Mer­ca­do de va­lo­res si­gue sien­do hos­til a las py­mes

Exi­gen­cias y cos­tos re­gu­la­to­rios son un obs­tácu­lo pa­ra las em­pre­sas que pien­san en el mer­ca­do de ca­pi­ta­les co­mo al­ter­na­ti­va pa­ra con­se­guir fi­nan­cia­mien­to

El Observador Fin de Semana - - Portada - MI­GUEL NOGUEZ twit­ter.com/no­guez­mi­guel

Las li­mi­ta­cio­nes pa­ra con­se­guir fi­nan­cia­mien­to, tan­to a ni­vel del sis­te­ma fi­nan­cie­ro co­mo del mer­ca­do de va­lo­res, son un pro­ble­ma con el que con­vi­ven la ma­yo­ría de las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas (py­mes) en su día a día.

Pa­ra pro­mo­ver y fa­ci­li­tar el ac­ce­so al fi­nan­cia­mien­to a tra­vés del mer­ca­do de ca­pi­ta­les, el go­bierno dis­pu­so de for­ma re­cien­te la crea­ción de un ré­gi­men de emi­sio­nes sim­pli­fi­ca­das de va­lo­res de ofer­ta pú­bli­ca, vi­gen­te des­de mi­tad de es­te año.

La nueva mo­da­li­dad fle­xi­bi­li­za un par de re­qui­si­tos en ma­te­ria de go­bierno cor­po­ra­ti­vo. Con ello se bus­ca re­du­cir di­fi­cul­ta­des de ti­po or­ga­ni­za­ti­vo y de cos­tos aso­cia­dos a las emi­sio­nes, que en la prác­ti­ca son una ba­rre­ra pa­ra que las em­pre­sas de pe­que­ño por­te se in­cor­po­ren a las bol­sas.

Los cam­bios im­ple­men­ta­dos van en la dirección co­rrec­ta y son un avan­ce, aun­que los in­cen­ti­vos da­dos to­da­vía no pa­re­cen ser los necesarios pa­ra las py­mes, se­gún coin­ci­den dis­tin­tos ex­per­tos con­sul­ta­dos por El Ob­ser­va­dor.

“Hay al­gu­nas sim­pli­fi­ca­cio­nes que es­tán bien, pe­ro pa­re­ce in­su­fi­cien­te. No te­ne­mos no­ti­cias de em­pre­sas que es­tén ana­li­zan­do es­te ti­po de emi­sio­nes”, in­for­mó el ge­ren­te ge­ne­ral de la Bol­sa Elec­tró­ni­ca de Va­lo­res (Bev­sa), Eduar­do Bar­bie­ri. En una lí­nea si­mi­lar, la ge­ren­te ge­ne­ral de la Bol­sa de Va­lo­res de Mon­te­vi­deo (BVM), Pa­tri­cia To­rra­do, di­jo que se man­tie­nen cos­tos de es­truc­tu­ra­ción que re­sul­tan ele­va­dos pa­ra emi­sio­nes de ba­jo mon­to.

Nueva mo­da­li­dad

El nue­vo ré­gi­men com­pren­de a em­pre­sas re­si­den­tes con ven­tas anua­les de en­tre 2 mi­llo­nes y 75 mi­llo­nes de UI ( US$ 250 mil y US$ 9,4 mi­llo­nes a va­lo­res ac­tua­les). Las que emi­tan po­drán pres­cin­dir del Co­mi­té de au­di­to­ría y vi­gi­lan­cia in­ter­na y no ten­drán que pre­sen­tar un in­for­me de re­vi­sión li­mi­ta­da de los es­ta­dos con­ta­bles ca­da se­mes­tre.

Pe­ro se man­tie­nen exi­gen­cias del ré­gi­men ge­ne­ral de emi­sio­nes de ofer­ta pú­bli­ca que su­po­nen cos­tos más ele­va­dos, co­mo la obli­ga­ción de con­tar con un au­di­tor ex­terno pa­ra ela­bo­rar los in­for­mes que re­quie­ra la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros del Ban­co Cen­tral (BCU) y de con­tra­tar una ca­li­fi­ca­do­ra de ries­go, ade­más de te­ner que cum­plir con otro con­jun­to de nor­mas de go­bierno cor­po­ra­ti­vo.

“Las bol­sas pe­di­mos que se fue­ra más agre­si­vo pa­ra lo­grar atraer a las py­mes, pe­ro no se in­cor­po­ra­ron gran­des cam­bios y es un te­ma pa­ra eva­luar”, ex­pli­có Bar­bie­ri. El eje­cu­ti­vo se­ña­ló tam­bién que la nueva nor­ma­ti­va po­dría ha­ber in­clui­do a em­pre­sas de ma­yor ta­ma­ño.

In­ver­so­res ca­li­fi­ca­dos

La ad­qui­si­ción de los va­lo­res emi­ti­dos ba­jo el ré­gi­men sim­pli­fi­ca­do es­tá li­mi­ta­do a in­ver­so­res ca­li­fi­ca­dos. Es­to es per­so­nas fí­si­cas o ju­rí­di­cas que ma­ne­jen ac­ti­vos fi­nan­cie­ros su­pe­rio­res a 4 mi­llo­nes

de UI (unos US$ 500 mil) y que se con­si­de­ran tie­nen la sol­ven­cia téc­ni­ca y pa­tri­mo­nial pa­ra po­der ha­cer un co­rrec­to aná­li­sis de rie­gos. Los in­ter­me­dia­rios de va­lo­res se­rán los res­pon­sa­bles de con­tro­lar que es­te ti­po de in­ver­so­res cum­pla con los re­qui­si­tos y las bol­sas de va­lo­res de ve­ri­fi­car que el in­ter­me­dia­rio ha­ya rea­li­za­do el con­trol.

Sin emi­sio­nes

“Has­ta el mo­men­to, no se han re­gis­tra­do emi­sio­nes de es­te ti­po y ello se de­be, se­gu­ra­men­te, a que los re­qui­si­tos to­da­vía si­guen sien­do di­fí­ci­les o cos­to­sos de cum­plir”, con­si­de­ró Se­bas­tián Ra­mos de Fe­rre­re Abo­ga­dos.

Des­de su pun­to de vis­ta, los re­que­ri­mien­tos que pide el BCU exi­gen una es­truc­tu­ra in­ter­na que “no se adap­ta a la reali­dad” de una py­me uru­gua­ya. “El cos­to de ac­ce­der a una emi­sión con­ti­núa sien­do re­la­ti­va­men­te ele­va­do y pa­ra al­gu­nas em­pre­sas pe­que­ñas, prohi­bi­ti­vo”, afir­mó.

A jui­cio de Bar­bie­ri hay que es­pe­rar a que se con­cre­te al­gu­na emi­sión por el ré­gi­men especial pa­ra, en fun­ción de esa ex­pe­rien­cia, pen­sar en even­tua­les me­jo­ras. “Ca­paz que se da al­gu­na ex­pe­rien­cia bue­na y es re­pli­ca­da por­que fun­cio­na. A ve­ces la pri­me­ra es la más cos­to­sa”, re­co­no­ció.

Las emi­sio­nes del mer­ca­do de va­lo­res se con­cen­tran en mon­tos que su­pe­ran los US$ 15 mi­llo­nes, des­ti­na­das bá­si­ca­men­te a in­ver­so­res ins­ti­tu­cio­na­les co­mo las AFAP, en­tre otros. Hay un am­plio uni­ver­so de em­pre­sas que no pa­san por el ám­bi­to bur­sá­til. Los cos­tos re­gu­la­to­rios ha­cen que co­lo­ca­cio­nes de deu­da por me­nos de US$ 10 mi­llo­nes no re­sul­ten re­di­tua­bles. Tam­bién los tiem­pos jue­gan en con­tra por­que los pla­zos de apro­ba­ción de las ope­ra­cio­nes pue­den de­mo­rar en­tre tres y nue­ve me­ses.

Así es que cuan­do ne­ce­si­tan rea­li­zar in­ver­sio­nes, por ejem­plo de US$ 1 mi­llón y se en­fren­tan a los re­qui­si­tos, las fir­mas op­tan por re­cu­rrir a otras op­cio­nes co­mo el fi­nan­cia­mien­to pri­va­do o la es­truc­tu­ra­ción de un fi­dei­co­mi­so. En es­te úl­ti­mo ca­so las exi­gen­cias de go­bierno cor­po­ra­ti­vo e in­for­ma­ción re­caen en el fi­du­cia­rio, que ya cuen­ta con una es­truc­tu­ra ar­ma­da.

“Tes­teo del mer­ca­do”

Pa­ra el ge­ren­te de Le­gal, Cum­pli­mien­to y Ries­gos de SURA As­set Ma­na­ge­ment Uru­guay, Ja­vier Do­mín­guez, el nue­vo ré­gi­men de emi­sio­nes sim­pli­fi­ca­das es un pa­so po­si­ti­vo pa­ra acer­car una al­ter­na­ti­va de fi­nan­cia­mien­to a las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas.

El ex­per­to des­ta­có uno de los in­cen­ti­vos es­ta­ble­ci­dos por el Po­der Eje­cu­ti­vo, que es la po­si­bi-

li­dad de que las ca­li­fi­ca­do­ras de ries­go desa­rro­llen me­to­do­lo­gías es­pe­cí­fi­cas pa­ra es­tas emi­sio­nes y que pue­de tra­du­cir­se en me­no­res cos­tos de ca­li­fi­ca­ción. Ade­más, va­lo­ró el he­cho de que pue­dan usar­se co­mo ba­se pa­ra es­truc­tu­rar las emi­sio­nes mo­de­los de do­cu­men­tos y con­tra­tos ti­po. Si bien ca­da

emi­sión tie­ne sus par­ti­cu­la­ri­da­des, el uso de esos mo­de­los pue­de even­tual­men­te “re­du­cir cos­tos” y dar­le ma­yor ce­le­ri­dad a las au­to­ri­za­cio­nes, por­que ya se­rían mo­de­los va­li­da­dos por el BCU.

“Es­tos in­cen­ti­vos aún no han si­do tes­tea­dos en el mer­ca­do; y es és­te quien di­rá, al fi­nal, si los cam-

bios pro­pues­tos son su­fi­cien­tes o si to­da­vía es ne­ce­sa­rio agre­gar al­gún otro in­cen­ti­vo pa­ra se­guir desa­rro­llan­do el mer­ca­do de va­lo­res”, co­men­tó.

In­te­rés en emi­sio­nes pri­va­das

En la ac­tua­li­dad se ob­ser­va in­te­rés de em­pre­sas in­dus­tria­les, co- mer­cia­les o de ser­vi­cios de cap­tar fi­nan­cia­mien­to, pe­ro a tra­vés del ré­gi­men de emi­sio­nes pri­va­das. Ello por­que los mon­tos de ca­pi­tal que las em­pre­sas uru­gua­yas bus­can cap­tar son re­la­ti­va­men­te ba­jos y “no so­por­tan los cos­tos de ir por la al­ter­na­ti­va de emi­sión pú­bli­ca”, di­jo Die­go Ro­drí­guez de Gas­tón Ben­go­chea y Cía Co­rre­dor de Bol­sa. Las fir­mas bus­can, por ejem­plo, ca­pi­tal pa­ra ex­pan­dir sus ope­ra­cio­nes, ad­qui­rir ac­ti­vo fi­jo o re­es­truc­tu­rar pa­si­vos, pe­ro no les es fá­cil.

“La nor­ma­ti­va es muy es­tric­ta”, ex­pre­só el co­rre­dor. So­lo un má­xi­mo de 25 in­ver­so­res pue­den in­ver­tir en las emi­sio­nes pri­va­das, lo que a su jui­cio “es una li­mi­tan­te im­por­tan­te”, que ade­más “seg­men­ta mu­cho el mer­ca­do”.

Los va­lo­res de ofer­ta pri­va­da no re­quie­ren inscripción en el Re­gis­tro de Va­lo­res del BCU y su emi­sor no es­tá so­me­ti­do a nin­gu­na de las obli­ga­cio­nes que la ley y la re­gla­men­ta­ción im­po­nen a los emi­so­res de ofer­ta pú­bli­ca. Es­tos va­lo­res no co­ti­zan en bol­sa ni se da a pu­bli­ci­dad su co­lo­ca­ción.

“Si pen­sa­mos en fi­nan­cia­mien­to pa­ra mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas en un con­tex­to de ma­yor in­clu­sión fi­nan­cie­ra, se­ría ló­gi­co pen­sar en abrir las emi­sio­nes pú­bli­cas y pri­va­das a un pú­bli­co ma­yor que pue­da in­ver­tir en em­pre­sas uru­gua­yas ayu­dan­do al di­na­mis­mo de la eco­no­mía. Mu­chas em­pre­sas ven co­mo al­ter­na­ti­va de fi­nan­cia­mien­to al mer­ca­do de ca­pi­ta­les, pe­ro co­mo los mon­tos que bus­can fi­nan­ciar­se son ba­jos ter­mi­nan re­cu­rrien­do al cré­di­to ban­ca­rio de cor­to pla­zo”, in­di­có Ro­drí­guez.

Se­gún di­jo, hay múl­ti­ples pro­yec­tos de in­ver­sión pri­va­dos en Uru­guay que no es­tán en­con­tran­do fi­nan­cia­mien­to en el mer­ca­do fi­nan­cie­ro tra­di­cio­nal. “Los co­rre­do­res de bol­sa pue­den ca­na­li­zar la de­man­da y la ofer­ta de di­ne­ro (el aho­rro) a tra­vés de al­gún vehícu­lo de in­ver­sión co­mo los tra­di­cio­na­les fi­dei­co­mi­sos fi­nan­cie­ros sin un lí­mi­te cuan­ti­ta­ti­vo, pe­ro sí con exi­gen­cias cua­li­ta­ti­vas”, aña­dió. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.