Ma­du­ro ape­la a los mi­li­ta­res pa­ra sos­te­ner­se

El 47% de los car­gos de con­fian­za es­tá en ma­nos cas­tren­ses, se­gún fuen­tes pri­va­das

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA - FA­BIA­NA CULSHAW Twit­ter.com/fa­bia­na­culs­haw

La in­ter­ven­ción de los mi­li­ta­res en prác­ti­ca­men­te to­dos los sec­to­res de la eco­no­mía ve­ne­zo­la­na es cre­cien­te y ca­da vez más son una par­te ac­ti­va de la es­truc­tu­ra de go­bierno, es­pe­cial­men­te des­de el año pa­sa­do con la de­sig­na­ción de cua­tro mi­nis­tros pro­ve­nien­tes del mun­do cas­tren­se.

Se tra­ta del ma­yor ge­ne­ral Ma­nuel Fer­nán­dez Que­ve­do co­mo nue­vo mi­nis­tro de Pe­tró­leo y pre­si­den­te de Pe­tró­leos de Ve­ne­zue­la ( PDVSA); el ge­ne­ral Il­de­ma­ro Vi­lla­roel co­mo ti­tu­lar de Vi­vien­da y Há­bi­tat; el ma­yor ge­ne­ral Carlos Oso­rio al fren­te de Trans­por­te; y el bri­ga­dier Gre­go­rio Viel­ma Mo­ra en la car­te­ra de Co­mer­cio Ex­te­rior.

Con es­ta avan­za­da, el Ejér­ci­to pa­só a con­tro­lar nue­ve de los ca­tor­ce mi­nis­te­rios de las áreas de Eco­no­mía e In­fra­es­truc­tu­ra. “Con­ta­bi­li­za­mos que ac­tual­men­te el 47% del ga­bi­ne­te de Ma­du­ro son mi­li­ta­res”, di­jo a El Ob­ser­va­dor la abo­ga­da ve­ne­zo­la­na Rocío San Mi­guel, es­pe­cia­li­za­da en te­mas mi­li­ta­res y pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción Ci­vil Con­trol Ciu­da­dano.

De to­dos los fren­tes, la “mi­li­ta­ri­za­ción” de PDVSA ha si­do la más es­tra­té­gi­ca, da­do que a tra­vés de esa em­pre­sa in­gre­sa el 96% de las di­vi­sas al país.

Es­te año no ha es­ta­do exen­to de sor­pre­sas. En enero se pro­fun­di­zó el con­trol de los mi­li­ta­res en la dis­tri­bu­ción de ali­men­tos en ca­be­za del Mi­nis­te­rio de Ali­men­ta­ción a car­go del ma­yor ge­ne­ral Luis Alberto Me­di­na Ra­mí­rez.

Cons­tan­tes “en­ro­ques”

Ge­ne­ral­men­te los mi­li­ta­res de­sig­na­dos ro­tan en di­fe­ren­tes car­gos de con­fian­za.

Tal co­mo en el aje­drez, el “en­ro­que” es la ju­ga­da po­lí­ti­ca que ha es­ta­do usan­do el go­bierno du­ran­te años. Por ejem­plo, el ge­ne­ral re­ti­ra­do Ro­dol­fo Mar­co To­rres (una de las fi­gu­ras om­ni­pre­sen­tes del ré­gi­men) es go­ber­na­dor del es­ta­do Ara­gua y di­rec­tor ex­terno de PDVSA; fue mi­nis­tro pa­ra la Ban­ca Pú­bli­ca, de la Ali­men­ta­ción y de Fi­nan­zas, y di­rec­tor del Ban­co de Ve­ne­zue­la.

Con ese mo­dus ope­ran­di, los mi­li­ta­res pres­tan fun­cio­nes fun­cio­nes que van más allá de la de­fen­sa del te­rri­to­rio y la so­be­ra­nía, pa­ra to­mar de­ci­sio­nes en otros sec­to­res cla­ves co­mo pe­tró­leo, ali­men­ta­ción, elec­tri­ci­dad, mi­ne­ría, ban­ca, se­gu­ros, vi­vien­da, trans­por­te, obras pú­bli­cas y de­más. Tam­bién ocu­pan va­rias go­ber­na­cio­nes y mu­ni­ci­pios del país. La pre­sen­cia mi­li­tar en la vi­da eco­nó­mi­ca y ci­vil de Ve­ne­zue­la tie­ne su ori­gen en el go­bierno de Hu­go Chá­vez, quien in­cor­po­ró va­rios in­te­gran­tes de la Fuer­za Ar­ma­da a su ges­tión y mu­cho ha­bla­ba de la “alian­za cí­vi­co-mi­li­tar”.

En to­dos la­dos

La ONG Trans­pa­ren­cia In­ter­na­cio­nal Ca­pí­tu­lo Ve­ne­zue­la pre­sen­tó un in­for­me en el que de­ta­lla que, por ejem­plo, la Cor­po­ra­ción Ve­ne­zo­la­na de Gua­ya­na ha te­ni­do 10 pre­si­den­tes des­de el año 2000 a la fe­cha, sie­te de los cua­les han si­do mi­li­ta­res.

“En 2016 se creó la Com­pa­ñía Anó­ni­ma Mi­li­tar de las In­dus­trias Mi­ne­ras, Pe­tro­lí­fe­ras y de Gas, en la que la au­di­to­ría es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble, al igual que en PDVSA”, agre­ga el in­for­me.

El Mi­nis­te­rio de Ali­men­ta­ción ha te­ni­do 10 mi­li­ta­res al fren­te -de un to­tal de 11- des­de 2014. Ade­más, el mi­nis­tro de De­fen­sa, Vla­di­mir Pa­drino López, es quien di­ri­ge la “Gran Mi­sión Abas­te­ci­mien­to So­be­rano”, crea­da en 2016.

Otros ejem­plos de una lar­ga lis­ta: el al­mi­ran­te Cé­sar Alberto Sa­la­zar en­ca­be­za el Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas; el te­nien­te co­ro­nel (R) Wil­mar Cas­tro So­tel­do es mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra Pro­duc­ti­va y Tie­rras; el ma­yor ge­ne­ral Luis Mot­ta Domínguez es­tá al fren­te de la car­te­ra de Ener­gía Eléc­tri­ca; el al­mi­ran­te Or­lan­do Ma­nei­ro es el ti­tu­lar de la se­cre­ta­ría de Pes­ca y Acui­cul­tu­ra. Tam­bién hay mi­li­ta­res en po­si­cio­nes in­ter­me­dias en to­das las en­ti­da­des.

Al de­cir de Mer­ce­des de Frei­tas, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la men­cio­na­da ONG: “Ve­mos que no hay sec­tor que fun­cio­ne bien y no hay sec­tor don­de no ha­ya mi­li­ta­res”.

Sin ren­di­ción de cuen­tas

El in­for­me de la ONG se­ña­la que es­ta cre­cien­te par­ti­ci­pa­ción en la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca es ries­go­sa da­do que “los mi­li­ta­res ma­ne­jan dó­la­res pre­fe­ren­cia­les y con­tra­ta­cio­nes sin li­ci­ta­ción… tam­po­co ha­cen ren­di­ción de cuen­tas”. La opa­ci­dad en los ma­ne­jos fi­nan­cie­ros es un co­mún de­no­mi­na­dor en las em­pre­sas pú­bli­cas lo que se pres­ta a even­tua­les he­chos de co­rrup­ción.

En ese sen­ti­do, el De­par­ta­men­to del Te­so­ro de EEUU con­ge­ló bie­nes y ac­ti­vos en su país de va­rios fun­cio­na­rios ve­ne­zo­la­nos acu­sa­dos de co­rrup­ción y vio­la­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos, in­clu­yen­do a Ro­dol­fo Mar­co To­rres y al pro­pio Ni­co­lás Ma­du­ro quien atri­bu­ye esa de­ci­sión a la “gue­rra eco­nó­mi­ca que el país del nor­te im­po­ne a las iz­quier­das la­ti­noa­me­ri­ca­nas”.

In­ter­na mi­li­tar

Si bien la Fuer­za Ar­ma­da Ve­ne­zo­la­na se mues­tra uni­da, su si­tua­ción in­ter­na no es ho­mo­gé­nea ya que mu­chos de sus in­te­gran­tes y sus fa­mi­lias es­tán vi­vien­do las pe­nu­rias que azo­tan al país. “El pa­de­ci­mien­to de los ci­vi­les se re­pli­ca en las FF. AA, don­de exis­te una cas­ta apre­ta­da y ame­na­za­da que cre­ce, mien­tras otros aún vi­ven en la hol­gu­ra pre­su­pues­ta­ria”, di­jo San Mi­guel.

El vier­nes 2, un tri­bu­nal mi­li­tar or­de­nó el en­car­ce­la­mien­to de nue­ve in­te­gran­tes del Ejér­ci­to (seis te­nien­tes co­ro­ne­les, un pri­mer te­nien­te y dos sar­gen­tos) ba­jo car­gos de “trai­ción a la pa­tria” e “ins­ti­ga­ción a la re­be­lión”, al su­pues­ta­men­te ha­ber for­ma­do el gru­po re­bel­de “Mo­vi­mien­to de Tran­si­ción a la Dig­ni­dad del Pue­blo”. Es­to les po­dría aca­rrear pe­nas de has­ta 30 años.

Ha­ce unas tres se­ma­nas, Ma­du­ro tam­bién or­de­nó la ex­pul­sión y de­gra­da­ción de 24 ofi­cia­les ac­ti­vos y en re­ti­ro, al­gu­nos ge­ne­ra­les y al­mi­ran­tes. Tam­bién se hi­cie­ron arres­tos en tres Es­ta­dos del país.

Se es­ti­ma que en los úl­ti­mos cua­tro años 60 mi­li­ta­res han si­do arres­ta­dos ba­jo acu­sa­ción de cons­pi­ra­ción con­tra el go­bierno. En­tre los arres­ta­dos en es­te úl­ti­mo tiem­po, se des­ta­ca el ex mi­nis­tro del In­te­rior y ex je­fe de in­te­li­gen­cia Mi­guel Ro­drí­guez To­rres, lo que pa­ra el cha­vis­ta Dios­da­do Ca­be­llo sig­ni­fi­ca que “no hay va­cas sa­gra­das”.

“Ha­ce dos años las de­ten­cio­nes eran de ofi­cia­les re­ti­ra­dos y ca­de­tes en es­cue­las de for­ma­ción, pe­ro aho­ra son de mi­li­ta­res en co­man­do de tro­pas. Ma­du­ro tie­ne la in­ten­ción de man­te­ner su­mi­sas a las FF. AA”, agre­gó San Mi­guel. No obs­tan­te, la abo­ga­da con­si­de­ra que la pro­ba­bi­li­dad de una re­be­lión mi­li­tar de pe­so es muy ba­ja, al me­nos por el mo­men­to, en lo que coin­ci­den otros ana­lis­tas con­sul­ta­dos por El Ob­ser­va­dor.

El pre­si­den­te Ma­du­ro, por su par­te, di­ce que él defiende los in­tere­ses del pue­blo y acu­sa a EEUU. de pro­mo­ver un gol­pe de es­ta­do mi­li­tar en Ve­ne­zue­la.

MI­GUEL GU­TIÉ­RREZ - EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.