DE­BU­TÓ USAIN BOLT Y TER­MI­NÓ CAN­SA­DO

EL PLUS­MAR­QUIS­TA MUN­DIAL DE 100 Y 200 M JU­GÓ AL FÚT­BOL EN SU FLA­MAN­TE EQUI­PO AUS­TRA­LIANO Y DI­JO QUE NE­CE­SI­TA “CUA­TRO O CIN­CO ME­SES PA­RA SEN­TIR­SE CÓ­MO­DO”

El Observador Fin de Semana - Referi - - LA CONTRA - “Ne­ce­si­ta­ré cua­tro o cin­co me­ses” Así lo veía Emi­li­ano La­sa

Apre­cio mu­cho el apo­yo que me han da­do los com­pa­ñe­ros. Me sen­tí un po­co ner­vio­so, me gus­ta­ría ha­ber in­ter­ve­ni­do más pe­ro ape­nas aca­bo de em­pe­zar el tra­ba­jo”

Ne­ce­si­ta­ré cua­tro o cin­co me­ses pa­ra sen­tir­me có­mo­do en el equi­po, pa­ra acos­tum­brar­me al con­trol del ba­lón tras los pa­ses, al jue­go de mis com­pa­ñe­ros. En cua­tro me­ses es­ta­ré ju­gan­do co­mo ellos” Usain Bolt FLA­MAN­TE JU­GA­DOR DE LOS MA­RI­NERS DE AUS­TRA­LIA

El día que mu­chos es­pe­ra­ban se dio es­te vier­nes en Aus­tra­lia: el no­ta­ble Usain Bolt, mul­ti­lau­rea­do en los 100 y 200 m en dis­tin­tos Jue­gos Olím­pi­cos, se dio el gus­to y de­bu­tó co­mo fut­bo­lis­ta.

El plus­mar­quis­ta mun­dial de­bu­tó con los Ma­ri­ners, de la Li­ga Aus­tra­lia­na de Fút­bol, y re­co­no­ció que ne­ce­si­ta­rá “cua­tro o cin­co me­ses más” pa­ra en­con­trar­se có­mo­do en el equi­po.

El de­but de Usain Bolt se pro­du­jo an­te 9.958 es­pec­ta­do­res en el Cen­tral Coast Sta­dium de Gos­ford de Nue­va Ga­les del Sur en un par­ti­do amistoso en el que su equi­po de­rro­tó por 6-1 a una se­lec­ción de Cen­tral Coast.

El ser hu­mano más rá­pi­do de la his­to­ria, con el dor­sal 95 a la es­pal­da, fa­lló al­gu­na oca­sión cla­ra de gol, pe­ro ase­gu­ró que la ex­pe­rien­cia “es­tu­vo bien”.

“Apre­cio mu­cho el apo­yo que me han da­do los com­pa­ñe­ros. Me sen­tí un po­co ner­vio­so, me gus­ta­ría ha­ber in­ter­ve­ni­do más pe­ro ape­nas aca­bo de em­pe­zar el tra­ba­jo”, co­men­tó Bolt.

El bó­li­do hu­mano, ca­paz de co­rrer los 100 me­tros en 9.58 se­gun­dos y los 200 en 19.19, se­ña­ló que su for­ma fí­si­ca era “mu­cho me­jor que la de ha­ce po­cas se­ma­nas”, cuan­do lle­gó al equi­po, y aho­ra ne­ce­si­ta “se­guir en la mis­ma lí­nea”. “Ne­ce­si­ta­ré me­ses, cua­tro o cin­co me­ses pa­ra sen­tir­me có­mo­do en el equi­po, pa­ra acos­tum­brar­me al con­trol del ba­lón tras los pa­ses, al jue­go de mis com­pa­ñe­ros. En cua­tro me­ses es­ta­ré ju­gan­do co­mo ellos”, apun­tó.

Bolt es­tu­vo 20 mi­nu­tos en el te­rreno de jue­go. Sus­ti­tu­yó a Mcg­lin­chey en el mi­nu­to 70, y su en­tre­na­dor, Mi­ke Mul­vey, di­jo que po­día “sen­tir­se or­gu­llo­so” por­que “los mo­vi­mien­tos en el fút­bol son di­fe­ren­tes a los del atle­tis­mo, pe­ro ha de­mos­tra­do al­gu­nas ha­bi­li­da­des, y no es arro­gan­te”. Ha­ce al­gu­nos me­ses, cuan­do sur­gió la po­si­bi­li­dad de que Bolt pu­die­ra ju­gar al fút­bol, Re­fe­rí re­qui­rió la opi­nión de un atle­ta que tu­vie­ra un en­tre­na­mien­to más si­mi­lar al del ja­mai­quino que los pro­pios de­por­tis­tas que en­tre­nan pa­ra ju­gar en una can­cha 11 con­tra 11, lo cual es bas­tan­te di­fe­ren­te.

Ya ha­bía ocu­rri­do al­go si­mi­lar con Mi­chael Jor­dan cuan­do tras re­ti­rar­se del bás­quet­bol ju­gó al beis­bol o re­cien­te­men­te con Pao­lo Mal­di­ni del fút­bol al te­nis, en­tre tan­tos otros.

El atle­ta ga­na­dor de ocho oros olím­pi­cos y due­ño de los ré­cords mun­dia­les de 100 y 200 me­tros lo­gró en­tre­nar con Bo­rus­sia Dor­tund de Ale­ma­nia, pe­ro fi­nal­men­te no que­dó.

La­sa, ade­más de ser un no­ta­ble atle­ta de pri­me­ra lí­nea en sal­to lar­go, ju­gó un tiempo en Be­lla Vis­ta en el fút­bol uru­gua­yo y dio su opi­nión ha­ce un tiempo pa­ra Re­fe­rí.

“En cuan­to a que un atle­ta pa­se a ju­gar al fút­bol es al­go po­si­ble, mu­cho más que una per­so­na que no es­tá ha­cien­do de­por­te”, co­men­zó di­cien­do el ré­cord­man uru­gua­yo.

Sin em­bar­go, ad­mi­tió que en oca­sio­nes pun­tua­les ha vuel­to a ju­gar al fút­bol, pe­ro que no se sien­te tan có­mo­do co­mo cuan­do des­bor­da­ba por las puntas en su ado­les­cen­cia.

“Yo lo he vi­vi­do por­que he ju­ga­do al fút­bol y ha­cía atle­tis­mo, y aho­ra que es­toy de­di­ca­do 100% con el atle­tis­mo y de re­pen­te cuan­do es­toy de va­ca­cio­nes y jue­go a la pe­lo­ta, no es lo mis­mo a co­mo me sen­tía an­tes”.

“Si bien fí­si­ca­men­te es­toy bien, no ten­go la pre­pa­ra­ción es­pe­cí­fi­ca que se pre­ci­sa pa­ra el fút­bol. El atle­tis­mo es muy di­fe­ren­te, es un de­por­te cí­cli­co más que na­da, que siem­pre se ha­ce lo mis­mo y se co­rre ha­cia ade­lan­te, no se co­rre ha­cia los cos­ta­dos ni hay cam­bios de rit­mo tan brus­cos co­mo en el fút­bol”, ex­pli­có.

Por con­tra­par­ti­da, se­ña­ló que el fút­bol es “ací­cli­co”, con la pe­lo­ta yen­do ha­cia dis­tin­tos lu­ga­res de la can­cha, lo que re­quie­re mo­vi­mien­tos di­fe­ren­tes.

Con res­pec­to al fí­si­co, La­sa se­ña­ló que es di­fe­ren­te por­que el fút­bol es más in­ter­mi­ten­te que el atle­tis­mo. “A ve­ces se co­rre pe­ro a ve­ces se que­da más pa­ra­do y tro­ta un po­co, no es con­ti­nuo”, in­di­có.

“En el ca­so de un atle­ta, co­mo Bolt, lo que le fal­ta­ría se­ría tra­ba­jos in­ter­mi­ten­tes, de re­sis­ten­cia, y tam­bién tra­ba­jos de mo­vi­li­dad ha­cia los cos­ta­dos y esa coor­di­na­ción que se pre­ci­sa pa­ra el fút­bol”, se­ña­ló. Por lo mos­tra­do el vier­nes, La­sa no es­ta­ba equi­vo­ca­do. A Bolt le fal­ta bas­tan­te. l

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.