El otro Bin La­den

Hi­jo del lí­der se pre­pa­ra pa­ra to­mar el man­do

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA -

Un fo­to­mon­ta­je di­fun­di­do por Al Qae­da pa­ra con­me­mo­rar el 16º aniver­sa­rio de los aten­ta­dos del 11 de setiembre mues­tra el ros­tro de Osa­ma bin La­den en­vuel­to en las lla­mas de las to­rres ge­me­las. A su la­do, es­tá su hi­jo Ham­za, el “prín­ci­pe he­re­de­ro de la yihad”.

Ham­za apa­re­ce des­de que era ape­nas un ni­ño en la pro­pa­gan­da de la red fun­da­da por su pa­dre. Aho­ra, con 28 años, ana­lis­tas es­ti­man que se pre­pa­ra pa­ra to­mar las rien­das de la or­ga­ni­za­ción y uni­fi­car a los yiha­dis­tas del mundo con un mis­mo nom­bre, apro­ve­chan­do el de­bi­li­ta­mien­to mi­li­tar del Es­ta- do Is­lá­mi­co. En un in­for­me pu­bli­ca­do por el Com­ba­ting Te­rro­rism Center de West Point, Ali Sou­fan, exa­gen­te especial del FBI es­pe­cia­lis­ta de Al Qae­da, es­cri­bió: “Ham­za es­tá en ple­na pre­pa­ra­ción pa­ra ocu­par un pa­pel di­ri­gen­te en la or­ga­ni­za­ción crea­da por su pa­dre”.

El exa­gen­te con­si­de­ró que Ham­za es quien es­tá en me­jor po­si­ción pa­ra “reuni­fi­car” al mo­vi­mien­to yiha­dis­ta mun­dial.

Hi­jo nú­me­ro 15 de los 20 hi­jos de Osa­ma bin La­den, Ham­za re­ci­be des­de sus pri­me­ros años una for­ma­ción pa­ra se­guir los pa­sos de su pa­dre. Es­tu­vo a su la­do en Af­ga­nis­tán, an­tes del 11 de setiembre de 2011. Allí apren­dió a usar ar­mas. La vís­pe­ra del aten­ta­do con­tra las To­rres Ge­me­las y el Pen­tá­gono, Ham­za fue eva­cua­do con las mu­je­res y ni­ños del clan ha­cia Ja­la­la­bad, y lue­go a Irán, don­de fue­ron pues­tos du­ran­te años ba­jo vi­gi­lan­cia do­mi­ci­lia­ria. Nun­ca vol­vió a ver a su pa­dre.

Gra­cias a un so­fis­ti­ca­do sis­te­ma de co­rres­pon­den­cia, el hi­jo fa­vo­ri­to de Bin La­den man­tu­vo con­tac­to con su pa­dre, obli­ga­do a vi­vir en la clan­des­ti­ni­dad. En es­tas car­tas, al­gu­nas de las cua­les fue­ron des­cu­bier­tas en el ope­ra­ti­vo en el que mu­rió Bin La­den en 2011 en Ab­bot­ta­bad (Pa­kis­tán), el jo­ven ase­gu­ra que es­tá “he­cho de ace­ro” y es­tá dis­pues­to a ser un “már­tir”. En un men­sa­je de au­dio de agos­to 2015, el egip­cio Ay­man al-Za­wahi­ri, quien su­ce­dió a Osa­ma bin La­den al man­do del gru­po, anun­ció que un “nue­vo león nació en la gua­ri­da de Al Qae­da (Osa­ma sig­ni­fi­ca “león” en árabe).

Se es­cu­cha la voz de Ham­za ren­dir ho­me­na­je a su pa­dre, un “már­tir”, y a su her­mano ma­yor, que mu­rió tra­tan­do de pro­te­ger­lo, y pi­de a los yiha­dis­tas “ata­car des­de Ka­bul a Bag­dad, des­de Ga­za a Was­hing­ton, Lon­dres, Pa­rís y Tel Aviv”. Un año des­pués, en una dia­tri­ba ti­tu­la­da “To­dos so­mos Osa­ma”, lla­ma a la ven­gan­za y ad­vier­te: “Si creen que no ten­drán que res­pon­der por el cri­men en Ab­bot­ta­bad se equi­vo­can”. Pa­ra Ali Sou­fan no hay du­das de que se­rá un “je­fe te­mi­ble”. (Ba­sa­do en AFP)

Osa­ma bin La­den

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.