Una mu­jer ne­gra de la fa­ve­la

El Observador Fin de Semana - Mundo - - MUNDO -

••• Mu­jer, jo­ven, ne­gra de fa­ve­la. Ma­rie­lle Fran­co hi­zo de esa di­fí­cil com­bi­na­ción de fac­to­res su mo­tor de lucha y, des­de la ca­lle o más re­cien­te­men­te co­mo con­ce­jal, nun­ca se can­só de ele­var su voz con­tra el ra­cis­mo, el ma­chis­mo y los abu­sos po­li­cia­les en Río de Ja­nei­ro.

Na­ci­da y cria­da en la Ma­ré, uno de los com­ple­jos de fa­ve­las más vio­len­tos de Río, Ma­rie­lle es­tu­dió du­ro en cur­si­llos co­mu­ni­ta­rios pa­ra ga­nar una be­ca y gra­duar­se en So­cio­lo­gía en la uni­ver­si­dad pri­va­da más pres­ti­gio­sa de Río, la PUC.

“Mi pers­pec­ti­va cuan­do lle­gué ahí era la de una mu­jer ne­gra de la fa­ve­la, per­te­ne­cien­te a la Ma­ré. Y ha­bía una dispu­ta... so­bre si mi cuer­po es­ta­ría en ese lu­gar de en­se­ñan­za de ca­li­dad, por­que soy fa­ve­la­da”, re­cor­dó el miér­co­les en la no­che en un ac­to con otras mu­je­res ne­gras, mi­nu­tos an­tes de ser ase­si­na­da mien­tras vol­vía con su cho­fer a su ca­sa.

In­com­bus­ti­ble y son­rien­te, Ma­rie­lle po­día es­tar ba­jo el sol in­cle­men­te de Car­na­val re­par­tien­do aba­ni­cos con­tra el ase­dio a la mul­ti­tud dis­fra­za­da, en­vol­vien­do su pe­lo cres­po con una dia­de­ma co­lo­ri­da que de­cía “No es no”, co­mo días des­pués po­día de­nun­ciar con so­lem­ni- dad an­te la Cá­ma­ra Mu­ni­ci­pal de Río los atro­pe­llos de la Po­li­cía en una fa­ve­la.

“Era una mu­jer fuer­te, se­gu­ra, cohe­ren­te, con los pies en el sue­lo. Mi­ra­ba a los ojos de las per­so­nas y nun­ca se de­jó des­lum­brar. Ella sa­bía que era un cuer­po ex­tra­ño en el lu­gar que ocu­pa­ba”, di­jo a la AFP la pro­duc­to­ra cul­tu­ral Mar­ce­la Lis­boa, que co­no­ció a Ma­rie­lle cuan­do em­pe­za­ba a mi­li­tar en el Par­ti­do So­cia­lis­mo y Li­ber­tad (PSOL, iz­quier­da).

La muer­te de una ami­ga por una ba­la per­di­da fue la que lan­zó a la jo­ven ca­rio­ca a la lucha por los de­re­chos hu­ma­nos, cen­trán­do­se es­pe­cial­men­te en las mi­no­rías si­len­cio­sas de las fa­ve­las.

En esas co­mu­ni­da­des em­po­bre­ci­das, Ma­rie­lle em­pe­zó su lar­ga ca­rre­ra de ac­ti­vis­ta, pa­san­do por or­ga­ni­za­cio­nes co­mo la Bra­sil Foun­da­tion o el Cen­tro de Ac­cio­nes So­li­da­rias de la Ma­ré.

Ma­rie­lle se con­vir­tió en su ase­so­ra y fue con el PSOL que aca­bó con­vir­tién­do­se en la quin­ta con­ce­jal más vo­ta­da de Río en 2016, con 46 mil votos.

Fe­mi­nis­ta, les­bia­na y ma­dre de una jo­ven de 19 años, la de­fen­sa de los de­re­chos de las mu­je­res –es­pe­cial­men­te de las ne­gras y fa­ve­la­das– fue otro de los ejes prin­ci­pa­les de su lucha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.