Co­mo que­ría el hin­cha

El Observador - Referi - - LUIS EDUARDO INZAURRALDE - LUIS EDUAR­DO INZAURRALDE Edi­tor de Re­fe­rí

Un equi­po con ca­ras nue­vas, fut­bo­lis­tas de buen pie y con más vo­ca­ción ofen­si­va que de­fen­si­va –sin apar­tar­se del es­ti­lo que mar­có el pro­ce­so de Ta­bá­rez des­de el com­pro­mi­so, res­pe­to y ad­he­sión a la se­lec­ción–, pue­de in­ter­pre­tar­se co­mo la ofren­da del DT pa­ra los hin­chas, es­ta no­che.

Pa­ra aque­llos que des­de ha­ce años re­cla­ma­ban es­ta pro­pues­ta, que el en­tre­na­dor no con­tem­pla­ba con los fut­bo­lis­tas que ele­gía, pue­de en­ten­der­se co­mo una pulseada ga­na­da a la su­pues­ta “ter­que­dad” del téc­ni­co. Muy le­jos de to­do eso y so­lo aferrado a lo que con­si­de­ró era el me­jor plan a desa­rro­llar pa­ra el fút­bol uru­gua­yo, de acuer­do a su his­to­ria y a su car­ga ge­né­ti­ca, pa­ra el téc­ni­co hoy es un día pa­ra ce­le­brar la re­com­pen­sa por el ca­mino re­co­rri­do, por mol­dear el pro­duc­to co­mo qui­so y ha­ber te­ni­do tiem­po pa­ra es­pe­rar la ma­du­ra­ción de los fut­bo­lis­tas. Y de dis­fru­tar­los. Por­que en de­fi­ni­ti­va allí es­tá su gran co­se­cha, esa que tan­tos otros DT no pu­die­ron te­ner por esas ur­gen­cias propias que los di­ri­gen­tes le po­nen al fút­bol uru­gua­yo. Por to­do eso, es un día pa­ra que hin­chas, ju­ga­do­res y téc­ni­cos dis­fru­ten.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.