La se­rie de la dis­cor­dia

El pro­gra­ma de Net­flix acer­ca de una in­ves­ti­ga­ción de co­rrup­ción abrió un fe­roz de­ba­te po­lí­ti­co

El Observador Fin de Semana - Mundo - - MUNDO / BRASIL EN HORAS CRÍTICAS - MANUELA ANDREONI

Una nue­va se­rie de Netf lix acer­ca de una ex­ten­sa in­ves­ti­ga­ción de co­rrup­ción se ha en­tro­me­ti­do en la pro­ble­má­ti­ca po­lí­ti­ca de Bra­sil, al in­dig­nar a los sim­pa­ti­zan­tes del ex­pre­si­den­te de iz­quier­da Luiz Iná­cio Lu­la da Sil­va y al de­to­nar el de­ba­te acer­ca de qué tan­to un do­cu­dra­ma de­be ate­ner­se a los he­chos.

La se­rie El me­ca­nis­mo ha cau­sa­do con­tro­ver­sia des­de que se es­tre­nó el 23 de mar­zo. Los crí­ti­cos di­cen que sus im­pre­ci­sio­nes son in­jus­tas pa­ra Lu­la. Otros creen que el pro­gra­ma es una mues­tra de­pri­men­te, más o me­nos jus­ta, de una in­ves­ti­ga­ción com­ple­ja que ha re­sul­ta­do en más de 100 per­so­nas de­cla­ra­das cul­pa­bles, en­tre ellas per­so­na­jes po­lí­ti­cos de al­to ran­go co­mo el ex­pre­si­den­te.

Y hay quie­nes di­cen que la pu­bli­ci­dad — por ne­ga­ti­va que sea— no ha si­do más que po­si­ti­va pa­ra Net­flix y la­men­tan la fri­vo­li­dad de ha­blar de un pro­gra­ma de te­le­vi­sión en vez de ha­blar de la po­bre­za, la vio­len­cia, los con­flic­tos am­bien­ta­les y una in­fi­ni­dad de desafíos que en­fren­ta el país más po­bla­do de Amé­ri­ca La­ti­na.

El de­ba­te ha si­do fe­roz. Pau­lo Roberto Pi­res, un co­lum­nis­ta con ten­den­cias de iz­quier­da de la re­vis­ta Épo­ca, di­jo que la se­rie es in­ge­nua y en­ga­ño­sa. Agre­gó que es re­duc­cio­nis­ta y pre­sen­ta com­ple­jos te­mas po­lí­ti­cos, his­tó­ri­cos y so­cia­les co­mo si so­lo fue­ran par­te de la lu­cha con­tra la co­rrup­ción. An­tô­nia Pe­lle­grino, una ac­ti­vis­ta fe­mi­nis­ta que es­cri­be un blog en el dia­rio Fol­ha de S. Pau­lo, di­jo que la se­rie es igual a un “re­pu­dio de la de­mo­cra­cia re­pre­sen­ta­ti­va”.

En un dis­cur­so du­ran­te un mi­tin re­cien­te, Lu­la di­jo que qui­zá de­man­da­rá a Net­flix: “Si es ne­ce­sa­rio, de­nun­cia­re­mos a la em­pre­sa en Bra­sil, en Es­ta­dos Uni­dos, en Eu­ro­pa, don­de sea”. Sus abo­ga­dos ha­bla­ron con Net­flix el año pa­sa­do acer­ca de sus preo­cu­pa­cio­nes por lo que con­si­de­ran dis­tor­sio­nes de la se­rie; la em­pre­sa no res­pon­dió a las pe­ti­cio­nes pa­ra ha­cer co­men­ta­rios so­bre es­te ar­tícu­lo.

La ex­pre­si­den­ta Dil­ma Rous­seff es­cri­bió una pu­bli­ca­ción en Fa­ce­book en la que en­lis­ta inexac­ti­tu­des. “El con­se­jo de Net­flix no sa­be en qué se me­tió”, di­jo el 26 de mar­zo, un co­men­ta­rio que al­gu­nos ob­ser­va­do­res in­ter­pre­ta­ron co­mo una ame­na­za im­plí­ci­ta. “Creo que es­to es muy se­rio pa­ra ellos”.

El crea­dor de la se­rie, Jo­sé Pa­dil­ha, un bra­si­le­ño que vi­ve en Los Án­ge­les, di­jo que el fu­ror so­lo ha­bía fa­vo­re­ci­do a la se­rie. “Creo que Lu­la y Dil­ma nos es­tán ayu­dan­do mu­cho a pro­mo­cio­nar la se­rie”, di­jo, rién­do­se.

Pa­dil­ha, quien tam­bién creó la se­rie de Net­flix Nar­cos, men­cio­nó que an­tes de ca­da epi­so­dio apa­re­ce un avi­so le­gal en el que se se­ña­la que la se­rie “es­tá ba­sa­da li­bre­men­te en he­chos reales”.

El me­ca­nis­mo dra­ma­ti­za una in­ves­ti­ga­ción de co­rrup­ción — co­no­ci­da co­mo Ope­ra­ción La­va Ja­to, o Au­to­la­va­do— que ha sa­cu­di­do a la po­lí­ti­ca bra­si­le­ña des­de ha­ce más de cua­tro años.

Tres pre­si­den­tes su­ce­si­vos se han vis­to in­vo­lu­cra­dos: Lu­la fue con­de­na­do por car­gos de co­rrup­ción y la­va­do de di­ne­ro; Rous­seff fue des­ti­tui­da por car­gos no re­la­cio­na­dos de re­glas pre­su­pues­ta­rias, aun­que tam­bién en­fren­tó in­ves­ti­ga­cio­nes por ese te­ma, y el pre­si­den­te ac­tual, Mi­chel Te­mer, ha si­do acu­sa­do de so­bor­nos y si­gue ba­jo in­ves­ti­ga­ción.

Una de las fuen­tes prin­ci­pa­les de la con­tro­ver­sia es una es­ce­na en el quin­to epi­so­dio de la se­rie, en la que un per­so­na­je ins­pi­ra­do en Lu­la ha­bla acer­ca de los es­fuer­zos pa­ra obs­ta­cu­li­zar la in­ves­ti­ga­ción y men­cio­na la ne­ce­si­dad de “de­te­ner es­ta ma­sa­cre”.

En reali­dad, la fra­se fue pro­nun­cia­da en una gra­ba­ción se­cre­ta de 2016 por el se­na­dor Ro­me­ro Ju­cá, quien al­gu­na vez fue alia­do de Lu­la y que pa­ra en­ton­ces se ha­bía con­ver­ti­do en

LO DI­JO Dil­ma Rous­seff Jo­sé Pa­dil­ha

un opo­nen­te po­lí­ti­co que más tar­de res­pal­dó la des­ti­tu­ción de Rous­seff.

Rous­seff se­ña­ló otras li­cen­cias que se to­mó la se­rie.

Uno de los es­cán­da­los de la­va­do de di­ne­ro que se pre­sen­ta en el pro­gra­ma ocu­rrió cuan­do un par­ti­do opo­si­tor, y no el Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res de Lu­la, es­ta­ba en el po­der.

Rous­seff tam­bién se que­jó de que en una es­ce­na pre­sen­tan al prin­ci­pal res­pon­sa­ble del la­va­do de di­ne­ro, Al­ber­to Yous­sef, co­mo si hu­bie­ra for­ma­do par­te de su co­mi­té de cam­pa­ña du­ran­te las elec­cio­nes de 2014, a pe­sar de que en ese en­ton­ces ya es­ta­ba en la cár­cel.

En una en­tre­vis­ta, Pa­dil­ha le res­tó im­por­tan­cia a la ci­ta im­pre­ci­sa, y di­jo que la fra­se “no le per­te­ne­ce a na­die”.

“Te­ne­mos una se­rie en el que mos­tra­mos que es­tos po­lí­ti­cos ro­ba­ron mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res, pe­ro ¿ les pa­re­ce que el pro­ble­ma es una ci­ta?”, di­jo.

La se­rie re­tra­ta de ma­ne­ra som­bría a Lu­la. Pro­cu­ra­do­res de su ca­so lo han pre­sen­ta­do co­mo la en­car­na­ción de la co­rrup­ción; el ex­man­da­ta­rio di­ce que las in­ves­ti­ga­cio­nes son rea­li­za­das por ri­va­les que re­sien­ten las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas que im­pul­só.

El tí­tu­lo de la se­rie de Net­flix sur­ge de la teo­ría de Pa­dil­ha de que so­lo los co­rrup­tos pue­den avan­zar en la po­lí­ti­ca bra­si­le­ña. Al­gu­nos crí­ti­cos lo ca­li­fi­can de reac­cio­na­rio, un car­go que nie­ga; ha he­cho do­na­cio­nes a un par­ti­do más pe­que­ño de iz­quier­da que no ha es­ta­do in­vo­lu­cra­do en la in­ves­ti­ga­ción de co­rrup­ción.

“Creo que Pa­dil­ha que­ría pre­sen­tar un en­fo­que ge­ne­ra­li­za­do de la co­rrup­ción en Bra­sil”, di­jo Ade­lai­de Oli­vei­ra, por­ta­voz de Vem Pra Rua (to­men las ca­lles), mo­vi­mien­to ac­ti­vis­ta que se opo­ne a la co­rrup­ción. “Creo que lo hi­zo bien, aun­que la reali­dad su­pera” la fic­ción.

Ca­si la mi­tad de los bra­si­le­ños ca­re­cen de ac­ce­so a in­ter­net en ca­sa, lo cual li­mi­ta el al­can­ce de la se­rie en el país.

Sin em­bar­go, la se­rie ya tie­ne al­gu­nos ad­mi­ra­do­res en ese país. “La gen­te es­tá cri­ti­cán­do­la, pe­ro esas per­so­nas fue­ron ••• los lí­de­res del go­bierno; des­de lue­go que es­tu­vie­ron in­vo­lu­cra­dos”, di­jo Ga­briel Coel­ho, un co­ci­ne­ro de 29 años que vi­ve en Río de Ja­nei­ro. “So­lo ne­ce­si­ta­mos des­cu­brir has­ta qué pun­to”.

Otros se rehu­sa­ron a dar­le una opor­tu­ni­dad al pro­gra­ma. “Es ma­lo pa­ra Bra­sil por­que es una se­rie que lle­ga a la ca­sa de la gen­te so­lo con un la­do de la his­to­ria”, di­jo Pau­la Abreu, una pro­fe­so­ra de 31 años, tam­bién de Río de Ja­nei­ro. “Es preo­cu­pan­te por­que in­ten­si­fi­ca el odio”.

Es­te no se­rá el úl­ti­mo pro­yec­to en que Net­flix se sumerge en aguas po­lí­ti­ca­men­te tur­bias en Amé­ri­ca La­ti­na.

Nar­cos fue cri­ti­ca­da por al­gu­nos en Me­de­llín du­ran­te sus pri­me­ras tem­po­ra­das. En Ar­gen­ti­na hay mu­cha ex­pec­ta­ti­va an­te una mi­ni­se­rie que Net­flix ha­bría co­men­za­do a pro­du­cir acer­ca de la mis­te­rio­sa muer­te del fis­cal Al­ber­to Nis­man, quien in­ves­ti­ga­ba el aten­ta­do de 1994 a la AMIA, un cen­tro co­mu­ni­ta­rio ju­dío en Bue­nos Ai­res.

Nis­man fue ha­lla­do muer­to en 2015 en su ba­ño con una he­ri­da de ba­la en la ca­be­za, ho­ras an­tes de su ci­ta pro­gra­ma­da pa­ra tes­ti­fi­car en el con­gre­so so­bre una acu­sa­ción ex­plo­si­va de que la en­ton­ces pre­si­den­ta Cris­ti­na Fernández de Kirch­ner y va­rios miem­bros de su go­bierno ha­bían cons­pi­ra­do pa­ra ocul­tar la su­pues­ta par­ti­ci­pa­ción de Irán en el ata­que.

La muer­te, ca­li­fi­ca­da de ho­mi­ci­dio por un in­for­me fo­ren­se re­cien­te, ha di­vi­di­do a Ar­gen­ti­na y si­gue sien­do un mis­te­rio.

“El con­se­jo de Net­flix no sa­be en qué se me­tió. Creo que es­to es muy gra­ve pa­ra ellos”

EX­PRE­SI­DEN­TA DE BRA­SIL

“Te­ne­mos una se­rie en la que mos­tra­mos que es­tos po­lí­ti­cos ro­ba­ron mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res, pe­ro ¿les pa­re­ce que el pro­ble­ma es una ci­ta?”

CREA­DOR DE

E. SA - AFP

Ro­pa in­te­rior “a prue­ba de la­dro­nes”, una for­ma de pro­mo­cio­nar la se­rie de Net­flix “O Me­ca­nis­mo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.