Tran­si­ción y cir­cui­tos

El Observador - Referi - - CLÁSICO -

Por el sis­te­ma tác­ti­co em­plea­do (Pe­ña­rol uti­li­za un 4-4-2 en el di­bu­jo que pue­de in­ter­pre­tar­se co­mo un 4-4-1-1 cuan­do Ma­xi­mi­li­ano Ro­drí­guez ba­ja pa­ra to­mar con­tac­to con la pe­lo­ta) el jue­go de Pe­ña­rol ne­ce­si­ta de un vo­lan­te que rom­pa las lí­neas ha­cia atrás y ha­cia ade­lan­te en bus­ca de sa­car la pe­lo­ta lim­pia des­de la zo­na de­fen­si­va y ser el pri­mer es­la­bón en los cir­cui­tos ofen­si­vos. Sin Gar­gano en el club esa fun­ción era de Guz­mán Pe­rei­ra, mien­tras un vo­lan­te más des­truc­tor co­mo Án­gel Ro­drí­guez o Mar­cel No­vick asu­mía un rol tác­ti­co. Sin em­bar­go tras su lle­ga­da, Gar­gano se trans­for­mó en un ju­ga­dor cla­ve pa­ra esa fun­ción. Cuan­do Ke­vin Daw­son in­ten­ta sa­lir ju­gan­do por aba­jo, Gar­gano ha­ce el re­tro­ce­so pa­ra au­xi­liar en la sa­li­da a For­mi­li­ano o a Ra­món Arias y co­mien­za a ge­ne­rar fút­bol ha­cia los ex­tre­mos. Es­ta ver­sión de Pe­ña­rol en­con­tró a Cris­tian Ro­drí­guez co­mo una fuen­te de so­lu­cio­nes por iz­quier­da, di­ná­mi­ca y téc­ni­ca con Die­go Ros­si o Fa­bián Es­to­ya­noff por de­re­cha mien­tras que Ma­xi­mi­li­ano Ro­drí­guez com­ple­ta el rom­bo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.