A 50 años de la muer­te del Che Gue­va­ra

Am­bos paí­ses re­cor­da­rán su fi­gu­ra

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA -

Me­dio si­glo des­pués de su muer­te en la sel­va bo­li­via­na, Er­nes­to “Che” Gue­va­ra, fi­gu­ra mí­ti­ca de la ac­ción re­vo­lu­cio­na­ria ar­ma­da du­ran­te la Gue­rra Fría, re­ci­bi­rá ho­me­na­jes en Cu­ba y en Bo­li­via.

En Cu­ba, don­de to­dos los es­co­la­res co­mien­zan la jor­na­da ha­cien­do el ju­ra­men­to de “se­re­mos co­mo el Che”, el mau­so­leo que guar­da los res­tos del “gue­rri­lle­ro he­roi­co” des­de 1997 en San­ta Cla­ra se­rá el es­ce­na­rio prin­ci­pal de los ac­tos con­me­mo­ra­ti­vos.

El pre­si­den­te Raúl Cas­tro, su­ce­sor de su her­mano Fi­del, muer­to el año pa­sa­do, ren­di­rá ho­me­na­je a quien so­lía lla­mar “el ar­gen­tino” en esa ciu­dad, que Gue­va­ra to­mó tras una de­ci­si­va ba­ta­lla con­tra las tro­pas del dic­ta­dor Ful­gen­cio Ba­tis­ta (1952-1958).

Co­mo es tra­di­ción en la is­la, el tri­bu­to al Che se rea­li­za­rá es­te do­min­go, día del aniver­sa­rio de su cap­tu­ra por el ejér­ci­to bo­li­viano.

Sus cua­tro hi­jos, na­ci­dos y re­si­den­tes en la is­la, son es­pe­ra­dos en el sur de Bo­li­via, don­de el gue­rri­lle­ro fue eje­cu­ta­do el 9 de oc­tu­bre de 1967. An­te­rior­men­te con­fi­na­do a tri­bu­tos en los cuar­te­les, el ejér­ci­to bo­li­viano par­ti­ci­pa­rá por pri­me­ra vez en los ac­tos ofi­cia­les.

La Paz des­ta­ca que “el con­tex­to es di­fe­ren­te” al de la épo­ca en que el gue­rri­lle­ro fue cap­tu­ra­do y eje­cu­ta­do por los mi­li­ta­res bo­li­via­nos, con la luz ver­de del pre­si­den­te Re­né Ba­rrien­tos (19641969), un fe­roz an­ti­co­mu­nis­ta. Hoy, el pre­si­den­te so­cia­lis­ta Evo Mo­ra­les, de­cla­ra­do ad­mi­ra­dor del Che, con­me­mo­ra el aniver­sa­rio.

El 8 de oc­tu­bre de 1967, el ejér­ci­to bo­li­viano, con el apo­yo de dos agen­tes de la CIA cu­ba­noes­ta­dou­ni­den­ses, cap­tu­ró al Che, en­ton­ces al fren­te de un pu­ña­do de gue­rri­lle­ros. He­ri­do en com­ba­te, Gue­va­ra fue con­du­ci­do a una es­cue­la aban­do­na­da del po­bla­do de La Hi­gue­ra don­de pa­só su úl­ti­ma no­che. Al me­dio­día si­guien­te, el re­vo­lu­cio­na­rio fue eje­cu­ta­do por el sar­gen­to Ma­rio Te­rán.

A los 39 años, el Che en­tra­ba en la le­yen­da, mien­tras su cuer­po iner­te era ex­hi­bi­do cual tro­feo en la ve­ci­na lo­ca­li­dad de Va­lle­gran­de.

En Cu­ba, el Che fue eri­gi­do co­mo un ver­da­de­ro “san­to de la Re­vo­lu­ción”, sub­ra­ya Mi­chael Shif­ter, pre­si­den­te del cen­tro de análisis Diá­lo­go In­te­ra­me­ri­cano de Washington. Des­pués de gra­duar­se co­mo mé­di­co y de dis­tin­tos via­jes, el ro­sa­rino Gue­va­ra co­no­ció a Raúl y Fi­del Cas­tro en Mé­xi­co an­tes de en­ro­lar­se al mo­vi­mien­to re­vo­lu­cio­na­rio que los lle­vó al po­der en Cu­ba en 1959. (Ba­sa­do en AFP)

AFP - M. HUT­TEN

Er­nes­to “Che” Gue­va­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.