AL MUN­DIAL CON UL­TRA

Lan­za­mien­to. En Ul­tra, su pri­mer li­bro, Aní­bal La­van­dei­ra cuen­ta sus aven­tu­ras en ca­rre­ras de lar­ga dis­tan­cia, en las que to­do pue­de pa­sar y siem­pre se es­tá ex­pues­to al lí­mi­te

El Observador Fin de Semana - Referi - - ENTREVISTA A MARCELO SIGNORELLI - Na

te­nía pen­dien­tes, es, po­der plas­mar en el papell las his­to­rias, que no que­den en el tiem­po, que no que­den en mi me­mo­ria”, di­jo a Re­fe­rí. rí.co­ní“soys“Soy cons­cien­te de que la me­mo­ria con el tiem­po em­pie­zae­za a cam­biar las co­sas y que­ría ría que que­da­ran co­mo fue­ron on real­men­te, co­mo las ten­go vi­vi­das en es­te mo­men­to. Es­cri­bi­ri­bir un li­bro y que que­den pa­ra ra siem­pre es un sue­ño”.

Una ca­rre­ra, una his­to­ria

El de­por­tis­ta na­ci­do aci­do en 1969, que tra­ba­ja co­mo mo en­tre­na­dor de atletismo y de bo­xeo, que cuan­do pre­pa­raa una com­pe­ten­cia pue­de en­tre­narn­tre­nar du­ran­te 10 o más ho­ra­sas al día o ir­se des­de Mon­te­vi­deo­deo a Pi­riá­po­lis, siem­pre co­rrien­do, rien­do, con­si­de­ra que “ca­da ca­rre­ra en sí es una his­to­ria”.

“Una ul­tra­ma­ra­tón ma­ra­tón es una his­to­ria des­de que em­pie­zo a pre­pa­rar­la has­taa que la ter­mino, con la ca­rre­ra, ra, los fes­te­jos y lo que que­da des­pués. Hay ca­rre­ras que de re­pen­te el re­sul­ta­do es bue­ní­si­mo ísi­mo y no pa­san tan­tas co­sas. . Te va tan bien que no hay tan­to o pa­ra con­tar. Y de re­pen­te hay ca­rre­ras don­de la his­to­ria o el li­bro ibro lo es­cri­be otra per­so­na, gen­ten­te que vis­te o te ayu­dó. El pro­ta­go­nis­ta ta­go­nis­ta pa­sa a ser otro”, in­di­có.có.

El se­gun­do tra­mo­ra­mo de Ul­tra cuen­ta las an­dan­zas dan­zas de La­van­dei­ra en Por­tu­gal, rtu­gal, don­de el año pa­sa­do co­rrióo­rrió la PT281, una de las ca­rre­ras­ras más du­ras del mun­do, prue­baue­ba mar­ca­da por el ca­lor ex­tre­moe­mo y en la que tam­bién vi­vió si­tua­cio­ne­si­tua­cio­nes que lo pu­sie­ron al lí­mi­te ími­te en to­do sen­ti­do.

Con su li­bro, pu­bli­ca­do por Edi­cio­nes B, Aní­bal íbal quie­re que los lec­to­res dis­fru­ten,ru­ten, co­mo él al con­tar sus aven­tu­ras.ntu­ras. “El ob­je­ti­vo real­men­te e de la es­cri­tu­ra del li­bro fue que a la gen­te le lle- gue y pa­se un buen mo­men­to, con una lec­tu­ra que se ba­sa en mi for­ma de ha­blar y que va­yan pa­san­do las ho­jas rá­pi­da­men­te. Si lo­gro que una per­so­na se en­tre­ten­ga, ya cum­plió mi ob­je­ti­vo”, se­ña­ló.

El es­cri­tor des­ta­có que su obra no es­tá di­ri­gi­da so­lo a un pú­bli­co de run­ners o de­por­tis­tas. “La gen­te que más se ha emo­cio­na­do y más me ha co­men­ta­do el li­bro no es co­rre­do­ra”, di­jo.

Ade­más de en­tre­te­ni­mien­to, es­tá cla­ro que en el li­bro hay mu­cho de su­pera­ción. “Creo que los lec­to­res van a en­con­trar có­mo po­der lo­grar gran­des ob­je­ti­vos sin que sea ne­ce­sa­rio ser Suá­rez, Mes­si, ni Usain Bolt.

Que las gran­des co­sas las pue­de lo­grar sien­do una per­so­na co­mún pe­ro que de­ci­di­da a ha­cer­las”.

“Pa­ra lo­grar co­sas in­creí­bles, hay que ha­cer co­sas in­creí­bles.

Creo que el lec­tor va a en­con­trar eso, va a en­con­trar mo­ti­va­ción, des­cu­brir a una per­so­na co­mún y co­rrien­te que ha­ce co­sas in­só­li­tas, va a en­con­trar emo­ción y se va a reir”, se­ña­ló Aní­bal, quien sí o sí siem­pre via­ja con su fa­mi­lia y sue­gros a las ca­rre­ras, y que tie­ne cuer­da pa­ra ra­to pa­ra se­guir su­man­do mu­chos ki­ló­me­tros y más his­to­rias. • Tras pre­sen­tar su li­bro, Aní­bal La­van­dei­ra tie­ne co­mo pró­xi­ma ca­rre­ra el Mun­dial de Ul­tra­ma­ra­tón de Irlanda, el 1° de ju­lio, en el que for­ma­rá par­ta de la se­lec­ción uru­gua­ya. Ya dis­pu­tó el de Ita­lia en 2015 y fue el me­jor la­ti­noa­me­ri­cano y rom­pió el ré­cord. Aho­ra, con su rol de es­cri­tor, tra­ta­rá de vi­vir las prue­bas con otra óp­ti­ca. “Voy a es­tar más pendiente de to­do lo que me pa­se, de co­sas que qui­zás has­ta la úl­ti­ma ca­rre­ra no ha­cía”.

L. CARRE­ÑO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.