VA EN CAMINO

La fe­li­ci­dad del día des­pués del em­pa­te an­te Argentina mar­có el ta­lan­te de Uru­guay, que se sien­te más cer­ca de Ru­sia 2018, pero no se con­fía

El Observador Fin de Semana - Referi - - PORTADA - LUIS EDUAR­DO INZAURRALDE Twit­ter.com/lui­sin­za

Si hay al­go que con­si­guió Ta­bá­rez des­de que des­em­bar­có por se­gun­da vez en 2006 en la Aso­cia­ción Uru­gua­ya de Fút­bol (AUF), fue im­po­ner un es­ti­lo. El su­yo. Ad­mi­ra­do y cues­tio­na­do –mu­chas ve­ces más cues­tio­na­do que ad­mi­ra­do–, es­ta­ble­ció los pa­rá­me­tros a par­tir de lo que con­si­de­ra es la con­cep­ción fut­bo­lís­ti­ca más apro­pia­da pa­ra la his­to­ria del fút­bol uru­gua­yo. Así lo expresó en la úl­ti­ma dé­ca­da, y en di­fe­ren­tes oca­sio­nes an­te los me­dios. Una for­ma que eli­gió por­que con­si­de­ra­ba es­ta­ba ro­bus­te­ci­da por los pi­la­res de la cen­te­na­ria Ce­les­te, sin sen­tir­se un es­cla­vo de la his­to­ria.

El jue­ves en el Es­ta­dio, en el par­ti­do an­te Argentina por las Eli­mi­na­to­rias, di­bu­jó en la can­cha lo que desa­rro­lló du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da, des­pués de des­em­bar­car con un 4-3-3 en 2006, con el que ha­bía ma­du­ra­do y cre­ci­do en el fút­bol in­ter­na­cio­nal, pero con el que es­tre­lló en las pri­me­ras de cam­bio cuan­do que­dó otra vez al man­do de la ce­les­te en su pri­mer tor­neo ofi­cial, la Co­pa Amé­ri­ca 2007.

Aque­lla pro­pues­ta que pa­ra los fol­cló­ri­cos fut­bo­le­ros es la ex­pre­sión más pu­ra del fút­bol, fue pa­ra el en­tre­na­dor de la se­lec­ción el fi­nal de una eta­pa de su ca­rre­ra, pa­ra em­pe­zar a tran­si­tar con una pro­pues­ta más con­ser­va­do­ra un camino di­fe­ren­te.

A la vis­ta y a los ojos del fut­bo­le­ro, el 4-3-3 re­su­me fút­bol-es­pec­tácu­lo. Sin em­bar­go, en el Com­ple­jo de la AUF des­cu­brió que el camino era otro con un 4-4-2 que re­su­me, pa­ra Uru­guay, el fút­bol-re­sul­ta­do. Equi­li­brio, se­gu­ri­dad, lo que se trans­for­ma en re­sul­ta­dos, por ejem­plo en ha­ber asis­ti­do a los dos úl­ti­mos mun­dia­les y es­tar en camino ha­cia el ter­ce­ro con­se­cu­ti­vo, co­mo no su­ce­día des­de ha­ce me­dio si­glo.

Ese 4-4-2 con ju­ga­do­res dis­ci­pli­na­dos y adoc­tri­na­dos pa­ra de­fen­der, co­mo an­te Argentina, y co­mo en tan­tos par­ti­dos, se trans­for­mó en el es­cu­do de vi­gen­cia del pro­yec­to del en­tre­na­dor.

El em­pa­te an­te Argentina de­jó gus­to a po­co pa­ra el hin­cha. Sin em­bar­go, en la se­lec­ción lo re­ci­bie­ron co­mo una bue­na re­com­pen­sa en ese aná­li­sis que rea­li­za­ron a par­tir de que el ob­je­ti­vo de Ta­bá­rez no es ga­nar las Eli­mi­na­to­rias sino cla­si­fi­car al Mun­dial. Es­tán a pun­to de con­se­guir­lo, por­que por de­lan­te que­da Pa­ra­guay, un se­lec­ción con la que Uru­guay no pierde des­de ha­ce una dé­ca­da (ver pá­gi­na 4) y en las dos úl­ti­mas fe­chas con se­lec­cio­nes eli­mi­na­das (ver pá­gi­na 5).

Por esa ra­zón ayer, en la ma­ña­na si­guien­te al 0-0 con Argentina, la ac­ti­vi­dad en el Com­ple­jo de la AUF sir­vió pa­ra des­cu­brir la fe­li­ci­dad de los ju­ga­do­res por el pun­to del jue­ves y por­que mi­ran el cie­rre de las Eli­mi­na­to­rias con la con­vic­ción y la es­pe­ran­za de lle­gar a Ru­sia 2018, por­que fut­bo­lís­ti­ca­men­te Uru­guay se acer­có a la me­jor ver­sión de 2010 en la for­ma, con un equi­po muy apli­ca­do tác­ti­ca­men­te, or­de­na­do, efec­ti­vo, que se ali­men­ta­rá con las ge­nia­li­da­des de las fi­gu­ras de turno: an­tes For­lán, aho­ra Suá­rez y Ca­va­ni.

El fun­cio­na­mien­to fue la gran re­com­pen­sa pa­ra los ju­ga­do­res, in­clu­so cuan­do los hin­chas es­pe­ra­ban ver a otro Uru­guay, pro­ta­go­nis­ta con la pe­lo­ta en los pies, una ver­sión im­pen­sa­da ba­jo la égi­da de Ta­bá­rez.

La ale­gría de Ta­bá­rez, la son­ri­sa de Suá­rez, el pul­gar pa­ra arri­ba de Ca­va­ni, sir­ven pa­ra gra­fi­car el mo­men­to de Uru­guay en el cie­rre de las Eli­mi­na­to­rias. In­clu­so cuan­do Uru­guay no es­tá cla­si­fi­ca­do y se en­cuen­tra en ese acor­deón de sie­te se­lec­cio­nes que bus­can tres pla­zas y me­dia pa­ra lle­gar al Mun­dial. Es­tán con­ven­ci­dos que van por buen camino. l

C. DOS SAN­TOS

El día des­pués del em­pa­te con Argentina, los ti­tu­la­res so­lo tro­ta­ron

FO­TOS: C. DOS SAN­TOS

Los su­plen­tes hi­cie­ron fút­bol en el Com­ple­jo de la AUF.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.