Ló­pez cui­dó a Via­tri por con­trac­tu­ra

El ar­gen­tino se­rá so­me­ti­do a exa­me­nes pa­ra con­fir­mar el gra­do de su le­sión

El Observador - Referi - - CLAUSURA -

re­sul­ta­do. Lo­res se per­dió en el mar de pier­nas que pu­so Rampla an­tes de su go­le­ro. Lo cor­ta­ron, le ga­na­ron cuer­pean­do, con ofi­cio, ese que se ad­quie­re pe­lean­do un des­cen­so que na­die quie­re.

Y Rampla fue lle­van­do el par­ti­do al te­rreno que más le con­ve­nía. Con su go­le­ro ha­cien­do tiem­po, con los de­fen­sa res­tan­do sin mi­ra­mien­tos y un me­dio­cam­po que de­jó la piel en ca­da pe­lo­ta.

El pi­ca­pie­dra se ani­mó en una y ca­si li­qui­da el plei­to lue­go de un des­bor­de de Can­di­do y el pa­se atrás que co­nec­tó Díaz pe­ro su dis­pa­ro fue in­ter­cep­ta­do por la de­fen­sa.

El par­ti­do es­ta­ba cla­ro. Pe­ña­rol iba des­bo­ca­do. La ima­gen de su téc­ni­co Ló­pez al bor­de de la can­cha era elo­cuen­te. Pri­me­ro gri­tan­do o dan­do ór­de­nes. Lue­go con la re­sig­na­ción de lle­var las ma­nos a la cin­tu­ra o aco­mo­dar­se el pe­lo co­mo di­cien­do ‘no lo pue­do creer’.

Pe­ña­rol hi­zo el des­gas­te. Fue el que más apor­tó al par­ti­do. ¿Qué le fal­tó en­ton­ces? Cal­ma, no de­jar­se ga­nar la ca­rre­ra por el re­loj ni el em­pu­je de la gen­te. Y bus­car otras fór­mu­las pa­ra en­trar­le a una de­fen­sa que por arri­ba fue in­vul­ne­ra­ble.

El pro­ble­ma del car­bo­ne­ro es que re­cu­pe­ra­ba la pe­lo­ta rá­pi­do en el me­dio. El ar­gen­tino Ma­xi Ro­drí­guez la dis­tri­bu­yó bien, el equi­po uti­li­zó el an­cho de can­cha. En­con­tró hue­cos por de­re­cha por­que por el otro sec­tor Ser­vet­ti ga­nó con una per­so­na­li­dad in­creí­ble.

El he­cho es que Pe­ña­rol se reite­ró en cen­tros que no en­con­tra­ron nun­ca la ca­be­za sal­va­do­ra del To­ro.

La más cla­ra del equi­po de Ló­pez fue un ti­ro li­bre de Lucas Her­nán­dez so­bre los 23 mi­nu­tos que sa­cu­dió el pa­lo.

Rampla, con al­gu­na co­rri­da y un gran pa­se de Do­rre­go a Ri­go­le­to, con­tó con otra chan­ce, pe­ro sus de­lan­te­ros ca­re­cie­ron de pe­so pa­ra em­bo­car­la.

Y len­ta­men­te se fue lle­gan­do a un fi­nal ines­pe­ra­do. El ár­bi­tro le de­vol­vió el al­ma al cuer­po a los car­bo­ne­ros otor­gan­do cin­co mi­nu­tos de des­cuen­to.

Pe­ro no ha­bía for­ma. Los ca­mi­nos al ar­co de Rampla es­ta­ban her­mé­ti­ca­men­te ce­rra­dos.

El To­la An­tú­nez, fiel a su es­ti­lo, se sa­lía con la su­ya. Con un equi­po pla­ga­do de pro­ble­mas es­ta­ba a pun­to de pe­gar­le otra bo­fe­ta­da a un gran­de en el Cen­te­na­rio.

Pe­ña­rol iba al ata­que he­ri­do. Se mor­día el la­bio de bron­ca de so­lo pen­sar que que su eterno ri­val Na­cio­nal ga­nó sin ju­gar y le sa­ca­ba cua­tro pun­tos en la Anual.

El fi­nal del par­ti­do fue un can­to al sen­ti­mien­to de Rampla. En el ban­co sal­ta­ron de ale­gría, los co­la­bo­ra­do­res en­tra­ron co­rrien­do a la can­cha pa­ra abra­zar­se con el pri­me­ro que en­con­tra­ran a su pa­so. El To­la An­tú­nez era abra­za­do por el pro­fe. Odrio­zo­la, de ca­ra a la hin­cha­da, se pu­so de ro­di­llas y con los bra­zos abier­tos gri­ta­ba su sen­ti­mien­to. In­creí­ble pe­ro real, Rampla pa­re­ce inmortal. • La au­sen­cia del ar­gen­tino Ni­co­lás Via­tri lla­mó la aten­ción en Pe­ña­rol. En la se­ma­na en­tre­nó pa­ra for­mar la du­pla ofen­si­va con el To­ro Fer­nán­dez pe­ro al fi­nal no es­tu­vo ni a la or­den.

An­te es­to, el téc­ni­co co­lo­có en la for­ma­ción ti­tu­lar al ju­ve­nil Dar­win Nú­ñez que for­mó la tri­ple­ta ofen­si­va con Es­to­ya­noff y el To­ro Fer­nán­dez.

¿Qué pa­só? Fue la pre­gun­ta que in­va­dió to­dos los rin­co­nes del Cen­te­na­rio.

El téc­ni­co au­ri­ne­gro, Die­go Ló­pez, con­fir­mó que el ju­ga­dor no fue te­ni­do en cuen­ta co­mo con­se­cuen­cia de una con­trac­tu­ra fuer­te.

Al fi­nal del par­ti­do el con­duc­tor de Pe­ña­rol ma­ni­fes­tó que “pre­fe­ri­mos pre­ser­var­lo pa­ra el cie­rre del cam­peo­na­to an­tes de sa­cri­fi­car­lo en el par­ti­do con Rampla. Va­mos a es­pe­rar los es­tu­dios pe­ro con­si­de­ra­mos que no va a te­ner pro­ble­mas”.

Via­tri se­rá so­me­ti­do a es­tu­dios en la jor­na­da pa­ra de­ter­mi­nar el gra­do de su le­sión.

La sa­ni­dad con­si­de­ra que no ten­drá una le­sión se­ve­ra pe­ro no se ma­ni­fies­tan has­ta tan­to no te­ner los re­sul­ta­dos de los es­tu­dios.

El fin de se­ma­na que vie­ne Pe­ña­rol vol­ve­rá al Cam­peón del Si­glo pa­ra me­dir­se el sá­ba­do con Fé­nix por la duo­dé­ci­ma fe­cha del Clau­su­ra.

El elen­co de Ca­pu­rro, al igual que Rampla en la jor­na­da de ayer, se jue­ga pun­tos vi­ta­les por el des­cen­so.

El téc­ni­co car­bo­ne­ro Die­go Ló­pez vol­ve­rá a con­tar con los dos vo­lan­tes cen­tra­les ti­tu­la­res, Guz­mán Pereira y Cris­tian Ce­bo­lla Ro­drí­guez.

Es­to in­di­ca que cam­bia­rá la con­for­ma­ción del me­dio­cam­po de los au­ri­ne­gros don­de es pro­ba­ble que sal­gan Ni­co­lás Frei­tas y el ar­gen­tino Ma­xi Ro­drí­guez.

Agus­tín Ca­nob­bio ter­mi­nó el par­ti­do con Rampla con cua­tro tar­je­tas ama­ri­llas.

Se es­pe­cu­la­ba que el ju­ga­dor po­día ha­cer­se sa­car la tar­je­ta pa­ra cum­plir la pe­na con­tra Fé­nix y, de ese mo­do, que­dar con la car­ta li­bre de ca­ra al fi­nal del Clau­su­ra. •

FO­TOS: D.BATTISTE

Ser­vet­ti pa­só lla­ve por su zo­na y fue im­pa­sa­ble por los de­lan­te­ros au­ri­ne­gros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.