ES­TÁ EN FOR­MA

El pa­ra­te le vino bár­ba­ro al tri­co­lor, que re­cu­pe­ró fút­bol y ca­pa­ci­dad go­lea­do­ra; ayer aplas­tó a Bos­ton Ri­ver y se man­tie­ne a la ex­pec­ta­ti­va de un tro­pe­zón de Pe­ña­rol y De­fen­sor Spor­ting

El Observador - Referi - - PORTADA - JUAN JO­SÉ DÍAZ twit­ter.com/diaz­juan­jo­se

En los úl­ti­mos dos par­ti­dos Na­cio­nal mar­có más go­les que en los an­te­rio­res sie­te del Tor­neo Clau­su­ra. Ha­bía con­ver­ti­do ocho has­ta la sép­ti­ma fe­cha cuan­do per­dió con­tra El Tan­que Sis­ley y so­bre­vino el pa­ro de fut­bo­lis­tas, y lle­va nue­ve des­de que se reanu­dó: cua­tro con­tra Li­ver­pool y cin­co ayer fren­te a Bos­ton Ri­ver.

Con­ven­ga­mos que no es co­mún que los go­les cai­gan co­mo ava­lan­cha en un cam­peo­na­to que sue­le ser pa­re­jo y me­nos si el equi­po que los ha­ce vie­ne de un ci­clo ne­ga­ti­vo que lo de­jó le­jos de los prin­ci­pa­les pues­tos del cam­peo­na­to, si bien aún tie­ne po­si­bi­li­da­des. Y aún lla­ma más la aten­ción que el cua­dro que ano­che fue acri­bi­lla­do en el es­ta­dio Cen­te­na­rio sea Bos­ton Ri­ver, uno de los más equi­li­bra­dos del año y con mo­men­tos de buen fút­bol, que le va­lie­ron elo­gios bien ga­na­dos a su téc­ni­co Ale­jan­dro Apud.

Pe­ro es­tos dos en­cuen­tros que si­guie­ron al pa­ro de tres se­ma­nas en­con­tra­ron a un Na­cio­nal dis­tin­to, só­li­do de­fen­si­va­men­te y ma­ta­dor en ataque, dos ru­bros en los que no lle­ga­ba con bue­nos an­te­ce­den­tes.

¿Y por qué cam­bió tan­to? ¿Só­lo por la vuel­ta de Die­go Aris­men­di? La pre­sen­cia del vo­lan­te le brin­dó otra pres­tan­cia al me­dio­cam­po, pe­ro no es el úni­co mo­ti­vo por el que el equi­po de Mar­tín La­sar­te cam­bió la ca­ra en es­ta se­gun­da par­te del tor­neo.

Pri­me­ro, Na­cio­nal mos­tró en el se­gun­do tiem­po fren­te a Li­ver­pool y ano­che con­tra Bos­ton Ri­ver un jue­go más coor­di­na­do, de me­jor fun­cio­na­mien­to co­lec­ti­vo. Y por su­pues­to, con fi­gu­ras in­di­vi­dua­les que le die­ron esa tó­ni­ca.

Atrás, la pa­re­ja de cen­tra­les in­te­gra­da por Die­go Polenta y Ale­xis Ro­lín vol­vió a mos­trar­se só­li­da, más allá de que en es­ta opor­tu­ni­dad el ri­val ge­ne­ró muy po­co. El me­dio, ade­más de Aris­men­di, un ju­ga­dor tác­ti­co por ex­ce­len­cia, mos­tró dos vo­lan­tes ge­ne­ro­sos en el es­fuer­zo y de buen ma­ne­jo de pe­lo­ta.

La in­clu­sión de Ma­tías Zunino le dio otro ai­re en esa zo­na y le per­mi­tió ma­yor li­ber­tad pa­ra vi­si­tar el área con­tra­ria. Prue­ba de ello fue que mar­có el se­gun­do gol, cuan­do trans­cu­rrían 12 mi­nu­tos. Ya se ha­bía per­mi­ti­do al­gún re­ma­te des­de afue­ra del área en el en­cuen­tro que se dis­pu­tó el sá­ba­do en Bel­ve­de­re.

Por el cos­ta­do zur­do vol­vió a des­ta­car­se Se­bas­tián Ro­drí­guez. Tie­ne un ma­ne­jo del balón en­vi­dia­ble. La pisa, la es­con­de y la jue­ga con cla­ri­dad cuan­do el de­sa­rro­llo lo exi­ge. Un fut­bo­lis­ta no­ta­ble, que el otro día mar­có dos go­les con pe­lo­ta en mo­vi­mien­to y ayer hi­zo otro de ti­ro li­bre. No es un go­lea­dor, pe­ro le es­tá sa­can­do ju­go a la gran pe­ga­da que tie­ne.

Arri­ba, to­da la im­pron­ta de Ta­ba­ré Viu­dez, que aun­que no bri­lló co­mo otras ve­ces par­ti­ci­pó en los dos pri­me­ros go­les: ti­ro li­bre pa­ra el ca­be­za­zo de Polenta en el pri­me­ro y cam­bio de fren­te per­fec­to pa­ra que Agui­rre le ba­ja­ra la pe­lo­ta a Zunino en el si­guien­te.

Polenta, que tu­vo sol­ven­cia en su área, tam­bién des­equi­li­bró en la de en­fren­te: abrió el mar­ca­dor y des­pués pro­vo­có el pe­nal (mano de Si­ga­les) que ge­ne­ró el ter­cer gol, mar­ca­do por Se­bas­tián Fer­nán­dez. El de­lan­te­ro que fa­lló uno con­tra Li­ver­pool vol­vió a te­ner la opor­tu­ni­dad des­de el pun­to blan­co.

Pa­pe­li­to fue el au­tor del cuar­to, de ca­be­za nue­va­men­te, co­mo el pa­sa­do fin de se­ma­na. Agui­rre que­mó los guan­tes de Ber­bia con un re­ma­te des­de afue­ra del área y Fer­nán­dez apro­ve­chó pa­ra de­fi­nir por en­ci­ma del go­le­ro.

An­tes de la me­dia ho­ra de jue­go el tri­co­lor li­qui­dó el par­ti­do. Do­mi­nó a Bos­ton Ri­ver en to­dos los as­pec­tos. No su­frió en esa pri­me­ra par­te ni un pe­lliz­cón de los de­lan­te­ros ro­ji­ver­des.

En el com­ple­men­to sí, Bos­ton Ri­ver sa­lió con otra ac­ti­tud, sa­bien­do que dar vuel­ta el re­sul­ta­do era una ta­rea im­po­si­ble. Pe­ro por lo me­nos hi­zo re­vol­car a Con­de (tu­vo una ata­ja­da fan­tás­ti­ca fren­te a Gu­rri) y ju­gó más cer­ca del área de Na­cio­nal. Pe­ro el mar­ca­dor es­ta­ba se­lla­do y Na­cio­nal ya pen­sa­ba en Wan­de­rers, su pró­xi­mo ri­val. Por­que a pe­sar de las vic­to­rias y de las go­lea­das, ni si­quie­ra pue­de pes­ta­ñear.

L. CA­RRE­ÑO

FOTOS: L. CA­RRE­ÑO

Fer­nán­dez y Polenta ce­le­bran en el fes­ti­val tri­co­lor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.