Scrum, fí­si­co y el fac­tor X: Ara­ta

Sin ju­gar bien pe­ro co­rri­gien­do a tiem­po, Uru­guay arran­có la Ame­ri­cas Pa­ci­fic con vic­to­ria an­te Ca­na­dá 35-21

El Observador - Referi - - RUGBY INTERNACIONAL RUGBY LOCAL - IG­NA­CIO CHANS @ig­na­cio­chans M. HARISPE-URU

Era im­por­tan­te ga­nar, y se hi­zo. Los Te­ros arran­ca­ron la Ame­ri­cas Rugby Cham­pions­hip con su cuar­ta vic­to­ria con­se­cu­ti­va an­te Ca­na­dá, un 35-21 que les per­mi­te pi­car en pun­ta y, tras la de­rro­ta de Ar­gen­ti­na an­te Sa­moa 36-31, trans­for­mar­se en uno de los fuertes can­di­da­tos al tí­tu­lo.

Tam­bién era im­por­tan­te ga­nar por­que ha­bía en el ai­re una sen­sa­ción de re­van­cha res­pec­to a la se­rie de Eli­mi­na­to­rias que le dio a Uru­guay el pa­sa­je al Mun­dial de Ja­pón 2019. Ob­via­men­te no ha­bía en jue­go ni un 10% de lo de aque­lla se­rie de enero y fe­bre­ro, pe­ro el due­lo de ha con­ver­ti­do en un clá­si­co, y tras tres vic­to­rias con­se­cu­ti­vas (Ame­ri­cas Rugby Cham­pions­hip 2017 y los dos del re­pe­cha­je), era mo­men­to de man­te­ner la su­pe­rio­ri­dad.

En el pa­pel ju­ga­ban los se­gun­dos equi­pos, sí, pe­ro vien­do los ju­ga­do­res, los dos po­nían equi­pos prin­ci­pa­les con al­gu­nas au­sen­cias. Ca­na­dá por­que en me­nos de un mes se jue­ga la cla­si­fi­ca­ción al Mun­dial en el re­pe­cha­je an­te Ke­nia, Ale­ma­nia y Hong Kong. Y Uru­guay por­que ne­ce­si­ta com­pe­ten­cia pa­ra su plan­tel pro­fe­sio­nal, que des­de ha­ce me­ses ve­nía ha­cien­do un du­ro tra­ba­jo fí­si­co pe­ro con es­ca­sa com­pe­ten­cia en el se­gun­do se­mes­tre.

Y eso se no­tó a lo lar­go de los 80 mi­nu­tos. Uru­guay fue un equi­po só­li­do fí­si­ca­men­te, que por al­gu­nos mo­men­tos do­mi­nó al ri­val en ese as­pec­to -so­bre to­do en de­fen­sa-. Ya nos acos­tum­bra­mos, pe­ro es bueno re­cor­dar que ha­ce tres o cua­tro años, la di­fe­ren­cia fí­si­ca era uno de los fac­to­res cla­ve pa­ra la su­pe­rio­ri­dad de los ca­na­dien­ses.

En cam­bio, Los Te­ros es­tu­vie­ron flo­jos en lo que sue­le ser uno de los bas­tio­nes del jue­go del DT Es­te­ban Me­ne­ses: el jue­go di­ná­mi­co, la ve­lo­ci­dad y des­plie­gue de sus tres cuar­tos en ata­que. Fue un tí­pi­co pri­mer par­ti­do des­pués de una pre­tem­po­ra­da, con los ju­ga­do­res aún ne­ce­si­tan­do sol­tar­se.

Lo bueno es que, en es­te tiem­po, Los Te­ros han sa­bi­do bus­car más he­rra­mien­tas que su plan prin­ci­pal. Por eso, cuan­do el par­ti­do se em­pa­re­jó en lo fí­si­co, fue el scrum el que apa­re­ció pa­ra mar­car las di­fe­ren­cias.

Tras dos pe­na­les de Fa­va­ro, Ca­na­dá se lar­gó a ju­gar por afue­ra con pe­ne­tra­ción en­tre los backs ce­les­tes y pu­so el 7-6. Pe­ro con cua­tro mi­nu­tos por ju­gar del pri­mer tiem­po, Uru­guay apro­ve­chó un pe­nal pa­ra ir a las raí­ces: el scrum. E in­sis­tie­ron por ahí, has­ta con­se­guir el pe­nalty try del 13-7.

En el se­gun­do tiem­po Ca­na­dá pe­gó pri­me­ro con otro signo de alar­ma, el un maul que avan­zó va­rios me­tros y que ter­mi­nó en try al ju­gar por afue­ra pa­ra vol­ver a pa­sar 14-13.

Pe­ro ade­más del scrum y de una de­fen­sa que se mos­tró só­li­da por gran­des lap­sos -a co­rre­gir los hue­cos por afue­ra y la dis­ci­pli­na- el fac­tor X del par­ti­do fue San­tia­go Ara­ta, de los po­cos cla­ros en ideas, y re­cu­pe­ran­do la ex­plo­sión de sus me­jo­res días. El 9 fue siem­pre pe­li­gro­so, y ade­más cons­tru­yó la ju­ga­da del se­gun­do try -pe­ne­tró por la ba­se del ruck y se fue a pu­ra ve­lo­ci­dad al in­goal pa­ra po­ner el 23-14.

Uru­guay ha­bía ma­ne­ja­do bien el par­ti­do, y po­dría ha­ber ce­rra­do el en­cuen­tro sin ma­yo­res con­tra­tiem­pos, pe­ro un knock on de Rombys en 22 pro­pias tra­jo el try de Ca­na­dá, que lo vol­vió a po­ner en AME­RI­CAS PA­CI­FIC CHALLENGE ca­rre­ra 23-21 a fal­ta de 10 mi­nu­tos.

Pe­ro allí otra vez apa­re­ció el scrum: sa­li­da uru­gua­ya tras el pe­nal, knock con ca­na­dien­se y la for­ma­ción ban­de­ra del rugby uru­gua­yo avan­zó, otra vez Ara­ta ju­gó pro­fun­do y tras un par de fa­ses en cor­to Ma­nuel Dia­na -de gran in­gre­so en el com­ple­men­to- apo­yó el try que de­fi­nió el par­ti­do. Fal­ta­ba otra mues­tra de la lec­tu­ra de Ara­ta, que vio el es­pa­cio cer­ca de la for­ma­ción pa­ra ser­vir­le el try a Lean­dro Lei­vas que pu­so el 35-21 fi­nal.

Los Te­ros no tu­vie­ron la me­jor tar­de, pe­ro sí la ma­du­rez pa­ra en­con­trar he­rra­mien­tas pa­ra lle­var­se el en­cuen­tro. Aho­ra, con más ablan­de, es es­pe­ra­ble que el equi­po suba un es­ca­lón el miér­co­les an­te Es­ta­dos Uni­dos, bus­can­do otra vic­to­ria que le de la chan­ce de de­fi­nir el tí­tu­lo el pró­xi­mo do­min­go. An­te to­do, tras unos cuan­tos me­ses sin com­pe­ten­cia el equi­po de­mos­tró que si­gue dul­ce y con ga­nas de ga­nar­le a to­do lo que se le pon­ga en­fren­te. • In­dios de Mer­ce­des se pro­cla­mó cam­peón del Cam­peo­na­to Uru­gua­yo del In­te­rior el do­min­go, al ga­nar­le la se­gun­da fi­nal co­mo vi­si­tan­te a Los Car­dos de Du­razno por 28-18.

Tras im­po­ner­se 37-29 en el par­ti­do de ida dispu­tado ha­ce dos se­ma­nas, los mer­ce­da­rios lo se­lla­ron en la re­van­cha y lo­gra­ron así el tri­cam­peo­na­to del In­te­rior, un tor­neo que ca­da vez cre­ce más en ni­vel de com­pe­ten­cia, y que tie­ne en el equi­po del club Re­me­ros un buen ejem­plo de tra­ba­jo.

El ter­cer pues­to fue pa­ra Vai­ma­ca de Sal­to, que ven­ció en la de­fi­ni­ción a La Olla de Flo­ri­da. •

Ara­ta, de gran par­ti­do, se va al try.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.