Las san­cio­nes: un pri­mer pa­so me­su­ra­do

El Observador Fin de Semana - Mundo - - MUNDO -

La pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca, The­re­sa May, no du­dó en se­ña­lar a Moscú co­mo el cul­pa­ble del en­ve­ne­na­mien­to del exo­fi­cial de in­te­li­gen­cia ru­so, aun­que has­ta aho­ra su go­bierno no pre­sen­tó al­gu­na evi­den­cia que se­ña­le al Krem­lin. Qui­zá sea por ello que del me­nú de po­si­bles al­ter­na­ti­vas po­lí­ti­cas que te­nía a dis­po­si­ción pa­ra res­pon­der eli­gió un con­jun­to de san­cio­nes me­su­ra­das. No ex­pul­só al em­ba­ja­dor ni rom­pió re­la­cio­nes, sino que se li­mi­tó a ex­pul­sar una vein­te­na de di­plo­má­ti­cos, con­ge­lar las re­la­cio­nes al más al­to ni­vel y re­ti­rar la pre­sen­cia de la co­ro­na y au­to­ri­da­des del go­bierno del Mun­dial de ju­nio. Sus me­di­das mar­can una reac­ción pe­ro tam­bién pau­tan que se guar­dó el plato fuer­te pa­ra otro ca­so de ne­ce­si­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.