Re­nun­ció ¿y?

El Observador - La Renuncia de Sendic - - Opinión - GA­BRIEL PE­REY­RA

El vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca re­nun­ció por el uso de las tar­je­tas cor­po­ra­ti­vas de ANCAP, pe­ro la so­cie­dad, es­ta so­cie­dad abier­ta y de la co­mu­ni­ca­ción, no sa­be exac­ta­men­te aún qué y cuán­tas co­sas com­pró in­de­bi­da­men­te. El vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca re­nun­ció pe­ro la so­cie­dad, es­ta so­cie­dad abier­ta y de la co­mu­ni­ca­ción, no tie­ne idea de cuán­tos otros je­rar­cas pú­bli­cos co­me­tie­ron con las tar­je­tas los mis­mos pe­ca­dos que el vi­ce­pre­si­den­te. El vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca re­nun­ció pe­ro la so­cie­dad, es­ta so­cie­dad abier­ta y de la co­mu­ni­ca­ción, no se ha he­cho tiem­po aún pa­ra to­mar con­cien­cia de que si el Tri­bu­nal de Cuen­tas (uno de los or­ga­nis­mos que con­tro­lan a los fun­cio­na­rios) hu­bie­se ob­ser­va­do el gas­to con las tar­je­tas, las del vi­ce­pre­si­den­te y las de cual­quier otro, los gas­tos se hu­bie­sen he­cho igual, por­que el Tri­bu­nal de Cuen­tas es una men­ti­ra cons­ti­tu­cio­nal, gran­de co­mo las men­ti­ras del vi­ce­pre­si­den­te. El vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca re­nun­ció pe­ro la so­cie­dad, es­ta so­cie­dad abier­ta y de la co­mu­ni­ca­ción, si­gue te­nien­do los mis­mos es­ca­sos con­tro­les y la mis­ma cul­tu­ra os­cu­ran­tis­tas so­bre el uso de los di­ne­ros pú­bli­cos que la que ha­bía an­tes de que el vi­ce­pre­si­den­te re­nun­cia­se. El vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca re­nun­ció pe­ro la so­cie­dad, es­ta so­cie­dad abier­ta y de la co­mu­ni­ca­ción, si­gue es­tan­do igual­men­te re­ga­la­da pa­ra que cual­quie­ra que ma­ne­je di­ne­ro pú­bli­co lo ha­ga de ma­ne­ra in­de­bi­da. El vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca re­nun­ció pe­ro la so­cie­dad, es­ta so­cie­dad abier­ta y de la co­mu­ni­ca­ción, se ol­vi­da­rá rá­pi­da­men­te de él, co­mo se ol­vi­da­rá de lo frá­gil que es­tá fren­te a otros pi­llos y men­ti­ro­sos, que se­gu­ra­men­te hoy mis­mo es­tán ha­cien­do tram­pa, co­mo la ha­cían in­clu­so an­tes de que el vi­ce­pre­si­den­te re­nun­cia­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.