RA­DIO­GRA­FÍA DE UNA CRI­SIS

¿Por qué los ju­ga­do­res de Pe­ña­rol en­du­re­cen las me­di­das y no con­cen­tran? ¿Cuál es el atra­so sa­la­rial? ¿A un fut­bo­lis­ta le de­ben un año de sa­la­rio? ¿Qué hacen los di­ri­gen­tes?

El Observador Fin de Semana - Referi - - PORTADA - DA­NI­LO COS­TAS Twit­ter.com/dcos­tas8

Pe­ña­rol es lí­der in­vic­to del Tor­neo Clau­su­ra. En los úl­ti­mos par­ti­dos Leo­nar­do Ra­mos pa­re­ce ha­ber en­con­tra­do el fun­cio­na­mien­to perdido, las in­cor­po­ra­cio­nes se afian­za­ron en el equi­po ti­tu­lar y res­pon­die­ron con jue­go y go­les.

Los hin­chas man­tie­nen des­de el ini­cio del cer­ta­men un com­por­ta­mien­to ade­cua­do, no se re­gis­tra­ron in­ci­den­tes y la ba­rra de alien­to pa­re­ce con­tro­la­da lue­go de que cam­bió la di­rec­ción de se­gu­ri­dad.

Sin em­bar­go la in­ter­na del club es una bom­ba de tiem­po. ¿Por qué? Por­que los ju­ga­do­res decidieron de­jar de con­cen­trar por ter­ce­ra se­ma­na con­se­cu­ti­va, en­du­re­cie­ron las me­di­das de lucha por su sa­la­rio, anun­cia­ron que no irían a Los Aro­mos ni si­quie­ra a al­mor­zar y le vol­vie­ron a exi­gir, aho­ra pú­bli­ca­men­te, so­lu­cio­nes a sus di­ri­gen­tes.

¿Có­mo es­tán las cuentas de Pe­ña­rol? ¿Qué ope­ra­ción hi­zo que el club se des­fi­nan­cia­ra? ¿Có­mo afec­ta es­ta si­tua­ción de im­pa­gos en los sa­la­rios, la reali­dad del plan­tel? ¿Có­mo fi­nan­ció Pe­ña­rol la lle­ga­da de seis refuerzos des­de el ex­te­rior y con pa­sa­do en se­lec­cio­nes ma­yo­res o ju­ve­ni­les de su país cuan­do no pue­de pa­gar?

Cris­tian Rodríguez, co­mo ca­pi­tán del club, to­mó la pos­ta del grupo y ele­vó el re­cla­mo de sus com­pa­ñe­ros a la es­fe­ra pú­bli­ca. “Hay un com­pa­ñe­ro que en días va a cum­plir un año que no co­bra, otros com­pa­ñe­ros tie­nen un atra­so de sie­te me­ses y otros de cin­co. Nos ca­lla­mos la bo­ca, en­tre­na­mos con bue­na ca­ra y va­mos pa­ra ade­lan­te por­que no que­re­mos ha­cer­le mal al club, pe­ro hay si­tua­cio­nes que no aguan­tan más. Hay com­pa­ñe­ros que no tie­nen una ca­sa pro­pia, es­ta­ban bus­can­do un aho­rro y de­ja­ron de co­brar. Aho­ra tie­nen que pe­dir­le di­ne­ro a otras per­so­nas y eso no es­tá bueno. El club bus­ca so­lu­cio­nes y en­tien­do la po­si­ción del club, pe­ro eso nos afec­ta a no­so­tros en el día a día y hay com­pa­ñe­ros con pro­ble­mas per­so­na­les”, di­jo el Ce­bo­lla en Sport 890 el jue­ves.

El plan­tel in­ten­tó di­la­tar to­do lo que pu­do la me­di­da de fuer­za de no ir a Los Aro­mos el día de par­ti­do y lle­gar al es­ce­na­rio por su cuen­ta, con ro­pa par­ti­cu­lar. No se que­ría dar esa ima­gen an­te el pú­bli­co ni an­te la pren­sa. Bus­ca­ron so­lu­cio­nes den­tro de la ins­ti­tu­ción y no las en­con­tra­ron. Tam­po­co un ges­to alen­ta­dor que ate­nua­ra la fal­ta de di­ne­ro.

Fue allí, que en­tre la in­cer­ti­dum­bre de los más chi­cos y el ma­les­tar de los más gran­des, se de­ci­dió de­jar de con­cen­trar y ha­cer pú­bli­ca la fal­ta de pa­go.

Con­sul­ta­do por Referí, Juan Pe­dro Da­mia­ni ex­pli­có: “No­so­tros es­ta­mos eva­luan­do que no con­cen­tren los ju­ga­do­res, por­que les di­mos to­das las co­mo­di­da­des en Los Aro­mos y los re­sul­ta­dos no lle­ga­ron (Uru­gua­yo Es­pe­cial 2016, Aper­tu­ra 2017 e In­ter­me­dio 2017). Pa­ra al­guno de los fut­bo­lis­tas de­be ser te­dio­so te­ner que ir a con­cen­trar, en­ton­ces si no con­cen­tran y ga­nan no hay pro­ble­ma”.

El plan­tel, uni­do co­mo nun­ca an­te el re­cla­mo por sus de­re­chos, se di­vi­de pa­ra la ad­mi­nis­tra­ción del club en­tre los que co­bran suel­dos en dó­la­res y quie­nes tie­nen sus con­tra­tos pe­si­fi­ca­dos.

“La si­tua­ción nues­tra es muy preo­cu­pan­te y no nos tie­ne tran­qui­los pa­ra na­da. A los com­pa­ñe­ros que les de­ben me­nos les de­ben cua­tro me­ses y un com­pa­ñe­ro ha­ce un año que no co­bra un pe­so. Los ju­ga­do­res más chi­cos del plan­tel co­bran su sa­la­rio en pe­sos y tie­nen un atra­so tre­men­do. Mu­chos de ellos dan el pa­so de mu­dar­se cuan­do fir­man un con­tra­to y hoy no co­bran”, di­jo el la­te­ral Gui­ller­mo Va­re­la, con­sul­ta­do por Referí pa­ra es­te in­for­me.

Va­re­la lle­gó ha­ce po­cas se­ma­nas a Pe­ña­rol des­de Ale­ma­nia, lue­go de ju­gar en Man­ches­ter Uni­ted de In­gla­te­rra y Real Ma­drid de Es­pa­ña.

Se crió en las ju­ve­ni­les de Pe­ña­rol, es un pro­duc­to ge­nuino de su can­te­ra y una voz au­to­ri­za­da pa­ra ha­blar so­bre la reali­dad del plan­tel, ya que co­no­ce los me­ca­nis­mos y el sal­to de pa­sar de un con­tra­to ju­ve­nil a uno de Pri­me­ra di­vi­sión. “Ten­go com­pa­ñe­ros que tie­nen que man­te­ner una fa­mi­lia o son el sos­tén eco­nó­mi­co de sus ca­sas y hoy no sa­ben si van a lle­gar a fin de mes. Hay ju­ga­do­res de Pe­ña­rol que no pue­den pa­gar el al­qui­ler y no ven un di­ne­ro ha­ce cin­co me­ses. ¿Có­mo se jus­ti­fi­ca an­te el pro­pie­ta­rio de un apar­ta­men­to que no po­dés

pa­gar el al­qui­ler sien­do ju­ga­dor de Pe­ña­rol? Es una ver­güen­za y hay com­pa­ñe­ros que su­fren por eso. ¿Có­mo pue­den pen­sar en la pe­lo­ta si tie­nen otros pro­ble­mas más gra­ves atrás? Soy cons­cien­te que el di­ne­ro que se ga­na en el fút­bol no es el suel­do de cual­quier tra­ba­ja­dor, ten­go cla­ro que el club de­be ge­ne­rar in­gre­sos y que la co­sa es­tá di­fí­cil, pe­ro son nues­tros sa­la­rios, hay com­pa­ñe­ros que no co­bran ha­ce mu­cho tiem­po y nun­ca ha­bla­ron”, di­jo Va­re­la.

El fut­bo­lis­ta que ha­ce 12 me­ses que no co­bra es Mar­cel No­vick, quien es­tá en Pe­ña­rol des­de 2012 y es el ju­ga­dor con ma­yor an­ti­güe­dad del ac­tual plan­tel.

Da­mia­ni tam­bién con­tes­tó so­bre la si­tua­ción del Vi­kin­go: “El club go­za de bue­na sa­lud eco­nó­mi­ca, eso quie­ro de­jar­lo cla­ro. Pa­ra ir or­de­nan­do al club se co­men­za­ron a ha­cer pa­gos ca­da 45 días. No­vick tie­ne el con­tra­to más an­ti­guo en el club por­que es el ju­ga­dor que es­tá ha­ce más tiem­po y por eso se le de­be más. Tie­ne un atra­so ma­yor que el res­to, pe­ro es un atra­so téc­ni­co. Cuan­do de­je de ju­gar en el club va a co­brar to­do jun­to”.

Va­re­la es hin­cha del club, de­bu­tó en la pri­me­ra fe­cha del Clau­su­ra cuan­do fue el úl­ti­mo en su­mar­se a la pre­tem­po­ra­da y le fal­ta­ba mu­cho des­de lo fí­si­co. Sien­te y le due­le la si­tua­ción.

Se muer­de la len­gua y ex­pli­ca: “La gen­te pue­de in­ter­pre­tar mal nues­tro re­cla­mo pe­ro nos in­tere­sa la si­tua­ción de to­do el plan­tel, eso no nos sa­ca de la men­te el ob­je­ti­vo de sa­lir cam­peo­nes. Es­ta­mos en­fo­ca­dos en el par­ti­do a par­ti­do, que­re­mos ga­nar to­do pe­ro las cuentas y los al­qui­le­res hay que pa­gar­los to­dos los me­ses”.

Con­cep­tual­men­te, el pro­ble­ma de Pe­ña­rol no es eco­nó­mi­co sino fi­nan­cie­ro, se­gún el pre­si­den­te.

¿Qué quie­re de­cir es­to? Que el pro­ble­ma tie­ne pla­zos y que el es­ce­na­rio es cir­cuns­tan­cial. Sin em­bar­go, a los efec­tos de la reali­dad del plan­tel, el tér­mino con­ta­ble no mo­di­fi­ca el es­ce­na­rio.

Da­mia­ni, cons­cien­te de la si­tua­ción y en diá­lo­go con Referí de­jó en cla­ro los mo­ti­vos del des­fa­se fi­nan­cie­ro: “Un pro­ble­ma eco­nó­mi­co o un pro­ble­ma fi­nan­cie­ro es dis­tin­to. En el ba­lan­ce an­te­rior no­so­tros ven­di­mos por € 4,5 mi­llo­nes y en el pre­su­pues­to anual pac­ta­mos que lle­gá­ba­mos a oc­ta­vos de fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res. Tra­za­mos el gas­to en fun­ción de esa mé­tri­ca y la eli­mi­na­ción de la Li­ber­ta­do­res, más la in­ver­sión en el ru­bro de las cá­ma­ras de iden­ti­fi­ca­ción fa­cial pa­ra el Cam­peón Del Si­glo nos ge­ne­ra­ron un hue­co im­por­tan­te. El ba­lan­ce 2016 nos da una uti­li­dad de US$ 1 mi­llón”.

El ba­lan­ce 2016 fue pre­sen­ta­do en el úl­ti­mo Con­se­jo Di­rec­ti­vo con ca­si nue­ve me­ses de atra­so pe­ro aún no fue apro­ba­do, ya que de­be pa­sar por la Asam­blea Re­pre­sen­ta­ti­va. Referí se con­tac­tó con Pa­blo Le­mas, ge­ren­te fi­nan­cie­ro del club, pe­ro de­cli­nó brin­dar in­for­ma­ción so­bre el ba­lan­ce.

Un fut­bo­lis­ta, que pi­dió no ser iden­ti­fi­ca­do, fue con­sul­ta­do so­bre la eli­mi­na­ción de la Co­pa Li­ber­ta­do­res co­mo cau­san­te del di­ne­ro fal­tan­te y agre­gó: “Si cla­si­fi­cá­ba­mos a la Co­pa Li­ber­ta­do­res le en­tra­ba una pla­ta al club que era im­por­tan­te, pe­ro hay ju­ga­do­res con un atra­so ma­yor al pla­zo de la Co­pa, en­ton­ces no dan las fe­chas”.

Con­sul­ta­do so­bre la trans­fe­ren­cia de Nán­dez, en un es­ce­na­rio don­de el club ne­ce­si­ta di­ne­ro co­mo el oxí­geno, Da­mia­ni afir­mó: “Por Nán­dez en­tra­ron aho­ra U$S 1,5 mi­llo­nes a la ca­ja del club y an­tes de fin de año va a en­trar el res­to. La trans­fe­ren­cia se com­ple­tó por U$S 3,3 mi­llo­nes li­bres pa­ra Pe­ña­rol y es­ta­mos a la es­pe­ra de co­brar la to­ta­li­dad de la ven­ta pa­ra ir can­ce­lan­do los suel­dos atra­sa­dos de los ju­ga­do­res. Los fun­cio­na­rios es­tán al día por­que son los que ga­nan me­nos”.

El di­ne­ro que ya co­bró Pe­ña­rol por Nán­dez no al­can­za a cu­brir la deu­da, sino pa­ra ma­ti­zar­la, y eso es otro pun­to que des­es­ta­bi­li­za al plan­tel.

“Nos di­je­ron que iban a re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción con la ven­ta de Nahi­tan, pe­ro lo cier­to es que se van a can­ce­lar al­gu­nos me­ses y así si­gue el círcu­lo por­que la deu­da si­gue ahí”, ce­rró Va­re­la.

El plan­tel de Pe­ña­rol, lí­der in­vic­to del Clau­su­ra, es­tá uni­do co­mo nun­ca an­te la di­fi­cul­tad, or­ga­ni­za­ron va­rias co­lec­tas in­ter­nas pa­ra cu­brir las ne­ce­si­da­des bá­si­cas y los ju­ga­do­res ma­yo­res ya au­xi­lia­ron a los más jó­ve­nes, que son los que más su­fren el atra­so sa­la­rial. Co­brar su suel­do, es hoy, el ri­val más di­fí­cil.

I. GUIMARAENS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.