¡MAES­TRO!

Con el equi­li­brio co­mo ban­de­ra, Ta­bá­rez mar­có el ca­mino de la re­vo­lu­ción ce­les­te

El Observador Fin de Semana - Referi - - PORTADA - GUS­TA­VO MAR­TÍN Twit­ter.com/mar­tin­gus­tav La se­gun­da opor­tu­ni­dad Ré­cords y más ré­cords

Si me ofre­cían al­go pa­re­ci­do a lo que fue mi pe­río­do que ter­mi­nó en 1990, de­cía que no, pe­ro acep­té por­que con­cor­da­mos que de­bía ser un pro­yec­to di­fe­ren­te y a lar­go pla­zo”, así se pre­sen­tó Ós­car Was­hing­ton Ta­bá­rez el 8 de mar­zo de 2006, cuan­do la Aso­cia­ción Uru­gua­ya de Fút­bol (AUF), pre­si­di­da por Eu­ge­nio Fi­gue­re­do, lo nom­bró di­rec­tor téc­ni­co de la se­lec­ción uru­gua­ya de fút­bol.

Hoy, más de 11 años des­pués, el tiem­po le de­vol­vió la re­com­pen­sa más gran­de, in­clu­so su­peran­do aque­llos sue­ños con los que lle­gó a las ofi­ci­nas de la AUF. Uru­guay es­tá en el Mun­dial de Ru­sia 2018, con una se­lec­ción re­no­va­da y con una paz im­pro­pia pa­ra la ce­les­te y le­jos de la an­gus­tia su­fri­da por otras se­lec­cio­nes. Esa mis­ma an­gus­tia que sis­te­má­ti­ca­men­te ha­bía gol­pea­do a Uru­guay a la ho­ra de cla­si­fi­car, o no, a las anteriores edi­cio­nes de los mun­dia­les. Cuan­do asu­mió en 2006 el pro­pio Ta­bá­rez ma­ni­fes­tó: “Le doy mu­cha im­por­tan­cia a que se me ha­ya da­do una se­gun­da opor­tu­ni­dad”, jus­ta­men­te tras la ex­pe­rien­cia de Ita­lia 1990.

Des­de 2006, pro­cu­ró, y con­si­guió, un equi­li­bro en la for­ma­ción del equi­po que fue acom­pa­ña­da por éxi­tos de­por­ti­vos: el cuar­to pues­to en Su­dá­fri­ca 2010, en lo que fue la me­jor ac­tua­ción de Uru­guay en un mun­dial, des­de 1970; vol­ver a ga­nar la Co­pa Amé­ri­ca, fue­ra del Cen­te­na­rio, en el 2011 en Ar­gen­ti­na, en­tre otros as­pec­tos que mar­ca­ron su ca­mino (ver Una do­ce­na de hi­tos...).

La re­gu­la­ri­dad es lo que tam­bién ca­rac­te­ri­za el ci­clo de Ta­bá­rez. Si se mi­de la efec­ti­vi­dad, en los pe­río­dos in­ter­mun­dia­les, en­tre 2006 y 2010, ga­nó 56% de los pun­tos en dispu­ta (con­si­de­rán­do­se to­dos los par­ti­dos, tan­to ofi­cia­les co­mo amis­to­sos FIFA), en­tre 2010 y 2014, la efec­ti­vi­dad fue de 58% y des­pués del mun­dial de Bra­sil, has­ta el pre­sen­te la me­dia de pun­tos ga­na­dos es 56%. Aún que­dan seis par­ti­dos pre­vio al Mun­dial y el tor­neo de Ru­sia. Otro ele­men­to que Ta­bá­rez pre­go­nó fue el res­pe­to a los ju­ga­do­res de la se­lec­ción. Fue así que, en mu­chas ocasiones, hu­bo ju­ga­do­res que, sin es­tar en su me­jor mo­men­to, igual­men­te el téc­ni­co les man­tu­vo su lu­gar, en res­pe­to a su tra­yec­to­ria. Es­te he­cho pro­pi­ció la con­ti­nui­dad de los ju­ga­do­res.

Du­ran­te el ac­tual ci­clo de Ta­bá­rez en la se­lec­ción nacional, se su­peró el ré­cord de pre­sen­cias ab­so­lu­tas en la ce­les­te, ac­tual­men­te en po­der de Ma­xi­mi­li­ano Pe­rei­ra con 123, par­ti­dos. Asi­mis­mo, el 11 de oc­tu­bre de 2011, Die­go Forlán lle­gó a 32 go­les con Uru­guay y su­peró el ré­cord de go­les con­ver­ti­dos por un ju­ga­dor, con la ce­les­te, el que os­ten­ta­ba Héc­tor Sca­ro­ne con 31 go­les y que da­ta­ba de 21 de ju­lio de 1930, ha­cía 81 años. Al pre­sen­te el go­lea­dor ab­so­lu­to de Uru­guay es Luis Suá­rez con 49 go­les, se­gui­do por Edin­son Ca­va­ni con 39 y ter­ce­ro es Die­go Forlán con 36. Las se­lec­cio­nes ju­ve­ni­les no es­ca­pa­ron al plan de Ta­bá­rez. Du­ran­te es­te ci­clo Uru­guay lo­gró dos vi­ce­cam­peo­na­tos del mundo: en sub 17 en el año 2011, en Mé­xi­co, di­ri­gi­do por Fa­bián Coi­to, y en sub 20, en 2013 en Tur­quía, con Juan Ver­ze­ri, co­mo en­tre­na­dor. Más re­cien­te en el tiem­po, el tí­tu­lo sud­ame­ri­cano sub 20, con Coi­to, que ter­mi­nó con una se­quía de 36 años sin tí­tu­los con­ti­nen­ta­les en esa ca­te­go­ría.

No en vano des­de las se­lec­cio­nes ju­ve­ni­les, fue­ron ca­ta­pul­ta­dos a la ac­tual se­lec­ción ab­so­lu­ta: Se­bas­tián Coa­tes, Abel Her­nán­dez, Die­go Ro­lan, Gior­gian De Arras­cae­ta, Die­go La­xalt, Gas­tón Sil­va, Jo­sé Ma­ría Giménez, Nahi­tan Nan­dez y los dos más re­cien­tes: Fe­de­ri­co Val­ver­de y Ro­dri­go Ben­tan­cur.

En­tre los ju­ve­ni­les que em­pu­jan, los pro­me­dios de pun­tos ga­na­dos en ca­da ci­clo mun­dial que man­tie­nen una y la con­ti­nui­dad de un pro­ce­so, re­fle­jan el equi­li­brio con el que Ta­bá­rez re­co­rrió es­tos 11 años en la AUF que que­da­ron pa­ra la his­to­ria y que mar­ca­ron un pun­to de quie­bre, con re­gis­tros iné­di­tos y su cuar­to Mun­dial a la vis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.