¿In­fra­es­truc­tu­ra o nue­vo or­den mun­dial?

La Nue­va Ru­ta de la Se­da es un plan de in­fra­es­truc­tu­ra co­lo­sal que im­pli­ca una red de puer­tos, fe­rro­ca­rri­les y cen­tros lo­gís­ti­cos que co­nec­ta­rán a Chi­na con Eu­ro­pa pa­san­do por Asia del Sur, Me­dio Orien­te, África y Ru­sia. Se tra­ta de una ini­cia­ti­va que imp

El Observador - - OPINIÓN - Por IG­NA­CIO BARTESAGHI

La im­por­tan­cia de Chi­na co­mo ac­tor glo­bal no es una no­ve­dad. So­lo bas­ta re­cor­dar que se es­tá fren­te al país más po­bla­do del mun­do (se­rá su­pe­ra­do por In­dia en los pró­xi­mos años), el quin­to en ex­ten­sión te­rri­to­rial, la primera eco­no­mía si se compu­ta su PIB por pa­ri­dad del po­der ad­qui­si­ti­vo y el pri­mer ex­por­ta­dor de bie­nes. A su vez, es el país que re­gis­tra más pa­ten­tes (in­clu­so su­peran­do a Es­ta­dos Uni­dos y las prin­ci­pa­les po­ten­cias eu­ro­peas), li­de­ra la pro­duc­ción mun­dial de au­to­mó­vi­les, la ro­bó­ti­ca y el co­mer­cio elec­tró­ni­co.

Los lo­gros men­cio­na­dos tu­vie­ron su pun­to de par­ti­da en la im­ple­men­ta­ción de pro­gre­si­vas re­for­mas ini­cia­das en la década del se­ten­ta en el sec­tor agrí­co­la, los cam­bios en las em­pre­sas pú­bli­cas, la aper­tu­ra del co­mer­cio ex­te­rior, la mo­der­ni­za­ción del sis­te­ma ban­ca­rio y el fomento de las in­ver­sio­nes con la crea­ción de las Zo­nas Eco­nó­mi­cas Es­pe­cia­les, en­tre otras po­lí­ti­cas que hi­cie­ron po­si­ble el de­no­mi­na­do “mi­la­gro chino”.

Una nue­va eta­pa co­mien­za con el in­gre­so de Chi­na a la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Co­mer­cio en el año 2001, mo­men­to a par­tir del cual se lan­za a ne­go­ciar acuer­dos co­mer­cia­les, pri­me­ro con su re­gión más pró­xi­ma y lue­go am­plian­do su in­fluen­cia en Me­dio Orien­te, Amé­ri­ca La­ti­na y África. De for­ma pa­ra­le­la a su con­so­li­da­ción en el es­ce­na­rio eco­nó­mi­co y co­mer­cial, co­men­zó a ju­gar un rol ca­da vez más pre­pon­de­ran­te en el sis­te­ma in­ter­na­cio­nal, lo que lo­gra a tra­vés de la crea­ción de una red de ins­ti­tu­cio­nes pa­ra­le­las de im­pac­to geo­po­lí­ti­co in­ter­na­cio­nal.

En ese sen­ti­do, en 2012 Chi­na lan­za el de­no­mi­na­do Re­gio­nal Com­prehen­si­ve Eco­no­mic Part­ners­hip (RCEP), un acuer­do co­mer­cial to­da­vía en ne­go­cia­ción que vin­cu­la­rá a Chi­na na­da me­nos que con In­dia, Ja­pón, Co­rea del Sur, los 10 paí­ses de la Aso­cia­ción de Na­cio­nes del Sud­es­te Asiá­ti­co (Asean), más Aus­tra­lia y Nue­va Ze­lan­da. Un año des­pués, por primera vez, el pre­si­den­te Xi Jin­ping ha­bla de la Nue­va Ru­ta de la Se­da, mien­tras que en el 2014 en el mar­co de la VI Cum­bre de los Brics, li­de­ra la crea­ción del Nue­vo Banco de De­sa­rro­llo y un Fon­do de Re­ser­va de di­cho fo­ro. Por úl­ti­mo, ese mis­mo año se cons­ti­tu­yó el Banco Asiá­ti­co de In­ver­sión en In­fra­es­truc­tu­ra.

De for­ma pa­ra­le­la, tras la apro­ba­ción del XIII Plan Quin­que­nal ela­bo­ra­do por el Co­mi­té Cen­tral del Par­ti­do Co­mu­nis­ta que cu­bre el pe­río­do 2016-2020, se ob­ser­va cla­ra­men­te la nue­va es­tra­te­gia de de­sa­rro­llo de Chi­na, aho­ra ya ba­sa­da en el im­pul­so de la in­no­va­ción cien­tí­fi­ca y en una pro­fun­di­za­ción de la in­ter­na­cio­na­li­za­ción de su eco­no­mía.

En lo que res­pec­ta a la Nue­va Ru­ta de la Se­da, se tra­ta de un plan de in­fra­es­truc­tu­ra co­lo­sal que im­pli­ca una red de puer­tos, fe­rro­ca­rri­les y cen­tros lo­gís­ti­cos que co­nec­ta­rán a Chi­na con Eu­ro­pa pa­san­do por Asia del Sur, Me­dio Orien­te, África y Ru­sia. Se tra­ta de una ini­cia­ti­va que im­pli­ca­rá una in­ver­sión de más de US$ 325.000 mi­llo­nes. Se es­pe­ra que el ca­pi­tal sea apor­ta­do por el Banco Asiá­ti­co de In­ver­sión en In­fra­es­truc­tu­ra, con la su­ma de otros ban­cos chi­nos, ade­más de apor­tes di­rec­tos del pro­pio go­bierno.

La Nue­va Ru­ta de la Se­da par­te de una reali­dad con­for­ma­da por una red fe­rro­via­ria con 20 lí­neas de tre­nes de car­ga que unen Chi­na con ciu­da­des eu­ro­peas co­mo Lon­dres, Ma­drid, Ró­ter­dam y Var­so­via. El im­pac­tan­te pro­yec­to pre­vé la me­jo­ra de las re­des con tre­nes de al­ta ve­lo­ci­dad, lle­gan­do a cu­brir una ex­ten­sión de 7.000 kilómetros pa­ra el año 2025. Por otro la­do, se pre­vé la crea­ción de una red de­no­mi­na­da Pa­na­siá­ti­ca que vin­cu­la­rá a Chi­na con el sud­es­te asiá­ti­co, con tre­nes de al­ta ve­lo­ci­dad en­tre las ciu­da­des de Kun­míng en Chi­na y Vien­tián en Laos, así co­mo la cons­truc­ción de un tren de al­ta ve­lo­ci­dad en In­do­ne­sia.

Otro pro­yec­to vin­cu­la a Chi­na con Pa­kis­tán a tra­vés del de­sa­rro­llo del puer­to de Gwa­dar en el mar Ará­bi­go, lo que le otor­ga­rá al país asiá­ti­co una sa­li­da al mar sin la ne­ce­si­dad de que sus pro­duc­tos atra­vie­sen el es­tre­cho de Ma­la­ca. Es­te pro­yec­to in­cor­po­ra la am­plia­ción de la ca­rre­te­ra Ka­ra­kó­rum, que co­nec­ta a Chi­na con Pa­kis­tán y la crea­ción de un mo­derno cen­tro lo­gís­ti­co. Otro de los no­dos de la ru­ta tie­ne que ver con el puer­to de Co­lom­bo en Sri Lan­ka.

En el ca­so del con­ti­nen­te afri­cano se des­ta­ca un tren que uni­rá las dos prin­ci­pa­les ciu­da­des de Ke­nia: Nai­ro­bi y Mom­ba­sa. Es­te pro­yec­to for­ma par­te de la fu­tu­ra red de trans­por­tes pre­vis­ta pa­ra África Orien­tal, la que co­nec­ta­rá Ke­nia con las ca­pi­ta­les de Ugan­da, Su­dán del Sur, Ruan­da y Bu­run­di y per­mi­ti­rá co­nec­tar a Chi­na con otras ca­pi­ta­les afri­ca­nas co­mo Adís Abe­ba, que ya cuen­ta con un tren re­cien­te­men­te inau­gu­ra­do que co­nec­ta esa ca­pi­tal con la ciu­dad cos­te­ra de Yi­bu­ti, don­de se pro­yec­ta la cons­truc­ción de un cen­tro lo­gís­ti­co ma­rí­ti­mo.

Re­cien­te­men­te se reali­zó en Pe­kín el pri­mer Fo­ro de Coope­ra­ción de la Nue­va Ru­ta de la Se­da, cap­tan­do el in­te­rés in­ter­na­cio­nal y en par­ti­cu­lar de los lí­de­res de aque­llos paí­ses in­clui­dos en el pro­yec­to. Amé­ri­ca La­ti­na no es­tá in­te­gra­da de for­ma di­rec­ta en la ru­ta y con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de so­lo dos pre­si­den­tes (Ma­cri y Ba­che­let) en el men­cio­na­do fo­ro. Pa­re­ce evi­den­te que to­da la re­gión de­be se­guir de cer­ca un pro­yec­to que a tra­vés de un cos­to­so plan de in­fra­es­truc­tu­ra, po­dría cons­ti­tuir un nue­vo or­den mun­dial.

Di­rec­tor del De­par­ta­men­to de Ne­go­cios In­ter­na­cio­na­les e Integración de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca del Uru­guay. Doc­tor en Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les e In­te­gran­te del Sis­te­ma Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­do­res. Twit­ter: @i_ bartesaghi

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.