Sen­dic se fue y evi­tó san­ción

El vi­ce­pre­si­den­te se que­dó so­lo, re­nun­ció a su car­go y car­gó con­tra Ja­vier Mi­ran­da

El Observador - La Renuncia de Sendic - - Tema -

Sin res­pal­do ni del pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Ta­ba­ré Váz­quez, ni del ex­pre­si­den­te y lí­der del Mo­vi­mien­to de Par­ti­ci­pa­ción Po­pu­lar (MPP), Jo­sé Mu­ji­ca, el vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Raúl Sen­dic, se vio obli­ga­do a re­nun­ciar a su car­go.

La ju­ga­da po­lí­ti­ca de Sen­dic -ines­pe­ra­da pa­ra la ma­yo­ría de los di­ri­gen­tes del oficialismo- evi­tó una con­de­na éti­ca del Fren­te Am­plio por el uso que dio a las tar­je­tas cor­po­ra­ti­vas de ANCAP. Pe­ro aún le fal­ta el pro­nun­cia­mien­to ju­di­cial por las de­nun­cias de irre­gu­la­ri­da­des du­ran­te su ges­tión en el en­te y la re­so­lu­ción de la Jun­ta de Trans­pa­ren­cia y Éti­ca Pú­bli­ca, que se es­pe­ra lle­gue en dos se­ma­nas.

Ade­más, al for­ma­li­zar su re­nun­cia es­te lu­nes por car­ta an­te la Asam­blea Ge­ne­ral del Po­der Le­gis­la­ti­vo, per­de­rá los fue­ros par­la­men­ta­rios que le da­ban in­mu­ni­dad pa­ra ser en­jui­cia­do.

La ju­ga­da

Só­lo unos po­cos sa­bían lo que iba a su­ce­der. En la ma­ña­na de es­te sá­ba­do la gran ma­yo­ría de los in­te­gran­tes del Ple­na­rio Na­cio­nal del Fren­te Am­plio iban de­ci­di­dos a vo­tar una re­so­lu­ción que san­cio­na­ra a Raúl Sen­dic y que res­pal­da­ra lo ac­tua­do por el Tri­bu­nal de Con­duc­ta Po­lí­ti­ca, co­mo se ha­bía acor­da­do ho­ras an­tes.

La con­de­na éti­ca in­cluía en­tre otros pun­tos la in­ha­bi­li­ta­ción co­mo can­di­da­to co­mún del Fren­te Am­plio en 2019, pa­ra ser pre­si­den­te, vi­ce­pre­si­den­te o in­ten­den­te. Pe­ro la mo­vi­da de Sen­dic cam­bió to­do.

Los pri­me­ros di­ri­gen­tes que lle­ga­ron a la sede del Fren­te Am­plio, en Co­lo­nia y Eji­do, fue­ron re­ci­bi­dos con gri­tos y abu­cheos por un gru­po de mi­li­tan­tes fren­team­plis­tas iden­ti­fi­ca­dos con Sen­dic.

“Trai­dor”, “ti­ra­nos tem­blad”, fue­ron al­gu­nas de las fra­ses re­pe­ti­das du­ran­te to­da la ma­ña­na a ca­da di­ri­gen­te que lle­ga­ba.

Aun­que ha­bía afir­ma­do una y otra vez que per­ma­ne­ce­ría en el go­bierno, la pre­sión ocu­rri­da des­de el lu­nes 4 fue de­ter­mi­nan­te pa­ra que Sen­dic to­ma­ra la de­ci­sión en­tre la no­che del vier­nes y las pri­me­ras ho­ras de es­te sá­ba­do. Ese lu­nes se in­for­mó que el Tri­bu­nal de Con­duc­ta Po­lí­ti­ca del Fren­te Am­plio con­si­de­ró “inacep­ta­ble” el uso de di­ne­ros pú­bli­cos rea­li­za­dos por Sen­dic cuan­do uti­li­zó las tar­je­tas cor­po­ra­ti­vas de ANCAP.

Sen­dic lla­mó por te­lé­fono en la no­che del vier­nes a Mu­ji­ca, y man­tu­vie­ron una char­la so­bre el fu­tu­ro po­lí­ti­co del Fren­te Am­plio. “Me pa­re­ce que to­mó la me­jor de­ci­sión”, di­jo Mu­ji­ca a El Ob­ser­va­dor en la tar­de de es­te sá­ba­do (ver pá­gi­na 5).

Ho­ras des­pués de la lla­ma­da al lí­der del MPP y a un mes y me­dio de que el pre­si­den­te Váz­quez le sol­ta­ra la mano al de­cla­rar el 27 de ju­lio que “cuan­do se pre­sen­ta una re­nun­cia, se pre­sen­ta una re­nun­cia”, Sen­dic co­mu­ni­có su re­nun­cia al Fren­te Am­plio.

“Ven­go aquí a re­nun­ciar a la vi­ce­pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca”, di­jo en la ma­ña­na de es­te sá­ba­do el lí­der de la Lis­ta 711. Apro­ve­chó pa­ra cues­tio­nar el fa­llo del tri­bu­nal y cri­ti­có las “fil­tra­cio­nes” del tex­to re­gis­tra­das an­tes de que se hi­cie­ra pú­bli­co.

Y des­pués de sus pa­la­bras, igual que un año atrás cuan­do su pre­sen­cia en el or­ga­nis­mo re­fe­ría a los cues­tio­na­mien­tos por su tí­tu­lo uni­ver­si­ta­rio, se fue aplau­di­do por la gran ma­yo­ría del Ple­na­rio. Pe­ro es­ta vez no te­nía el apoyo que es­pe­ra­ba, y al tiem­po co­mu­ni­có que se iba de ma­ne­ra “in­de­cli­na­ble”.

Una vez afue­ra, y a tra­vés de su cuen­ta de Twit­ter, fue él mis­mo quien dio la no­ti­cia. “Pre­sen­té an­te el Ple­na­rio del FA mi re­nun­cia in­de­cli­na­ble a la Vi­ce­pre­si­den­cia. Se lo co­mu­ni­qué tam­bién al Pre­si­den­te Ta­ba­ré Váz­quez”, es­cri­bió. Y a par­tir de ese mo­men­to, to­do fue con­fu­sión.

De in­me­dia­to, la reunión pa­só a un cuar­to in­ter­me­dio que ter­mi­nó por con­fir­mar que el Ple­na­rio Na­cio­nal del Fren­te Am­plio fue un me­ca­nis­mo de pre­sión ha­cia Sen­dic, por­que ni bien el vi­ce­pre­si­den­te co­mu­ni­có su re­nun­cia el oficialismo desis­tió de las san­cio­nes.

Enor­mes du­das

Lo que de al­gu­na for­ma pa­re­cía un ali­vio pa­ra los di­ri­gen­tes fren­team­plis­tas, los su­mió en una nue­va y pro­fun­da dis­cu­sión. ¿Qué se ha­cía en­ton­ces con la pro­pues­ta del día an­te­rior, en la que se in­ha­bi­li­ta­ba a Sen­dic a pre­sen­tar­se a car­gos en las pró­xi­mas elec­cio­nes y le pe­día que de­vol­vie­ra el di­ne­ro de los gas­tos con la tar­je­ta cor­po­ra­ti­va de ANCAP que no pu­die­ra jus­ti­fi­car? Lla­ma­das, reunio­nes in­ter­nas de los sec­to­res, de­ba­tes y con­sul­tas se su­ce­die­ron den­tro y fue­ra de la sede de la sede de la ca­lle Co­lo­nia pa­ra in­ten­tar lle­gar a un acuer­do que ca­da vez pa­re­cía más di­fí­cil. Tres ho­ras y me­dia lle­vó la dis­cu­sión que ter­mi­nó en la de­cla­ra­ción fi­nal, apro­ba­da por 150 de 163 in­te­gran­tes pre­sen­tes, que to­mó no­ta de la re­nun­cia, hi­zo re­fe­ren­cia a la “uni­dad” del Fren­te Am­plio y fi­nal­men­te de­fen­dió la “ins­ti­tu­cio­na­li­dad fren­team­plis­ta”. Hu­bo nue­ve abs­ten­cio­nes y cua­tro vo­tos ne­ga­ti­vos. En el cuar­to in­ter­me­dio hu­bo una reunión de tres ho­ras de re­fe­ren­tes de los prin­ci­pa­les sec­to­res don­de se ana­li­zó có­mo seguir an­te un es­ce­na­rio ines­pe­ra­do. En esa me­sa chi­ca el dipu­tado del MPP, Ale­jan­dro Sán­chez, plan­teó que se de­ja­ran de la­do las san­cio­nes, al­go que fue acom­pa- ña­do por los otros di­ri­gen­tes de los sec­to­res por en­ten­der que con la re­nun­cia era su­fi­cien­te.

En tan­to, el co­mu­nis­ta Juan Cas­ti­llo pi­dió agre­gar un pun­to que re­co­no­cie­ra las ho­ras de lar­gas y ten­sas reunio­nes en los días pre­vios al en­cuen­tro. En ese sen­ti­do, fue que el ple­na­rio re­co­no­ció “el tra­ba­jo en cla­ve de uni­dad”.

En esa reunión, el se­na­dor Leo­nar­do De León, de la Lis­ta 711, li­de­ra­da por Sen­dic, cues­tio­nó la con­duc­ción del ca­so por par­te del pre­si­den­te del Fren­te Am­plio, Ja­vier Mi­ran­da, y tam­bién al Tri­bu­nal de Con­duc­ta Po­lí­ti­ca.

Pe­ro el gru­po de Sen­dic que­dó so­lo en ese plan­teo. In­clu­so los co­mu­nis­tas y el MPP, que en prin­ci­pio se pa­ra­ban co­mo alia­dos de Sen­dic, res­pal­da­ron al tri­bu­nal. Así sur­gió el se­gun­do pun­to de la mo­ción apro­ba­da por el ple­na­rio, que res­pal­dó “lo ac­tua­do por la ins­ti­tu­cio­na­li­dad fren­team­plis­ta”. En­tre los di­ri­gen­tes de la iz­quier­da hay quie­nes lo in­ter­pre­tan co­mo un res­pal­do a Mi­ran­da y otros alu­den que se agre­gó pa­ra apo­yar al or­ga­nis­mo éti­co.

Pe­ro el te­ma, le­jos de lle­gar a su fin, si­gue y se­gui­rá ge­ne­ran­do re­per­cu­sio­nes e in­cer­ti­dum­bres. El dipu­tado de la Liga Fe­de­ral, Da­río Pé­rez, di­jo a El Ob­ser­va­dor que man­tie­ne su pos­tu­ra de que en 2019 Sen­dic no pue­da ser can­di­da­to. Esa ne­go­cia­ción que pre­fi­rió no te­ner el Fren­te Am­plio se­rá inevi­ta­ble. Pa­ra la pró­xi­ma elec­ción fal­tan ape­nas dos años. Y mucho me­nos fal­ta pa­ra el ar­ma­do de las lis­tas.

(Por Die­go Ca­yo­ta, Gon­za­lo Char­que­ro y Paula Scor­za)

Mi­li­tan­tes fren­team­plis­tas ma­ni­fes­ta­ron su apoyo a Sen­dic y cri­ti­ca­ron a los di­ri­gen­tes del par­ti­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.