“Qué es Es­pa­ña”

El Observador Fin de Semana - Mundo - - LA CRISIS EN CATALUÑA - GA­BRIEL PAS­TOR twit­ter.com/ga­briel­pas­tor65

Es­pa­ña, le­jos de los sai­ne­tes po­lí­ti­cos la­ti­noa­me­ri­ca­nos, es una de­mo­cra­cia ma­du­ra, que go­za del re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal por el res­pe­to a to­das las li­ber­ta­des fun­da­men­ta­les, que tie­ne un fun­cio­na­mien­to ar­mó­ni­co de los po­de­res cons­ti­tu­cio­na­les y un só­li­do Es­ta­do de de­re­cho.

Es por eso que al po­li­tó­lo­go Scott L. Greer, pro­fe­sor en la Uni­ver­si­dad de Mi­chi­gan, le lla­ma mu­cho la aten­ción el des­a­gui­sa­do del reino y no sa­le de su asom­bro por có­mo un es­ta­do miem­bro de la Unión Eu­ro­pea pu­do en­re­dar­se en el con­flic­to de Ca­ta­lu­ña y ter­mi­nar en una cri­sis po­lí­ti­ca iné­di­ta en por lo me­nos cua­tro dé­ca­das.

El aca­dé­mi­co es­ta­dou­ni­den­se es­tá alar­ma­do por la se­gui­di­lla de “acon­te­ci­mien­tos sin pre­ce­den­tes” en la po­lí­ti­ca es­pa­ño­la: re­fe­rén­dum (ile­gal) a fa­vor de la se­ce­sión ca­ta­la­na con la po­li­cía blo­quean­do a los vo­tan­tes; de­cla­ra­ción de in­de­pen­den­cia; pos­te­rior sus­pen­sión del go­bierno au­tó­no­mo por par­te del go­bierno es­pa­ñol; mar­chas en las ca­lles de Bar­ce­lo­na en con­tra de la in­de­pen­den­cia; arres­to de los lí­de­res se­ce­sio­nis­tas acu­sa­dos por se­di­ción y re­be­lión... A los que po­dría su­mar­se, sin dis­tor­sio­nar la opi­nión del po­li­tó­lo­go, la bru­tal re­pre­sión po­li­cial con­tra los su­ble­va­dos.

El oc­tu­bre ne­gro es­pa­ñol se ex­pli­ca por una pé­si­ma ges­tión de la po­lí­ti­ca de par­te de Madrid y de Bar­ce­lo­na, sin des­co­no­cer que la ley es­tá del la­do del go­bierno de Ma­riano Ra­joy.

Los po­lí­ti­cos cen­tra­lis­tas co­mo Ra­joy y los se­ce­sio­nis­tas co­mo Car­les Puig­de­mont –que car­ga con la pe­sa­da mo­chi­la de la irres­pon­sa­bi­li­dad– de­be­rían apren­der de los bue­nos ofi­cios de la can­ci­ller ale­mán An­ge­la Mer­kel en la ges­tión de la po­lí­ti­ca, y leer con cui­da­do al­gu­nas re­fle­xio­nes del ex­pre­si­den­te Fe­li­pe Gon­zá­lez.

El so­cia­lis­ta es­pa­ñol es­cri­bió ha­ce cua­tro años, en un li­bro so- bre el li­de­raz­go, que “la po­lí­ti­ca es el ar­te de go­ber­nar el es­pa­cio pú­bli­co que com­par­ti­mos to­dos”, que, na­tu­ral­men­te, es “un es­pa­cio co­mún con­flic­ti­vo”.

Y uno de los as­pec­tos pro­ble­má­ti­cos es pre­ci­sa­men­te el de los sen­ti­mien­tos de per­te­nen­cia co­mo los de Ca­ta­lu­ña.

“Se­gui­mos dis­cu­tien­do qué es Es­pa­ña, qué so­mos (...) y se­gui­mos lia­dos en ese en­re­do in­fi­ni­to de los sen­ti­mien­tos de per­te­nen­cia más o me­nos ex­clu­yen­tes”, es­cri­be Gon­zá­lez. Y esos sen­ti­mien­tos de per­te­nen­cia –co­mo el ca­ta­lán, vas­co, ga­lle­go, an­da­luz– “ata­ñen al mun­do de lo no ra­cio­nal y so­bre los que hay que go­ber­nar”.

El Par­ti­do Po­pu­lar ha go­ber­na­do el sen­ti­mien­to de per­te­nen­cia de Ca­ta­lu­ña con más po­lí­ti­cas re­cen­tra­li­za­do­ras que han agra­va­do el pro­ble­ma se­ce­sio­nis­ta y así lo re­fle­jan los es­tu­dios de opi­nión pú­bli­ca.

Aun­que se­ría muy in­ge­nuo creer que las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas del 21 de di­ciem­bre son una so­lu­ción al con­flic­to in­de­pen­den­tis­ta, pue­den ser una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra cam­biar la pi­sa­da.

De­pen­de de si las dos par­tes apro­ve­chan el es­ce­na­rio elec­to­ral pa­ra con­du­cir una ne­go­cia­ción que en­cuen­tre una res­pues­ta ra­zo­na­da a las quejas ca­ta­la­nas sin po­ner en jue­go lo que es Es­pa­ña. Aun­que hoy pa­re­ce im­po­si­ble, el po­li­tó­lo­go Greer re­cuer­da una lar­ga his­to­ria de acer­ca­mien­to prag­má­ti­co en­tre Es­pa­ña y Ca­ta­lu­ña. Los go­ber­nan­tes na­cio­na­les y re­gio­na­les tie­nen una opor­tu­ni­dad ex­cep­cio­nal pa­ra re­to­mar po­co a po­co el ca­mino de la nor­ma­li­dad.

El Par­ti­do Po­pu­lar ha go­ber­na­do el sen­ti­mien­to de per­te­nen­cia de Ca­ta­lu­ña con más po­lí­ti­cas re­cen­tra­li­za­do­ras que han agra­va­do el pro­ble­ma se­ce­sio­nis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.