Em­pre­sa­rios en cam­pa­ña en con­tra del proteccionismo de Trump

Ejer­cen más pre­sión so­bre el pre­si­den­te pa­ra que eli­mi­ne aran­ce­les

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA - JIM TANKERS

Han da­do tes­ti­mo­nio, han tui­tea­do, han pre­pa­ra­do es­cri­tos y han he­cho lla­ma­das te­le­fó­ni­cas pa­ra ex­pre­sar sus in­quie­tu­des. Aho­ra, en vis­ta de que has­ta aho­ra no han po­di­do evi­tar que el pre­si­den­te Do­nald Trump im­pon­ga aran­ce­les ge­ne­ra­les, las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses pre­pa­ran una úl­ti­ma ac­ción de­ses­pe­ra­da pa­ra con­ven­cer al pre­si­den­te de que sus po­lí­ti­cas co­mer­cia­les per­ju­di­can a su ba­se po­lí­ti­ca.

Me­dian­te una cam­pa­ña mul­ti­mi­llo­na­ria que in­vo­lu­cra anun­cios te­le­vi­si­vos, mi­ti­nes en dis­tri­tos elec­to­ra­les es­pe­cí­fi­cos y es­tra­te­gias de per­sua­sión en lí­nea, el mun­do em­pre­sa­rial, en­ca­be­za­do por la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Mi­no­ris­tas ( NRF, por su si­gla en in­glés), pre­ten­de po­ner de re­lie­ve el da­ño que los aran­ce­les les es­tán in­fli­gien­do tan­to a las em­pre­sas co­mo a los tra­ba­ja­do­res en los es­ta­dos de re­si­den­cia de mu­chos de los par­ti­da­rios de Trump.

El prin­ci­pal ob­je­ti­vo de es­ta cam­pa­ña, de­sig­na­da “los aran­ce­les da­ñan a la pa­tria”, es sub­ra­yar las di­men­sio­nes de la car­ga eco­nó­mi­ca que, se­gún los fa­bri­can­tes, abru­ma a in­dus­trias im­pul­sa­das por Trump y a zo­nas del país que con­tri­bu­ye­ron a lle­var­lo a la Ca­sa Blan­ca. Par­ti­ci­pan en ella ca­si no­ven­ta gru­pos in­dus­tria­les, co­mo la Aso­cia­ción de Tec­no­lo­gía de Con­su­mo, la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Dis­tri­bui­do­res de Ma­de­ra y Ma­te­ria­les de Cons­truc­ción y la Aso­cia­ción del Ju­gue­te de Es­ta­dos Uni­dos.

“Evi­den­te­men­te, nues­tro ob­je­ti­vo es es­ta­ble­cer un diá­lo­go con la Ca­sa Blan­ca”, afir­mó Da­vid French, vi­ce­pre­si­den­te sé­nior de re­la­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les de la NRF, “in­ten­ta­mos ha­cer lle­gar a la Ca­sa Blan­ca una ex­pli­ca­ción cla­ra, li­bre de am­bi­güe­da­des, acer­ca del am­plio aba­ni­co de co­mu­ni­da­des que ex­pe­ri­men­ta­rán las con­se­cuen­cias de es­tos aran­ce­les”.

Sin em­bar­go, si quie­ren per­sua­dir al pre­si­den­te, las em­pre­sas de­ben co­men­zar por el pú­bli­co en ge­ne­ral y, en par­ti­cu­lar, por los se­gui­do­res más lea­les de Trump, que si­guen res­pal­dan­do sus po­lí­ti­cas co­mer­cia­les por un am­plio mar­gen. El 80 %de los re­pu­bli­ca­nos apo­yan los aran­ce­les al ace­ro y el alu­mi­nio im­pues­tos por Trump es­te año, de acuer­do con una en­cues­ta que realizó la em­pre­sa de en­cues­tas en lí­nea Sur­vey­Mon­key a prin­ci­pios de se­tiem­bre por en­car­go de The New York Ti­mes. El 71 % de los re­pu­bli­ca­nos se­ña­la­ron que las po­lí­ti­cas co­mer­cia­les de Trump en ge­ne­ral au­men­tan las pro­ba­bi­li­da­des de que op­ten por un can­di­da­to re­pu­bli­cano en las elec­cio­nes in­ter­me­dias a ce­le­brar­se en no­viem­bre.

A al­gu­nos con­gre­sis­tas re­pu­bli­ca­nos les ha re­sul­ta­do di­fí­cil ma­ne­jar esa ten­sión en­tre la ba­se po­lí­ti­ca de Trump y los gru­pos em­pre­sa­ria­les, que aplau­die­ron la de­ci­sión de los re­pu­bli­ca­nos de efec­tuar re­cor­tes fis­ca­les y apo­yar una me­nor le­gis­la­ción fe­de­ral. Aun­que mu­chos se ma­ni­fes­ta­ron en con­tra de al me­nos una par­te de los aran­ce­les del pre­si­den­te, tan­to la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes co­mo el Se­na­do, de ma­yo­ría re­pu­bli­ca­na, han to­ma­do po­cos pa­sos con­cre­tos pa­ra opo­ner­se a esas po­lí­ti­cas.

Los opo­si­to­res más vo­ca­les han si­do los em­pre­sa­rios, cu­yas sú­pli­cas se han to­pa­do con los oí­dos sor­dos del pre­si­den­te, quien ha man­te­ni­do sus ame­na­zas de

apli­car más aran­ce­les a ar­tícu­los pro­ve­nien­tes de Chi­na, Ca­na­dá y la Unión Eu­ro­pea.

Ap­ple, Ford y Ge­ne­ral Mo­tors, ade­más de cien­tos de em­pre­sas pe­que­ñas, han ad­ver­ti­do pú­bli­ca- men­te a Trump que sus aran­ce­les se­rán ne­ga­ti­vos pa­ra los ne­go­cios que pre­ten­de pro­te­ger, pues oca­sio­na­rán la pér­di­da de em­pleos es­ta­dou­ni­den­ses y afec­ta­rán el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

La sen­ci­lla res­pues­ta de Trump a es­te ar­gu­men­to es que fa­bri­quen en Es­ta­dos Uni­dos.

Los con­gre­sis­tas y la Ca­sa Blan­ca les han pres­ta­do más aten­ción a los em­pre­sa­rios; sin em­bar­go, han to­ma­do muy po­cas me­di­das con­cre­tas. Por lo tan­to, el sec­tor em­pre­sa­rial con­si­de­ró ne­ce­sa­rio or­ga­ni­zar una ac­ción más coor­di­na­da pa­ra in­ten­tar de­mos­trar que los aran­ce­les afec­tan a los con­su­mi­do­res y fa­bri­can­tes es­ta­dou­ni­den­ses por­que au­men­tan los pre­cios.

“Nues­tro ob­je­ti­vo es ha­blar del te­ma”, in­di­có Brian Dod­ge, vi­ce­pre­si­den­te eje­cu­ti­vo sé­nior de la Aso­cia­ción de Lí­de­res de la In­dus­tria Mi­no­ris­ta, “y ga­ran­ti­zar que

LO DI­JO

“In­ten­ta­mos ha­cer lle­gar a la Ca­sa Blan­ca una ex­pli­ca­ción cla­ra (...) acer­ca del am­plio aba­ni­co de co­mu­ni­da­des que ex­pe­ri­men­ta­rán las con­se­cuen­cias de es­tos aran­ce­les”

Da­vid French

FE­DE­RA­CIÓN NA­CIO­NAL DE MI­NO­RIS­TAS

El 80% de los re­pu­bli­ca­nos apo­yan los aran­ce­les al ace­ro y el alu­mi­nio, de acuer­do con una en­cues­ta que realizó la em­pre­sa de en­cues­tas en lí­nea Sur­vey­Mon­key a prin­ci­pios de se­tiem­bre

na­die se que­de con la im­pre­sión de que otros paí­ses van a pa­gar los aran­ce­les”.

Los da­tos eco­nó­mi­cos to­da­vía no mues­tran nin­gún in­cre­men­to en los pre­cios de­bi­do a los aran­ce­les, y mu­chos em­pre­sa­rios re­co­no­cen que ese he­cho le res­ta jus­ti­fi­ca­ción a su ar­gu­men­to an­te Trump. La ex­pli­ca­ción que ofre­cen los gru­pos y eje­cu­ti­vos em­pre­sa­ria­les es que es­te as­pec­to po­dría cam­biar con ra­pi­dez si Trump cum­ple su pro­me­sa de im­po­ner aran­ce­les adi­cio­na­les a los pro­duc­tos chi­nos.

La Re­ser­va Fe­de­ral sub­ra­yó que la edi­ción más re­cien­te de su in­for­me pe­rió­di­co so­bre la si­tua­ción eco­nó­mi­ca na­cio­nal (lla­ma­do “Li­bro Bei­ge”, el cual reúne anéc­do­tas de ne­go­cios de to­do el país), pu­bli­ca­da el miér­co­les 12 , in­clu­ye más ad­ver­ten­cias so­bre presiones en los pre­cios de­bi­do a los aran­ce­les, aun­que sus fun­cio­na­rios acla­ra­ron que to­da­vía no han vis­to que esas se­ña­les de alar­ma se tra­duz­can en ma­yor in­fla­ción.

“Se in­for­mó que los aran­ce­les han con­tri­bui­do a au­men­tar los cos­tos de in­su­mos, prin­ci­pal­men­te pa­ra los fa­bri­can­tes”, se­ña­la el Li­bro Bei­ge. “En ge­ne­ral, los cos­tos de in­su­mos de las em­pre­sas han au­men­ta­do más rá­pi­do que los pre­cios de ven­ta, pe­ro en la ma­yo­ría de los ca­sos se ha in­ten­ta­do tras­la­dar esas al­zas en los cos­tos a los clien­tes”.

T.KATOPODIS - EFE

Los em­pre­sa­rios bus­can que Trump eli­mi­ne las car­gas eco­nó­mi­cas que los per­ju­di­can.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.