Cri­sis fi­nan­cie­ra se acen­tuó por el hu­ra­cán

DI­FI­CUL­TA­DES. La is­la pi­dió ayu­da reite­ra­da­men­te al go­bierno fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA - PA­TRI­CIA MAZZEI Y MARY WI­LLIAMS WALSH

La de­vas­ta­ción que cau­só el hu­ra­cán en se­tiem­bre hi­zo que la si­tua­ción eco­nó­mi­ca ur­gen­te que pa­de­cía Puer­to Ri­co em­peo­ra­ra aún más: re­cien­te­men­te, los lí­de­res de la is­la re­co­no­cie­ron que, de­bi­do a los da­ños, no po­drán pa­gar nin­gu­na par­te de su deu­da, que as­cien­de a más de US$ 70.000 mi­llo­nes, sino has­ta den­tro de cin­co años.

Po­co an­tes de que lle­ga­ra el hu­ra­cán, Puer­to Ri­co ha­bía he­cho pla­nes pa­ra pa­gar un to­tal de US$ 3.600 mi­llo­nes a los acree­do­res pa­ra 2022.

Esa era una par­te del mon­to a pa­gar si la is­la, un te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se, no hu­bie­ra in­cum­pli­do sus obli­ga­cio­nes.

Aho­ra, Puer­to Ri­co es­pe­ra que es­te año su pre­su­pues­to ten­ga un sal­do ne­ga­ti­vo de US$ 3.400 mi­llo­nes –un dé­fi­cit que tar­da­rá cin­co años en fi­ni­qui­tar­se– de­bi­do a los es­tra­gos de la tor­men­ta.

El go­ber­na­dor Ri­car­do Ros­se­lló aca­ba de de­cir que esas me­di­das eran ne­ce­sa­rias pa­ra ayu­dar al go­bierno de la is­la a lo­grar un pre­su­pues­to equi­li­bra­do, co­mo pi­dió la jun­ta de su­per­vi­sión fe­de­ral que con­tro­la las fi­nan­zas de Puer­to Ri­co.

Sin re­for­mas eco­nó­mi­cas, el dé­fi­cit se­ría cer­cano a US$ 8.000 mi­llo­nes, es­ti­mó el go­bierno de Ros­se­lló.

Des­pués de años de apo­yar una eco­no­mía en pro­ble­mas con prés­ta­mos in­sos­te­ni­bles, el ajus­te fi­nan­cie­ro de cuen­tas de Puer­to Ri­co era inevi­ta­ble.

Mo­ra­to­ria

El im­pac­to du­ra­de­ro del hu­ra­cán, co­mo lo mues­tra un nue­vo plan, so­lo em­peo­ra­rá la si­tua­ción y ex­ten­de­rá el su­fri­mien­to de los tra­ba­ja­do­res y ne­go­cios de la is­la.

La mo­ra­to­ria de deu­da de cin­co años fue par­te de un plan fis­cal ac­tua­li­za­do que Puer­to Ri­co tu­vo que pre­sen­tar an­te la jun­ta.

Se ha­bía apro­ba­do un pri­mer bo­rra­dor, con cier­tas ex­cep­cio­nes, an­tes de que los hu­ra­ca­nes Ir­ma y Ma­ría cho­ca­ran con la is­la ca­ri­be­ña en se­tiem­bre.

Sin em­bar­go, ese plan tu­vo que ser re­di­se­ña­do an­te la in­men­sa de­vas­ta­ción que pro­vo­có Ma­ría, la cual ge­ne­ró la sa­li­da de mi­les de puer­to­rri­que­ños de la is­la en­tre des­pi­dos y apa­go­nes.

Cer­ca de un ter­cio de la gen­te si­gue sin elec­tri­ci­dad, a más de cua­tro me­ses de la tor­men­ta.

Éxo­do

“Ya es­tá­ba­mos en re­ce­sión en Puer­to Ri­co”, afir­mó Ros­se­lló. Agre­gó que de­bi­do al hu­ra­cán “el im­pac­to so­cial fue sig­ni­fi­ca­ti­vo, por el éxo­do y la dis­mi­nu­ción de la po­bla­ción”.

El go­bierno pro­yec­ta que su po­bla­ción se re­du­ci­rá 19,4% en los pró­xi­mos cin­co años, con un éxo­do es­ti­ma­do to­tal de más de 600.000 per­so­nas.

En el nue­vo plan fis­cal, el go­bierno de­pen­de de for­ma im­por­tan­te del di­ne­ro fe­de­ral tan­to pa­ra re­pa­rar los da­ños co­mo pa­ra reavi­var la eco­no­mía, la cual, se­gún el plan, se con­tra­jo 11,2%, cer­ca del tri­ple de lo que el go­bierno cal­cu­la­ba el año pa­sa­do.

El go­bierno ne­ce­si­ta re­ci­bir US$ 35.300 mi­llo­nes en asis­ten­cia pú­bli­ca de la Agen­cia Fe­de­ral pa­ra

el Ma­ne­jo de Emergencias (FEMA, por su si­gla en in­glés).

No obs­tan­te, la is­la es­pe­ra ob­te­ner “bas­tan­te más” en ayu­da, des­pués de ha­ber so­li­ci­ta­do US$ 94.400 mi­llo­nes al con­gre­so en asis­ten­cia pa­ra afron­tar un desas­tre na­tu­ral co­mo es­te.

La asis­ten­cia pa­ra el hu­ra­cán se man­tu­vo se­pa­ra­da del pro­yec­to de ley de gas­to tem­po­ral, y los le­gis­la­do­res, en­vuel­tos en una lu­cha po­lí­ti­ca por el te­ma mi­gra­to­rio, aún de­ben de­ci­dir .

El go­bierno fe­de­ral ha cues­tio­na­do si Puer­to Ri­co tie­ne tan po­co di­ne­ro en efec­ti­vo co­mo di­ce.

Por ejem­plo, el 9 de enero, el De­par­ta­men­to del Te­so­ro y FEMA no­ti­fi­ca­ron a Puer­to Ri­co de que no po­día co­men­zar a to­mar par­te del prés­ta­mo de US$ 4.900 mi­llo­nes apro­ba­do por el con­gre­so co­mo ayu­da por el desas­tre na­tu­ral por­que el te­rri­to­rio aún tie­ne cer­ca de US$ 1.700 mi­llo­nes en efec­ti­vo dis­po­ni­bles pa­ra gas­tar, así co­mo otros US$ 6.900 mi­llo­nes en efec­ti­vo “en de­pó­si­tos en más de 800 cuen­tas en to­das las en­ti­da­des gu­ber­na­men­ta­les del Es­ta­do Li­bre Aso­cia­do”.

Ha­ce al­gu­nos días, la jun­ta su­per­vi­so­ra ha­bía pre­gun­ta­do a los fun­cio­na­rios puer­to­rri­que­ños so­bre los US$ 6.900 mi­llo­nes que se des­cu­brie­ron en di­ciem­bre.

Se se­ña­ló en­ton­ces que cer­ca de US$ 4.300 mi­llo­nes es­ta­ban ata­dos en fi­nan­cia­mien­tos pa­ra otras agencias gu­ber­na­men­ta­les, aun cuando los ser­vi­cios pú­bli­cos es­tán su­frien­do pa­ra sa­lir ade­lan­te.

En mayo del año pa­sa­do, Puer­to Ri­co se ha­bía de­cla­ra­do en ban­ca­rro­ta, lo cual ofre­ció a la is­la la po­si­bi­li­dad de de­ci­dir cuán­to re­cor­tar las pen­sio­nes, los pa­gos de deu­das y otras obli­ga­cio­nes que se en­cuen­tran ba­jo la su­per­vi­sión del tri­bu­nal fe­de­ral.

“El im­pac­to so­cial (del hu­ra­cán) fue sig­ni­fi­ca­ti­vo, por el éxo­do y la dis­mi­nu­ción de la po­bla­ción”

Ri­car­do Ros­se­lló

GO­BER­NA­DOR DE PUER­TO RI­CO

R. ARDUENGO - AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.