Los se­cre­tos del nue­vo di­se­ño de la ca­mi­se­ta de Pe­ña­rol

FA­BIÁN BICCO ES EL CREA­DOR DEL ÉXI­TO DE LA CA­MI­SE­TA ANIVER­SA­RIO DE PE­ÑA­ROL, ALL IGUAL DE DE­CE­NAS DE TRA­BA­JOS QUE LLE­VAN LOS HIN­CHAS TATUADOS EN SU PIEL

El Observador Fin de Semana - Referi - - PORTADA - MAR­COS LACAZE twit­ter.com/mla­ca­ze La pri­me­ra ca­sa­ca di­se­ña­da

El hin­cha de Pe­ña­rol lle­va gra­ba­da en su piel la pa­sión en bas­to­nes ama­ri­llos y ne­gros, la fe­cha en la que na­ció el amor de sus vi­das y el lo­go que los re­pre­sen­ta­rá con or­gu­llo por los si­glos de los si­glos por ser los cam­peo­nes del úl­ti­mo si­glo. La lla­ma del fa­na­tis­mo no se apa­ga, ni va­ría. Re­sul­ta­dos, co­pas, su­ce­sos, vic­to­rias y fra­ca­sos; en las bue­nas y en las ma­las, lo úni­co que va cam­bian­do es el tiem­po, que lo ha­ce flo­re­cer en ca­da pri­ma­ve­ra pa­ra se­guir ca­mi­nan­do ha­cia la evo­lu­ción.

Esa iden­ti­fi­ca­ción que sa­le des­de el co­ra­zón de las tri­bu­nas, pa­sa por los ju­ga­do­res su­dan­do la ca­sa­ca con la que se em­ban­de­ran em­pu­ja­das por vie­jas glo­rias o por los ca­pi­ta­nes que pe­lean por su ma­na­da co­mo leo­nes.

Y en ca­da pa­so de evo­lu­ción es­tá el que di­se­ña esa pa­sión, el que mo­di­fi­ca con crea­ti­vi­dad la his­to­ria que via­jó en un tren des­de un ba­rrio has­ta la glo­ria du­ran­te 127 años.

Fa­bián Bicco y sus com­pa­ñe­ros de la em­pre­sa Güin, son los en­car­ga­dos de es­ta ta­rea que ejer­cen co­mo pro­fe­sio­na­les egre­sa­dos de ca­rre­ras uni­ver­si­ta­rias, con hin­chas, so­cios y bu­ta­quis­tas de Pe­ña­rol. Son los res­pon­sa­bles de unir la ti­po­gra­fía del ar­qui­tec­to Ju­lio Vi­la­ma­jó a la mar­ca “1891” sur­gi­da por el na­ci­mien­to mi­ra­sol o los que ti­ñe­ron de car­bón la ca­sa­ca au­ri­ne­gra pa­ra crear la in­du­men­ta­ria más ven­di­da de la his­to­ria.

“Ha­ce ca­si 10 años lle­gué al club por in­ter­me­dio de un tra­ba­jo par­ti­cu­lar que hi­ce. Ar­mé por en­car­gue la in­vi­ta­ción pa­ra la ce­na de los fes­te­jos de los 118 años que se hi­zo en el Ho­tel del Pra­do. El la­bu­ro gus­tó y jus­to en ese en­ton­ces asu­mie­ron los ge­ren­tes, ge­ne­ral, de fi­nan­zas y el de mar­ke­ting, que era Pa­blo Nie­to. Me lo pre­sen­ta­ron, vio el tra­ba­jo que hi­ce, ge­ne­ra­mos bue­na on­da y en una char­la se­lla­mos la con­vo­ca­to­ria que me hi­zo pa­ra em­pe­zar a la­bu­rar”, ase­gu­ró el di­se­ña­dor.

Des­de los co­mien­zos, jun­to a sus so­cios San­tia­go Bicco, Ga­briel Ben­ders­ki y Ni­co­lás de Almeida, rea­li­za­ron pa­ra la ins­ti­tu­ción mi­ra­sol el bran­ding, es­ta­ble­cien­do cual era el es­cu­do, cuá­les eran los co­lo­res, qué ama­ri­llo y ne­gro iban a uti­li­zar, el ti­po de le­tras con el que iban a es­cri­bir Club Atlé­ti­co Pe­ña­rol, el di­se­ño de las bu­ta­cas del “Cam­peón de Si­glo”, las mar­cas de “1891” y del es­ta­dio nue­vo, jun­to al con­te­ni­do grá­fi­co del nue­vo es­ta­dio y del sec­tor de pren­sa, los bra­za­le­tes pa­ra los ca­pi­ta­nes y lo que más le lle­ga al hin­cha, las ca­mi­se­tas.

“No soy ta­len­to­so, le de­di­co mu­chas ho­ras y ca­ri­ño en el la­bu­ro que ha­ce­mos. Tra­ta­mos de ge­ne­rar con­te­ni­dos a me­di­da y ba­sa­dos en la ri­ca his­to­ria que tie­ne Pe­ña­rol. Siem­pre in­ten­ta­mos crear al­go pro­pio por te­ner un con­te­ni­do au­tén­ti­co, que no sea un tem­pla­te, que sea al­go desa­rro­lla­do por so­cios e hin­chas pa­ra so­cios e hin­chas”, agre­gó Fa­bián Bicco, quien ade­más ase­gu­ró que “ir al es­ta­dio y sen­tir­se par­te de la pa­sa­re­la de la glo­ria y que la gen­te se sa­que fo­tos en ella es un ho­nor in­men­so, ya que los hin­chas se lo apro­pian y pa­sa a no im­por­tar quien lo hi­zo”.

Ade­más el pe­cho de es­tos di­se­ña­do­res se com­pri­me de emo­ción y ex­plo­ta de or­gu­llo cuan­do ven

a los hin­chas con sus tra­ba­jos tatuados en di­fe­ren­tes par­tes de sus cuer­pos. El tra­ba­jo con las ca­mi­se­tas co­men­zó po­nien­do en mar­cha el mo­tor que mue­ve el di­se­ño, que en el ca­so de Pe­ña­rol tra­ta de vin­cu­lar al­gún as­pec­to pa­tri­mo­nial.

“Nos hi­cie­ron la con­vo­ca­to­ria pa­ra ha­cer so­la­men­te la su­plen­te. En es­te ca­so fue una to­ma de de­ci­sio­nes de for­ma gru­pal, don­de tam­bién par­ti­ci­pó Pa­blo Nie­to, en­ton­ces de­fi­ni­mos sa­car­le el ama­ri­llo a la tra­di­cio­nal y te­ñir­la de gris en evo­ca­ción al car­bón, pa­sa­mos el lo­go de Cam­peón del Si­glo del hom­bro al pe­cho, que fue la úni­ca edi­ción en el que que­dó ahí, la pre­sen­ta­mos, la apro­ba­ron y sa­lió al mer­ca­do. Fue la más ven­di­da en la his­to­ria del club”, co­men­tó con or­gu­llo el pro­fe­sio­nal.

Dia­go­na­les de aniver­sa­rio

A me­di­da que pa­só el tiem­po ad­qui­rie­ron cier­tas li­ber­ta­des y en 2015 tu­vie­ron un lu­gar pa­ra ha­cer al­go nue­vo. El úni­co pe­di­do fue que te­nían que in­no­var con el di­se­ño y pa­ra eso via­ja­ron al año 1891, se pu­sie­ron en­fren­te a un tren en el ba­rio Pe­ña­rol y co­men­za­ron a crear.

“De ahí sa­lió la ca­mi­se­ta de fran­jas dia­go­na­les que nun­ca se ha­bía he­cho. El club nun­ca ha­bía ju­ga­do con dia­go­na­les, en­ton­ces les pa­re­ció in­tere­san­te vin­cu­lar esas fran­jas a lo fe­rro­via­rio, que es de don­de sur­gió la ins­ti­tu­ción. Más allá de ser al­go nue­vo es­ta­ba an­cla­do al pa­tri­mo­nio car­bo­ne­ro”, ase­gu­ró Bicco.

Horizontales a pe­di­do

Al­gu­nas ve­ces la crea­ción se ba­sa en los pe­di­dos que lle­gan des­de el Pa­la­cio Cr. Gas­tón Guel­fi y la Li­ber­ta­do­res 2017 arri­bó con una idea que dio vuel­tas las lí­neas de tra­ba­jo. So­bre és­ta ins­tan­cia, Bicco co­men­tó: “Nos pi­die­ron que hi­cié­ra­mos una ca­mi­se­ta con fran­jas horizontales, en­ton­ces pen­sa­mos co­mo co­nec­tar eso con al­go pro­pio del club y sur­gió uti­li­zar la ban­de­ra co­mo mo­de­lo. Le pu­si­mos cin­co fran­jas ne­gras y cua­tro ama­ri­llas, pa­ra que el pe­di­do que era ina­mo­vi­ble se pu­die­ra co­nec­tar con par­te de la his­to­ria”.

Ca­mi­se­ta de jue­go ac­tual

“La pre­mi­sa era cam­biar la can­ti­dad de fran­jas y eli­mi­nar las dos del pe­cho y las dos de la es­pal­da, en­ton­ces aga­rra­mos la ban­de­ra e hi­ci­mos una des­com­po­si­ción en el cua­dran­te don­de van las es­tre­llas que va en la es­pal­da pa­ra ahí po­ner a ca­da ju­ga­dor que re­pre­sen­ta una de las 11 es­tre­llas. Es co­mo si te pu­sie­ras la ban­de­ra de Pe­ña­rol pa­ra ju­gar”, de­ta­lló Bicco.

La úl­ti­ma pre­sen­ta­da en el mer­ca­do fue la ca­sa­ca del aniver­sa­rio 127, que fes­te­jan los mi­ra­so­les en es­te fin de se­ma­na. Una ca­mi­se­ta lle­na de glo­rias, que lle­na­ron de co­pas las vi­tri­nas del Pa­la­cio, las cua­les fue­ron re­tra­ta­das por Bicco en un di­se­ño que pa­ra los hin­chas y no hin­chas, es una obra de ar­te.

Los tra­ba­jos más vi­si­bles lle­van de­trás, mu­chas ve­ces, la­bu­ran­tes sin ex­po­si­ción, que con su sa­pien­cia y crea­ti­vi­dad vis­ten de ga­la la fies­ta del fút­bol y en el ca­so de Pe­ña­rol, se lo­gró com­bi­nar el pro­fe­sio­na­lis­mo, sin pa­dri­nos y con la pa­sión del hin­cha.

Em­ban­de­ra­dos La ca­sa­ca ac­tual de Pe­ña­rol va­rió en la ca­nit­dad de fran­jas y rea­li­za­ron una des­com­po­si­ción de la ban­de­ra mi­ra­sol que ter­mi­nó sien­do el mo­tor.

Aniver­sa­rio La edi­ción pre­sen­ta­da pa­ra el cum­plea­ños 127 de Pe­ña­rol es un éxi­to y los hin­chas lo de­mos­tra­ron ago­tan­do la pri­me­ra tan­da. Pa­ra el 28 de se­tiem­bre de 2015, Bicco y sus com­pa­ñe­ros tu­vie­ron car­ta li­bre y de­ci­die­ron lle­var las raí­ces fe­rro­via­rias del club a una ca­mi­se­ta que fue úni­ca pa­ra su his­to­ria. His­to­ria fe­rro­via­ria

La más ven­di­da Fue la ca­mi­se­ta más co­mer­cia­li­za­da de la his­to­ria de Pe­ña­rol, has­ta el mo­men­to. La elec­ción del di­se­ño pa­só por el cam­bio del ama­ri­llo por el gris, en evo­ca­ción al car­bón, y co­rrer el lo­go de Cam­peón del Si­glo.

En mar­cha El fren­te de un tren fue la ins­pi­ra­ción, que co­mo se pue­de ob­ser­var en la ima­gen, pa­só del frío me­tal al ca­lor de una ca­mi­se­ta fut­bo­le­ra en la que se arrai­gan los prin­ci­pios del club que na­ció en­tre vías.

Los di­ri­gen­tes pi­die­ron una ca­mi­se­ta con fran­jas horizontales y los di­se­ña­do­res de­ci­die­ron to­mar la ban­de­ra, en su for­ma clá­si­ca, y pa­sar­las a la remera con cin­co fran­jas ne­gras y cua­tro ama­ri­llas. En cons­truc­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.