Los per­de­do­res

El Observador Fin de Semana - Mundo - - MUNDO - GA­BRIEL PAS­TOR twit­ter.com/@ga­briel­pas­tor65

El avan­ce elec­to­ral de mo­vi­mien­tos y lí­de­res po­pu­lis­tas en Eu­ro­pa y el re­tro­ce­so de los par­ti­dos his­tó­ri­cos tie­ne un fuer­te com­po­nen­te emo­cio­nal en cuan­to a las po­si­bi­li­da­des del Es­ta­do-na­ción en dar res­pues­tas siem­pre sa­tis­fac­to­rias en un mun­do cre­cien­te­men­te glo­ba­li­za­do e in­ter­co­nec­ta­do que po­ne en cues­tión has­ta el con­cep­to de so­be­ra­nía.

El gran pe­ca­do de los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos, de quie­nes to­man las de­ci­sio­nes, es no ha­ber vis­to a tiem­po que el pro­yec­to de desa­rro­llo a fa­vor del li­bre co­mer­cio de bie­nes y ser­vi­cios es el más be­ne­fi­cio­so, pe­ro que iba a des­ple­gar un jue­go de ga­na­do­res y per­de­do­res que se re­fle­ja­ría en las ur­nas.

Los po­lí­ti­cos, acos­tum­bra­dos aún a ges­tio­nar la po­lí­ti­ca con los tics de un mun­do que mue­re y pro­me­sas di­fí­ci­les de cum­plir –que son más una ex­pre­sión de de­seo que otra co­sa- sub­es­ti­ma­ron la in­ca­pa­ci­dad del Es­ta­do en un es­ce­na­rio mun­dial de cre­cien­te se­pa­ra­ción en­tre po­der y po­lí­ti­ca.

Hoy los go­bier­nos tie­nen me­nos mar­gen de ma­nio­bra pa­ra ase­gu­rar que su ges­tión fi­nal­men­te se tra­duz­ca en un bie­nes­tar pa­ra elec­to­res que sien­ten que el pro­ble­ma es que

no se cum­ple con las pro­me­sas de cam­pa­ña elec­to­ral. Mu­chas ve­ces es así, pe­ro otras mu­chas ve­ces es el re­sul­ta­do de la cons­tric­ción de las po­lí­ti­cas na­cio­na­les en un mun­do glo­ba­li­za­do o de gran­des blo­ques eco­nó­mi­cos o co­mer­cia­les.

Es en ese mar­co que los per­de­do­res ahon­dan su pe­si­mis­mo con la lle­ga­da de los emi­gran­tes por los reales o po­ten­cia­les efec­tos eco­nó­mi­cos ne­ga­ti­vos o sim­ple­men­te por mie­do a que se agra­ve su ya pre­ca­ria o ines­ta­ble si­tua­ción.

Los go­ber­nan­tes y lí­de­res po­lí­ti­cos tra­di­cio­na­les no vie­ron a tiem­po nin­guno de esos pro­ble­mas, no con el afán de ce­rrar las fron­te­ras al co­mer­cio y a los emi­gran­tes que hu­yen de paí­ses en gue­rra en bus­ca de un me­jor por­ve­nir, sino en pen­sar po­lí­ti­cas co­mo res­pues­ta a los desafíos que en­fren­tan un gru­po im­por­tan­te de ciu­da­da­nos en un mun­do de una fe­roz com­pe­ten­cia y de po­ro­sas fron­te­ras na­cio­na­les que no se cie­rran ni con mu­ros que lle­guen has­ta el cie­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.