Agua tur­bia

El Par­la­men­to apro­bó la nueva ley de rie­go con crí­ti­cas des­de un sec­tor de la aca­de­mia, par­te de la opo­si­ción e in­clu­so de va­rios sec­to­res del ofi­cia­lis­mo

El Observador Fin de Semana - - Tema - PE­DRO SIL­VA Y DIE­GO CAYOTA

La nueva ley de rie­go apro­ba­da por el Par­la­men­to días atrás, con res­pal­do de to­dos los par­ti­dos, abre la po­si­bi­li­dad a los pro­duc­to­res de aso­ciar­se pa­ra ac­ce­der a ese re­cur­so, bus­ca atraer in­ver­sio­nes y apun­ta a in­cre­men­tar la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria del país, dán­do­le es­ta­bi­li­dad a los cul­ti­vos y cer­ti­dum­bre más allá del ré­gi­men de llu­vias.

El mi­nis­tro de Ga­na­de­ría, Agri­cul­tu­ra y Pes­ca, Ta­ba­ré Ague­rre, un ex­per­to en el uso del agua en la pro­duc­ción por su con­di­ción de pro­duc­tor y ex­pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Cul­ti­va­do­res de Arroz (ACA), ha im­pul­sa­do la ini­cia­ti­va des­de el co­mien­zo de su ges­tión en mar­zo de 2010, en el en­ten­di­do de que el rie­go le pon­dría un se­gun­do pi­so a la pro­duc­ción. Es­ta con­di­ción tam­bién le­van­tó crí­ti­cas en la opo­si­ción por en­ten­der que el mi­nis­tro se be­ne­fi­cia di­rec­ta­men­te.

Una de las no­ve­da­des de la nueva nor­ma, que sus­ti­tu­ye la que es­ta­ba vi­gen­te des­de 1997, es la crea­ción de las so­cie­da­des y aso­cia­cio­nes agra­rias de rie­go con el ob­je­ti­vo de que el uso del rie­go no sea al­go pre­dial e in­di­vi­dual, sino co­lec­ti­vo y mul­ti­pre­dial me­dian­te la cons­truc­ción de re­pre­sas de cier­to por­te en de­ter­mi­na­das cuen­cas de agua.

En el ca­so de las so­cie­da­des, que son ce­rra­das, se tra­ta­rá de va­rios pro­duc­to­res que se jun­ten pa­ra ha­cer la in­ver­sión. En las aso­cia­cio­nes agra­rias de rie­go, en cam­bio, la es­truc­tu­ra se­rá abier­ta, ba­jo cier­tas con­di­cio­nes que pre­vé la ley y ba­jo las re­glas que se dis­pon­drán en el con­tra­to. Su na­tu­ra­le­za res­pon­de al ne­go­cio co­lec­ti­vo, el cual se ca­rac­te­ri­za por ad­mi­tir la de­ci­sión por ma­yo­rías, crear re­glas in­ter­nas ob­je­ti­vas y abs­trac­tas –los es­ta­tu­tos– y per­mi­te el in­gre­so de nue­vos so­cios y el egre­so sin afec­tar el ne­go­cio cons­ti­tu­ti­vo. Otra in­no­va­ción es que se pre­vé que en las aso­cia­cio­nes ha­ya pro­duc­to­res re­gan­tes y no re­gan­tes, así co­mo in­ver­sio­nis­tas que pue­den ser aje­nos a la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.