Los blan­cos in­ten­tan que el de­ba­te éti­co no afec­te la uni­dad in­ter­na

Bas­cou y Ez­que­rra son juz­ga­dos por un tri­bu­nal del Partido Na­cio­nal

El Observador - - ACTUALIDAD -

Los ca­mi­nos a to­mar an­te los cues­tio­na­mien­tos éti­cos ha­cia dos fi­gu­ras del Partido Na­cio­nal es­tán ge­ne­ran­do con­flic­tos en la in­ter­na blan­ca. Por un la­do, los di­ri­gen­tes se preo­cu­pan de que es­ta si­tua­ción no afec­te la uni­dad ne­ce­sa­ria co­mo pa­ra cons­truir una al­ter­na­ti­va al go­bierno del Fren­te Am­plio. Por otro la­do, preo­cu­pa la se­ñal que se en­vía a la opi­nión pú­bli­ca a la ho­ra de juz­gar a los su­yos.

Por­que los ca­sos del in­ten­den­te de So­riano, Agus­tín Bas­cou, y del dipu­tado de Ta­cua­rem­bó, Wil­son Ez­que­rra –am­bos de Alian­za Na­cio­nal–, ocu­rrie­ron po­co des­pués de la re­nun­cia del vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Raúl Sen­dic, quien se ale­jó tras del dic­ta­men del Tri­bu­nal de Con­duc­ta Política del Fren­te Am­plio que con­si­de­ró “inacep­ta­bles” la uti­li­za­ción que hi­zo de di­ne­ros pú­bli­cos. Y eso les me­te pre­sión, en un mo­men­to en que la éti­ca política se con­vir­tió en un te­ma cen­tral en la con­si­de­ra­ción de la ciu­da­da­nía.

En el úl­ti­mo año y medio, las prin­ci­pa­les fi­gu­ras del Partido Na­cio­nal cues­tio­na­ron a Sen­dic e in­clu­so el se­na­dor Luis La­ca­lle Pou di­jo que el vi­ce­pre­si­den­te no te­nía la con­fian­za de la opo­si­ción.

Sin em­bar­go, aho­ra, cuan­do se tra­ta de com­pa­ñe­ros blan­cos, La­ca­lle Pou –que si­gue de via­je en el ex­te­rior– no opi­na, y los de­más lí­de­res cruzan dar­dos en­tre los que res­pal­dan a los acu­sa­dos y los que le pi­den que den un pa­so al cos­ta­do.

El in­ten­den­te Bas­cou en­fren­ta una cau­sa pe­nal por deu­das en ne­go­cios par­ti­cu­la­res, pe­ro lo que se cues­tio­nó po­lí­ti­ca­men­te por par­te de edi­les del FA de So­riano fue que la in­ten­den­cia que di­ri­ge ha­ya com­pra­do com­bus­ti­bles a la es­ta­ción de ser­vi­cio que era de su pro­pie­dad.

El otro ca­so es el de Ez­que­rra, quien en­fren­ta un pe­di­do de desafue­ro de la Jus­ti­cia por ha­ber atro­pe­lla­do con su ca­mio­ne­ta, ma­ne­jan­do al­coho­li­za­do, a una mu­jer de 60 años que de­bió ser in­ter­ve­ni­da qui­rúr­gi­ca­men­te. El dipu­tado en­vió es­te miér­co­les una car­ta al Par­la­men­to pi­dien­do que le qui­ten los fue­ros pa­ra en­fren­tar a la Jus­ti­cia.

Pro­ce­so

Ez­que­rra y Bas­cou se pre­sen­ta­ron es­te miér­co­les an­te la Co­mi­sión de Éti­ca del Partido Na­cio­nal pa­ra que juz­gue su con­duc­ta. El pre­si­den­te del Di­rec­to­rio blan­co, el se­na­dor Luis Al­ber­to He­ber, di­jo que se es­pe­ra­rá a lo que re­suel­va ese co­mi­té y no se irá con­tra lo que de­ter­mi­ne.

“Hay opi­nio­nes dis­tin­tas y es ló­gi­co que ha­ya opi­nio­nes dis­tin­tas en el Partido Na­cio­nal, que no es un re­gi­mien­to. La ac­ti­tud del Partido Na­cio­nal es de preo­cu­pa­ción an­te dos he­chos gra­ves que tie­nen que ser ana­li­za­dos y tie­nen que ser juz­ga­dos. ¿Eso quie­re de­cir que de an­te­mano los es­ta­mos de­cla­ran­do cul­pa­bles? No. ¿Ya de an­te­mano los es­ta­mos de­cla­ran­do inocen­tes?, Tam­po­co, afir­mó.

“Si hay que ser du­ros se se­rá muy du­ro con los nues­tros por­que el ejem­plo lo te­ne­mos que dar en ca­sa pri­me­ro”, afir­mó.

Po­si­cio­nes

El se­na­dor La­ca­lle Pou, pri­me­ro en las en­cues­tas en­tre los di­ri­gen­tes de la opo­si­ción, to­da­vía no emi­tió opi­nión res­pec­to al ca­so del in­ten­den­te Bas­cou. Alle­ga­dos al le­gis­la­dor co­men­ta­ron a El Ob­ser­va­dor que en el sec­tor To­dos “hay preo­cu­pa­ción” por co­mo la ciu­da­da­nía lee­rá la res­pues­ta de los di­ri­gen­tes an­te ca­sos de éti­ca en fi­las blan­cas.

Pe­ro tam­po­co se quie­re le­sio­nar la uni­dad na­cio­na­lis­ta y por eso La­ca­lle Pou ha guar­da­do si­len­cio. Des­de es gru­po di­je­ron que se­rá “de­ter­mi­nan­te” lo que de­ci­da el Co­mi­té de Éti­ca, que en los pró­xi­mos días re­ci­bi­rá do­cu­men­ta­ción de AN­CAP so­bre el ca­so Bas­cou. En el sec­tor de La­rra­ña­ga tam­bién es­pe­ran el re­sul­ta­do de esa sen­ten­cia, aun­que hu­bo un apo­yo ex­plí­ci­to al in­ten­den­te. El dipu­tado Jor­ge Gan­di­ni (Alian­za) afir­mó que no se vio­ló nin­gu­na nor­ma­ti­va en la com­pra de com­bus­ti­bles de la In­ten­den­cia de So­riano. En Alian­za tam­bién se to­mó no­ta del com­por­ta­mien­to de los dos edi­les de So­riano que res­pon­den a La­ca­lle Pou.

Los le­gis­la­do­res de­par­ta­men­ta­les Lu­ciano An­drio­lo y Mau­ro Mo­ro­si­ni pi­die­ron en la Jun­ta De­par­ta­men­tal que el in­ten­den­te to­me li­cen­cia mien­tras una co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra re­vi­sa su ca­so. Mo­ro­si­ni afir­mó es­te mar­tes en la se­sión que “el ac­cio­nar del se­ñor in­ten­den­te y sus ase­so­res es­tá ale­ja­do de la éti­ca”, se­gún in­for­mó El País. Un alle­ga­do a La­rra­ña­ga co­men­tó a El Ob­ser­va­dor que esa ac­ti­tud de los edi­les “es una for­ma de ex­pre­sar la po­si­ción de La­ca­lle Pou”.

La­rra­ña­ga en es­tos días es­tu­vo “en per­ma­nen­te con­tac­to” con Bas­cou y su an­te­ce­sor, el hoy se­na­dor Gui­ller­mo Be­soz­zi. La­rra­ña­ga y Be­soz­zi en­tien­den que lo que ocu­rre con el in­ten­den­te es “una re­van­cha” del Fren­te Am­plio por el ca­so Sen­dic. Quien tam­bién ha­bía pe­di­do al in­ten­den­te que die­ra un pa­so al cos­ta­do fue la se­na­do­ra Verónica Alon­so. Ese re­cla­mo pro­vo­có que los se­na­do­res Be­soz­zi (Alian­za) y Javier Gar­cía (To­dos) la cues­tio­na­ran por la ve­lo­ci­dad de su plan­teo, cuan­do en un año y medio nun­ca pi­dió el ale­ja­mien­to de Sen­dic. El in­ten­den­te de Ce­rro Lar­go, Ser­gio Bo­ta­na, tam­bién de­fen­dió a Bas­cou y a Ez­que­rra.

Sin em­bar­go, la pos­tu­ra de Alon­so en­con­tró un alia­do en la in­ten­den­ta de La­va­lle­ja, Adria­na Pe­ña. La je­fa co­mu­nal –que se ali­neó con un gru­po de in­ten­den­tes que se dis­tan­ció de La­rra­ña­ga– opi­nó es­te miér­co­les en Desa­yu­nos

in­for­ma­les de ca­nal 12 que Bas­cou y Ez­que­rra ten­drían que de­jar sus car­gos por un tiem­po, has­ta que se re­suel­va su si­tua­ción. Bas­cou anun­ció que con­ti­nua­rá al fren­te de la In­ten­den­cia. “La úni­ca ma­ne­ra de que de­je la in­ten­den­cia es que me lo pi­da (el exin­ten­den­te Be­soz­zi, mi sec­tor o la Jus­ti­cia”, co­men­tó a ca­nal 4. Ez­que­rra afir­mó es­te jue­ves en la puer­ta del di­rec­to­rio blan­co que ha­rá “lo que di­ga el Co­mi­té de Éti­ca”. •

El in­ten­den­te de So­riano, Agus­tín Bas­cou, en medio de pro­ble­mas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.