Al violeta le ha­cen se­guir el ca­mino lar­go pa­ra lle­gar al cam­peo­na­to

La que­ja de Acevedo. La reali­dad di­ce que la vio­la per­dió pun­tos en can­chas don­de los gran­des no jue­gan

El Observador - Referi - - PORTADA - JOR­GE SEÑORANS pam­pajs@hot­mail.com

La me­mo­ria de­be via­jar a la dé­ca­da de 1980 pa­ra re­gis­trar la úl­ti­ma vi­si­ta de Pe­ña­rol a la can­cha de Ram­pla. Por aque­llos años tam­bién fue el car­bo­ne­ro al Pa­ler­mo pa­ra en­fren­tar­se con el Cen­tral Es­pa­ñol de Pa­ne­lo Va­len­cia. Eran tiempos don­de los gran­des iban a to­das las can­chas. Y los equi­pos en desa­rro­llo apro­ve­cha­ron el mo­men­to. En­tre 1987 y 1991 Nacional y Pe­ña­rol no ga­na­ron el Uru­gua­yo, si­tua­ción que los lle­vó a po­ner el gri­to en el cie­lo.

Su po­der de con­vo­ca­to­ria, los cam­bios en la so­cie­dad, el in­cre­men­to de la vio­len­cia, cam­bia­ron las re­glas. Fue en­ton­ces cuan­do se es­ta­ble­cie­ron de­ter­mi­na­das con­di­cio­nes pa­ra sa­car a tri­co­lo­res y au­ri­ne­gros del Es­ta­dio Cen­te­na­rio.

Abun­da­ron los ar­gu­men­tos: ca­pa­ci­dad, es­pec­ta­do­res sen­ta­dos, me­di­das de se­gu­ri­dad y has­ta la fe­ria de los do­min­gos.

Des­de en­ton­ces, hay al­gu­nas can­chas que es­tán ve­da­das pa­ra los gran­des, pe­ro no pa­ra los que pe­lean los cam­peo­na­tos con ellos. En ge­ne­ral, los que más su­frie­ron la de­sigual­dad fue­ron Da­nu­bio y De­fen­sor Spor­ting que, cuan­do sa­lie­ron cam­peo­nes, lo hi­cie­ron ju­gan­do en to­das las can­chas.

Hoy los vio­le­tas vuel­ven a pe­lear el cam­peo­na­to. Y su téc­ni­co Eduar­do Acevedo ti­ró la bron­ca. Es que le to­có ju­gar el sá­ba­do en el Par­que Ar­ti­gas de Las Pie­dras, en una can­cha a la que ca­li­fi­có de “pan­tano”.

“Acá no vie­nen Nacional y Pe­ña­rol, en es­tas can­chas no jue­gan. Por lo me­nos una can­cha con dre­na­je por­que vos ju­gás en el Fran­zi­ni, el Par­que Cen­tral o el Vie­ra y te­nés los pies se­cos. Acá no, vos ve­nís acá y es un pan­tano”, se que­jó el téc­ni­co de De­fen­sor Spor­ting, Eduar­do Acevedo, an­te la cá­ma­ra de Ca­nal 10 tras la vic­to­ria de la vio­la en Las Pie­dras.

De­fen­sor Spor­ting ven­ció 1-0 a Ju­ven­tud en su es­ce­na­rio, lo que le per­mi­tió que­dar co­mo lí­der mo­men­tá­neo de la Ta­bla Anual, a la es­pe­ra del par­ti­do de es­te mar­tes de Nacional con Ri­ver Pla­te.

La reali­dad mar­ca que, en lo que va de la tem­po­ra­da, en las can­chas don­de Nacional y Pe­ña­rol no van, De­fen­sor Spor­ting su­frió más de la cuen­ta. Es un da­to de la reali­dad que de­ja el re­pa­so de los par­ti­dos ju­ga­dos por el equi­po de Acevedo en esos es­ce­na­rios (ver apar­te).

De­jó pun­tos en el Ro­ber­to y en la pri­me­ra fe­cha del Clau­su­ra ju­gan­do con­tra Ram­pla Ju­niors en el Olím­pi­co.

Ga­nó en la hora en el Pa­ler­mo don­de Sud Amé­ri­ca ofi­ció de lo­cal. Y le cos­tó una enor­mi­dad en Ca­pu­rro y Las Pie­dras.

En los úl­ti­mos tiempos los equi­pos en desa­rro­llo se ani­ma­ron más a sa­car a los gran­des del Es­ta­dio. ¿Mo­ti­vos? Me­ra­men­te eco­nó­mi­cos, por­que abrir el es­ta­dio con ca­pa­ci­dad pa­ra 60 mil es­pec­ta­do­res tie­ne un cos­to que no se sal­va con la ven­ta de en­tra­das. En­ton­ces, Fé­nix to­mó el ca­mino de fi­jar can­chas ha­bi­li­ta­das y lle­vó a los gran­des al Vie­ra. Aho­ra es el turno de Ri­ver que fue au­to­ri­za­do a ju­gar con­tra Nacional en su es­ta­dio. Ha­cía 10 años que un gran­de no iba al Sa­rol­di.

Acevedo pi­dió igual­dad pa­ra to­dos. “Tie­ne que ha­ber una ley que los cuatro o cin­co pri­me­ros de la ta­bla jue­guen en las mis­mas can­chas. Yo sé que to­do es pla­ta pe­ro una can­cha sin dre­na­je no puede ser una can­cha de Pri­me­ra di­vi­sión”. •

Acá no vie­nen Nacional y Pe­ña­rol, en es­tas can­chas no jue­gan. Tie­ne que ha­ber una ley que los cuatro o cin­co pri­me­ros de la ta­bla jue­guen en las mis­mas can­chas. Una can­cha sin dre­na­je no puede ser de Pri­me­ra” Eduar­do Acevedo

TÉC­NI­CO DE DE­FEN­SOR SPOR­TING

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.