, por ejem­plo.

Los ni­ños, un pro­ble­ma

En ese es­ta­do de si­tua­ción, los que lle­van la peor par­te son los ni­ños, don­de unos dos mi­llo­nes pa­de­cen “des­nu­tri­ción agu­da”, se­gún da­tos de las Na­cio­nes Uni­das.

Cer­ca del 80% de los ni­ños ye­me­níes ne­ce­si­ta ayu­da hu­ma­ni­ta­ria in­me­dia­ta.

Re­pre­sen­tan­tes de dis­tin­tos or­ga­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les hi­cie­ron co­rrer re­cien­te­men­te la voz de alar­ma.

“La des­nu­tri­ción ha­ce que los ni­ños sean más sen­si­bles al có­le­ra y las en­fer­me­da­des crean ma­yor des­nu­tri­ción: es una com­bi­na­ción vi­cio­sa”, ad­vir­tie­ron los fun­cio­na­rios de esas or­ga­ni­za­cio­nes, que vi­si­ta­ron Adén, ubi­ca­da al sur y ca­pi­tal “pro­vi­sio­nal” del go­bierno re­co­no­ci­do por la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, así co­mo Sa­ná, la ca­pi­tal que con­ti­núan con­tro­lan­do las tro­pas re­bel­des.

“El país es­tá al bor­de de la ham­bru­na y más del 60% de la po­bla­ción no sa­be dón­de ob­ten­drá su pró­xi­ma co­mi­da”, con­clu­ye­ron los di­rec­to­res de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), Te­dros Ad­ha­nom Ghe­bre­ye­sus; del Pro­gra­ma Mun­dial de Alimentos (PMA), Da­vid Beas­ley; y de la Uni­cef, Ant­hony La­ke.

La epi­de­mia

La epi­de­mia de có­le­ra, un pro­ble­ma en si mis­mo, agra­vó to­da­vía más una si­tua­ción que ya era bas­tan­te pre­ca­ria. La epi­de­mia se de­cla­ró a fi­na­les de abril y se es­ti­ma que pue­de al­can­zar el um­bral de 600 mil ca­sos pa­ra fi­na­les de 2017, se­gún el Co­mi­té In­ter­na­cio­nal de la Cruz Ro­ja (CICR), cu­yo pre­si­den­te, Pe­ter Mau­rer, tam­bién vi­si­tó el país re­cien­te­men­te.

Se es­ti­ma que uno de ca­da 45 ye­me­níes ha­brá con­traí­do la en­fer­me­dad a fi­na­les de año co­mo con­se­cuen­cia di­rec­ta del con­flic­to que “arrui­nó” los ser­vi­cios exis­ten­tes y tam­bién re­per­cu­tió en el sis­te­ma sa­ni­ta­rio, afir­mó ese or­ga­nis­mo en un re­por­te. Mien­tras tan­to, más de 400 mil per­so­nas se en­fer­ma­ron y unas 1.900 mu­rie­ron des­de abril en la se­gun­da epi­de­mia de có­le­ra en ese país en me­nos de un año, se­gún la Cruz Ro­ja y la OMS.

Los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les en­fa­ti­za­ron que ca­si la to­ta­li­dad de las per­so­nas afec­ta­das por la en­fer­me­dad es­ta­rían en con­di­cio­nes de so­bre­vi­vir si tie­nen ac­ce­so irres­tric­to a los ser­vi­cios de sa­lud. Pe­ro en es­te mo­men­to me­nos de la mitad de las ins­ta­la­cio­nes mé­di­cas es­tán ope­ra­ti­vas.

Re­pre­sen­tan­tes de or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les rea­li­za­ron in­ten­sas ges­tio­nes an­te la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal pa­ra en­con­trar una so­lu­ción pa­cí­fi­ca al con­flic­to que per­mi­ta re­cons­truir el país y po­ner fin a la cri­sis hu­ma­ni­ta­ria.

Pe­ro sie­te acuer­dos de tre­gua ne­go­cia­dos por las Na­cio­nes Uni­das ca­ye­ron en sa­co ro­to, pues am­bas par­tes si­guen mos­trán­do­se in­tran­si­gen­tes, pe­se a que el cos­to hu­mano es ca­da vez más ele­va­do.

Y.ARHAB - EFE

Los ni­ños lle­van la peor par­te en la gue­rra de Ye­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.