Biel­sa de­fien­de la tác­ti­ca uru­gua­ya

El téc­ni­co ar­gen­tino di­jo que el es­que­ma que plan­tea Ta­bá­rez es el ideal al no con­tar con un zur­do en el equi­po

El Observador - Referi - - PORTADA -

Mar­ce­lo Biel­sa se ro­bó la aten­ción de un con­gre­so de en­tre­na­do­res mun­dia­lis­tas que se reali­zó en los úl­ti­mos días en Pun­ta del Es­te. El téc­ni­co ar­gen­tino ha­bló de la se­lec­ción uru­gua­ya, com­pa­ró a Ro­dri­go Ben­tan­cur con An­drea Pir­lo, y sub­ra­yó la im­por­tan­cia del 8 en el fút­bol. Ade­más, Biel­sa di­jo que el es­que­ma que uti­li­za­rá Ta­bá­rez es el más ade­cua­do por­que su equi­po no tie­ne zur­dos.

El ar­gen­tino di­jo que hay 10 es­que­mas de jue­go. Y den­tro de esos es­que­mas fue ana­li­zan­do a la ce­les­te. “¿Vie­ron esas can­chi­tas que sa­len en los dia­rios con los di­bu­jos de los es­que­mas? A par­tir de que em­pe­za­ron a sa­lir, to­do el mun­do cre­yó que sa­bía de tác­ti­ca y apa­re­ció el fa­mo­so plan B, que se ha­ce cuan­do el par­ti­do exi­ge un cam­bio de es­que­ma. ¿Por qué se hi­zo muy fa­mo­so el plan B? Por­que mi ma­má me de­cía ‘po­né un de­fen­sa más y sa­cá un vo­lan­te ofen­si­vo’. No ha­bía que sa­ber pa­ra po­der en­ten­der eso. Pe­ro de ahí pa­ra atrás el men­sa­je era ‘los gran­des equi­pos jue­gan cual­quier es­que­ma sin ne­ce­si­dad de ha­cer una sus­ti­tu­ción de ju­ga­dor’”.

Agre­gó: “Los 10 es­que­mas se pue­den in­ter­pre­tar co­mo 10 co­sas fi­jas di­fe­ren­tes, pe­ro si us­ted mi­ra un par­ti­do y va sa­can­do fotos, va a en­con­trar los 10 es­que­mas, por­que los 10 es­que­mas son mo­men­tos de la di­ná­mi­ca del jue­go”.

“El pe­núl­ti­mo equi­po que pre­sen­tó Uru­guay es un equi­po con un es­que­ma 4-3-1-2. Un equi­po plan­tea­do de acuer­do a las ca­rac­te­rís­ti­cas de los ju­ga­do­res que po­see. Por fa­vor que es­to no se in­ter­pre­te co­mo una in­tro­mi­sión o co­mo una des­ubi­ca­ción de mi par­te. Ese equi­po no tie­ne un ju­ga­dor zur­do, y al no te­ner un ju­ga­dor zur­do es di­fí­cil con esos 10 ju­ga­do­res pa­sar por los 10 es­que­mas”, co­men­zó di­cien­do.

El DT di­jo que con el sis­te­ma 4-1-4-1, “el pri­mer error” era la po­si­ción de Ca­va­ni más re­tra­sa­do. “Por eso el 4-3-1-2 es una gran de­ci­sión”, agre­gó.

Biel­sa di­jo te­ner un pe­que­ño ma­tiz. “Yo lo hu­bie­ra pues­to a Nán­dez por aden­tro y Ve­cino por afue­ra, pe­ro bueno, lo char­la­ba con un en­tre­na­dor uru­gua­yo y vi­mos eso en un 4-3-3. Es de­cir: Ve­cino, Nán­dez, Ben­tan­cur en el me­dio. Pe­ro hay otro pro­ble­ma: Ca­va­ni en una pun­ta. De­ri­va en 3-4-3, yo no sé si es­te cam­bio no de­be­ría ser Nán­dez cen­tra­li­za­do y Ve­cino por iz­quier­da”.

Y agre­gó: “Al no ha­ber un ju­ga­dor zur­do, es­te 4-3-1-2, que ca­sual­men­te es el es­que­ma ele­gi­do, es el ideal pa­ra es­tos ju­ga­do­res por­que no tie­ne nin­gún pun­to en con­tra. Los dos por el cen­tro, me­dia pun­ta, los dos ex­tre­mos, un Pir­lo (Ben­tan­cur) que a lo me­jor no tie­ne una gran re­cu­pe­ra­ción pe­ro sí una ela­bo­ra­ción del jue­go. Es­te cam­bio a mi me tien­ta. Siem­pre que el es­que­ma ten­ga a Suá­rez y Ca­va­ni, con los dos por el cen­tro, uno sien­te que es­tá to­do bien”.

El jue­go con los pies es de mu­chí­si­ma im­por­tan­cia. Te­ner un ar­que­ro que sea un vér­ti­ce re­tra­sa­do del ini­cio de la cir­cu­la­ción le agre­ga un ju­ga­dor más a la po­se­sión. Me im­por­ta mu­cho el ac­tuar co­mo un se­gun­do li­be­ro atrás de la de­fen­sa”

Mar­ce­lo Biel­sa

Ben­tan­cur es un ju­ga­dor so­ña­do pa­ra un en­tre­na­dor. Por­que si tie­ne que ju­gar de do­ble 5 jue­ga, si tie­ne que ju­gar de do­ble 10 jue­ga, esa es la ver­sa­ti­li­dad de un ju­ga­dor que en al­gún mo­men­to fue re­cha­za­do”

Mar­ce­lo Biel­sa TÉC­NI­CO

EFE - B. BOROWSKI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.