Peón de Sal­to ini­cia­rá jui­cio por in­ju­rias an­te ver­sio­nes fal­sas PAR­LA­MEN­TO.

El abo­ga­do di­jo que cir­cu­ló in­for­ma­ción men­ti­ro­sa por re­des

El Observador Fin de Semana - - Actualidad -

Hu­go Lei­tes lle­gó a la ca­pi­tal por pri­me­ra vez pa­ra de­nun­ciar an­te el Par­la­men­to que fue gol­pea­do por el ca­pa­taz de la es­tan­cia don­de tra­ba­ja­ba por re­cla­mar el pa­go de ho­ras ex­tras lue­go de rea­li­zar jor­na­das de 12 y 14 ho­ras y so­lo co­brar por ocho. Su abo­ga­do, Ga­briel Car­ta­ge­na, anun­ció que, ade­más de la de­nun­cia pe­nal ya pre­sen­ta­da de­bi­do a las agre­sio­nes, pre­sen­ta­rán otra por di­fa­ma­ción e in­ju­rias por per­so­nas que hi­cie­ron cir­cu­lar ver­sio­nes fal­sas so­bre los mo­ti­vos que ini­cia­ron las agre­sio­nes.

Se­gún Car­ta­ge­na, al­gu­nas per­so­nas en re­des so­cia­les y me­dios lo­ca­les de Sal­to se hi­cie­ron eco de ver­sio­nes so­bre la agre­sión que in­vo­lu­cra­ban a la mu­jer del ca­pa­taz de la es­tan­cia. “To­do es­to fue por re­cla­mos de las re­la­cio­nes la­bo­ra­les, las con­di­cio­nes en las que vi­vía y por­que ha­bía re­cla­ma­do un au­men­to de $ 50 en el jor­nal”, ase­gu­ró el abo­ga­do en rue­da de pren­sa.

La co­mi­sión de Le­gis­la­ción de Tra­ba­jo de la Cámara de Dipu­tados fue la que re­ci­bió a Lei­tes y a Car­ta­ge­na, quie­nes lle­ga­ron acom­pa­ña­dos por re­pre­sen­tan­tes del PIT- CNT y de la Unión Na­cio­nal de Asa­la­ria­dos, Tra­ba­ja­do­res Ru­ra­les y Afi­nes (Una­tra).

“Hi­ce por mí y por to­dos los de- El peón de 53 años es­tu­vo en el Par­la­men­to es­te vier­nes.

más. Hay mu­cha gen­te que ha vi­vi­do lo mis­mo que yo o tal vez peor y nun­ca se su­po”, di­jo Lei­tes a la pren­sa, aun­que ase­gu­ró que él no se ha en­te­ra­do de nin­gún otro ca­so des­de que de­nun­ció su si­tua­ción. Se­gún el peón, has­ta el mo­men­to en el que re­cla­mó las ho­ras ex­tras te­nía una bue­na re­la­ción con el ca­pa­taz, aun­que de­nun­ció que vi­vían en con­di­cio­nes bas­tan­tes la­men­ta­bles. “La co­mi­da era pé­si­ma y los col­cho­nes tam­bién”, di­jo.

Le­gis­la­do­res de to­dos los par­ti­dos re­pu­dia­ron el he­cho y pi­die­ron que las ac­tas de la co­mi­sión

sean en­via­das al juz­ga­do de Sal­to.

El PIT- CNT se com­pro­me­tió a acom­pa­ñar al tra­ba­ja­dor que per­dió el em­pleo lue­go de la de­nun­cia. “To­dos sa­be­mos que la so­cie­dad uru­gua­ya en ge­ne­ral tra­ta de sa­car­le el cuer­po a los pro­ble­mas, en­ton­ces a es­te hom­bre, ma­ña­na, qué es­ta­ble­ci­mien­to ru­ral lo va a que­rer em­plear”, di­jo el dipu­tado co­lo­ra­do Fer­nan­do Ama­do. “Den­tro de un mes, cuan­do ter­mi­ne el he­cho po­lí­ti­co me­diá­ti­co, Hu­go que­da so­lo. Hay que dar­le el acom­pa­ña­mien­to hu­mano, po­lí­ti­co y de las or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les”, agre­gó. •

C. DOS SAN­TOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.