Te­mer pi­dió dis­cul­pas y des­ac­ti­vó el freno a lác­teos

El pre­si­den­te bra­si­le­ño lla­mó a Ta­ba­ré Váz­quez pa­ra evi­tar que el di­fe­ren­do se con­vier­ta en “un cir­co me­diá­ti­co” En tan­to, la in­dus­tria au­to­par­tis­ta lo­cal cues­tio­nó que Bra­sil in­cum­ple un acuer­do al co­brar aran­ce­les a sus pro­duc­tos

El Observador Fin de Semana - - Portada -

Cuan­do pa­re­cía que la sus­pen­sión tem­po­ral a los lác­teos uru­gua­yos –que ha­bía re­suel­to apli­car en for­ma uni­la­te­ral el mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra de Bra­sil, Blai­ro Mag­gi– se vol­vía un do­lor de ca­be­za pa­ra el go­bierno y un tema que te­nía en vi­lo a to­da la ca­de­na lác­tea, una ines­pe­ra­da lla­ma­da del pre­si­den­te bra­si­le­ño Mi­chel Te­mer a úl­ti­ma ho­ra de es­te vier­nes a su ho­mó­lo­go Ta­ba­ré Váz­quez ter­mi­nó por des­com­pri­mir la ten­sión.

En diá­lo­go con El Ob­ser­va­dor, el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca di­jo que Te­mer lo te­le­fo­neó per­so­nal­men­te pa­ra pe­dir­le “dis­cul­pas” y le in­di­có que fue una “desin­te­li­gen­cia” la de­ci­sión que to­mó su mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, el pa­sa­do miér­co­les, de sus­pen­der la li­be­ra­ción de nuevas li­cen­cias de im­por­ta­ción de pro­duc­tos lác­teos uru­gua­yos.

“Te­mer me pi­dió dis­cul­pas y me pro­me­tió que la si­tua­ción se nor­ma­li­za­rá en bre­ve”, con­tó el man­da­ta­rio. Se­gún trans­mi­tió Váz­quez, el pre­si­den­te de Bra­sil le in­di­có que la so­lu­ción pue­de de­mo­rar unos días y que op­tó por lla­mar­lo per­so­nal­men­te por­que de lo con­tra­rio “se iba a se­guir agran­dan­do un cir­co me­diá­ti­co”.

Ade­más, Te­mer le in­for­mó que man­tu­vo un con­tac­to con su can­ci­ller, Aloí­sio Nu­nes Fe­rrei­ra, y con Mag­gi pa­ra re­sol­ver el di­fe­ren­do.

Se­gún Váz­quez, el man­da­ta­rio bra­si­le­ño ex­pre­só la “vo­lun­tad” de su país de “so­lu­cio­nar los pro­ble­mas”. Por ello es­tá pre­vis­to que en cues­tión de ho­ras arri­be una mi­sión de téc­ni­cos del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra de Bra­sil (MA­PA) pa­ra in­ter­cam­biar in­for­ma­ción con las au­to­ri­da­des uru­gua­yas.

Por otra par­te, el pre­si­den­te de Bra­sil se ex­cu­só por no po­der asistir a la Con­fe­ren­cia Mun­dial so­bre En­fer­me­da­des No Trans­mi­si­bles, que se rea­li­za­rá en Mon­te­vi­deo, de­bi­do a com­pro­mi­sos gu­ber­na­men­ta­les. Am­bos pre­si­den­tes que­da­ron en con­ver­sar en los pró­xi­mos días, a los efec­tos de coor­di­nar la con­vo­ca­to­ria pa­ra la si­guien­te reunión del Mer­co­sur.

El can­ci­ller Ro­dol­fo Nin Novoa des­ta­có a El Ob­ser­va­dor la so­lu­ción “di­plo­má­ti­ca” a la que arri­ba­ron am­bos paí­ses e in­di­có que la mi­sión bra­si­le­ña arri­ba­rá a Uru­guay es­te lu­nes 16.

En ese sen­ti­do, el pre­si­den­te del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de la Le­che (Ina­le), Ri­car­do de Izaguirre, di­jo ano­che a El Ob­ser­va­dor que el or­ga­nis­mo ya ele­vó un in­for­me com­ple­to a la can­ci­lle­ría don­de que­da “ra­ti­fi­ca­do” que Uru­guay no rea­li­za nin­gún ti­po trian­gu­la­ción en sus ven­tas de lác­teos a Bra­sil, co­mo acu­só Mag­gi.

Las au­to­ri­da­des del Ina­le re­co­gie­ron los da­tos de pro­duc­ción, así co­mo de ex­por­ta­ción e im­por­ta­ción de pro­duc­tos lác­teos pa­ra que la mi­sión bra­si­le­ña del MA­PA que lle­ga­rá a Uru­guay no ten­ga du­das so­bre las sos­pe­chas que sem­bra­ron ac­to­res pri­va­dos de la ca­de­na lác­tea bra­si­le­ña.

Lue­go de un epi­so­dio en la jor­na­da del jue­ves don­de Bra­sil de­mo­ró por unas ho­ras unos ca­mio­nes de que­sos en la fron­te­ra, que fue res­pon­di­do por Uru­guay en el mis­mo sen­ti­do con la mer­ca­de­ría que pre­ten­día in­gre­sar a te­rri­to­rio uru­gua­yo, es­te vier­nes la ac­ti­vi­dad co­mer­cial en los pa­sos de fron­te­ra fue nor­mal.

Los ca­mio­nes que tras­la­dan que­sos uru­gua­yos in­gre­sa­ron a Bra­sil es­te vier­nes sin in­con­ve­nien­tes, in­for­mó un des­pa­chan­te de adua­na del Chuy a El Ob­ser­va­dor.

“Pa­sa­ron to­dos los des­pa­chos (de lác­teos y otras mer­ca­de­rías) que es­ta­ban pro­gra­ma­dos pa­ra allá y pa­ra acá, no te­ne­mos pa­ro de na­da. En reali­dad, nun­ca tu­vi­mos, se es­tá ac­tuan­do con nor­ma­li­dad”, con­fir­mó una fuen­te de la Ad­mi­nis­tra­ción de Adua­nas de Chuy. Fuen­tes di­plo­má­ti­cas ex­pli­ca­ron a El Ob­ser­va­dor que en el ca­so de los lác­teos no hu­bo pro­ble­mas por­que fue­ron li­cen­cias de im­por­ta­ción que ya ha­bían si­do li­be­ra­das por el MA­PA con an­te­rio­ri­dad a que Mag­gi anun­cia­ra la sus­pen­sión por tiem­po in­de­fi­ni­do.

Fren­te au­to­mo­triz

Sin em­bar­go otras ra­mas de la pro­duc­ción co­mo la in­dus­tria au­to­mo­triz sos­tie­nen que el gi­gan­te nor­te­ño no es­tá cum­plien­do con los acuer­dos vi­gen­tes.

En di­ciem­bre de 2015, Uru­guay y Bra­sil mo­di­fi­ca­ron un acuer­do de com­pen­sa­ción de co­mer­cio, por el cual a par­tir de enero de 2016 los vehícu­los fa­bri­ca­dos en el ve­cino del nor­te de­ja­ron de pa­gar aran­ce­les pa­ra in­gre­sar al país.

Uru­guay ac­ce­dió a otor­gar ese be­ne­fi­cio a cam­bio que las au­to­par­tes de fa­bri­ca­ción lo­cal fue­ran tra­ta­das co­mo pie­zas bra­si­le­ñas y de­ja­ran de pa­gar 30% de im­pues­tos, pe­ro eso has­ta aho­ra no se ha cum­pli­do. La negociación tam­bién im­pli­có que Uru­guay re­sig­na­ra el co­bro de US$ 70 mi­llo­nes por aran­ce­les de unas 26 mil unidades, se­gún la Cá­ma­ra de Au­to­par­tes del Uru­guay.

El acuer­do vi­gen­te has­ta 2015 im­pli­ca­ba que las ex­por­ta­cio­nes au­to­par­tis­tas de Uru­guay se mul­ti­pli­ca­ban por un coe­fi­cien­te y eso da­ba el mon­to de di­ne­ro que Bra­sil po­día in­gre­sar en vehícu­los al país sin pa­gar aran­ce­les.

Pe­ro las ex­por­ta­cio­nes uru­gua­yas no al­can­za­ban pa­ra cu­brir la cuo­ta que Bra­sil ne­ce­si­ta­ba.

En­ton­ces la op­ción era que Bra­sil pa­ga­ra el aran­cel por lo que ex­ce­die­ra ese mon­to o que ca­da año se le die­ra un cré­di­to, con la pro­me­sa de que en años si­guien­tes las ex­por­ta­cio­nes uru­gua­yas au­men­ta­rían.

El cré­di­to fue cre­cien­do y Bra­sil no lle­gó a com­prar au­to­par­tes uru­gua­yas co­mo pa­ra cu­brir la deu­da. A fin de 2015, Bra­sil pro­pu­so con­do­nar el pa­go por las 26.000 unidades y de­jar la cuen­ta en ce­ro, lo que fue acep­ta­do por Uru­guay.

A dos años del nue­vo acuer­do, los au­tos fa­bri­ca­dos en Bra­sil en­tran li­bres de aran­ce­les y su par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do lo­cal cre­ce de ma­ne­ra ex­po­nen­cial, pe­ro las au­to­par­tes uru­gua­yas si­guen gra­va­das por­que el ve­cino del nor­te has­ta aho­ra no cum­plió con lo que pro­me­tió.

“Des­de el prin­ci­pio es­tu­vi­mos en con­tra de que se fir­ma­ra el acuer­do, por­que no es­ta­ba cla­ra­men­te ex­pli­ci­ta­do. Ya van dos años y (las au­to­par­tes) no han si­do te­ni­das en cuen­ta co­mo pro­duc­tos bra­si­le­ños”, di­jo a El Ob­ser­va­dor, el pre­si­den­te de la gre­mial del sec­tor, Mar­ce­lo Gra­nie­ro.

In­clu­so cuan­do se ne­go­cia­ba el nue­vo acuer­do, in­te­gran­tes de la gre­mial au­to­par­tis­ta nor­te­ña ad­vir­tie­ron a los em­pre­sa­rios lo­ca­les que no se fir­ma­ra por­que en Bra­sil “nun­ca da­rían lo que en teo­ría es­ta­ble­cían”, re­la­tó Gra­nie­ro. La pro­duc­ción uru­gua­ya pa­ga un im­pues­to de­no­mi­na­do IPI en el mar­co del pro­gra­ma In­no­va­rAu­to que ya fue de­nun­cia­do por paí­ses eu­ro­peos y de­be­rá ser sus­pen­di­do, se­gún una re­so­lu­ción de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Co­mer­cio.

Pe­ro Bra­sil ya pre­pa­ra otro pro­gra­ma de es­tí­mu­lo y pro­tec­ción de su pro­duc­ción que re­gi­rá des­de enero de 2018, de­no­mi­na­do Ro­ta 2030. En ju­nio, re­pre­sen­tan­tes de la gre­mial y del Mi­nis­te­rio de In­dus­tria con­cu­rrie­ron a Bra­sil pa­ra ana­li­zar el asun­to y se les in­for­mó que “era me­jor” tra­tar el tema en di­ciem­bre, se­gún re­la­tó Gra­nie­ro.

“Hoy a Bra­sil le in­tere­sa el mer­ca­do au­to­mo­tor, quie­re ter­mi­nar con Chi­na y me­ter to­dos los au­tos que pue­da aquí. Por eso ha ba­ja­do los va­lo­res y son com­pe­ti­ti­vos. Es­te es el mo­men­to de pre­sio­nar­lo por­que cuan­do que­ra­mos ha­cer­lo va a te­ner el 80% del mer­ca­do y ahí prác­ti­ca­men­te no va­mos a te­ner mu­cha po­si­bi­li­dad de pre­sión”, aña­dió el em­pre­sa­rio. •

A.LARROVERE - AFP

Has­ta aho­ra, la re­la­ción en­tre Váz­quez y su par Te­mer ha­bía si­do bas­tan­te dis­tan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.