Fis­ca­les “prio­ri­za­rán” cier­tos de­li­tos para in­ves­ti­gar­los

Se des­ti­na­rán más re­cur­sos a al­gu­nos ca­sos, se­gún ins­truc­ción

El Observador - - ACTUALIDAD -

La gra­ve­dad del de­li­to, la can­ti­dad de víctimas y el gra­do de afec­ta­ción de los de­re­chos de esas víctimas; si el de­li­to se co­me­tió con ar­mas, con abu­so de au­to­ri­dad, con abu­so de re­la­cio­nes do­més­ti­cas, y si el he­cho es­tá vin­cu­la­do a otro de si­mi­la­res características, se­rán al­gu­nos de los cri­te­rios que ten­drán que tener en cuen­ta los fis­ca­les a la ho­ra de “se­lec­cio­nar” los ca­sos que investigarán cuan­do en­tre a re­gir el nue­vo pro­ce­so pe­nal den­tro de un mes.

Esos cri­te­rios for­man par­te de “la ins­truc­ción de prio­ri­za­ción del de­li­to” que se apro­bó es­ta se­ma­na y la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la Na­ción pu­bli­có en su pá­gi­na web, y que se pro­po­ne “ra­cio­na­li­zar la per­se­cu­ción pe­nal” para ha­cer más efec­ti­vas las in­ves­ti­ga­cio­nes y op­ti­mi­zar la res­pues­ta a la to­ta­li­dad de los he­chos de­lic­ti­vos.

La prio­ri­za­ción im­pli­ca que se aten­de­rán pri­me­ro cier­tos ca­sos que se se­lec­cio­na­rán, y para los cua­les se asig­na­rán ma­yo­res re­cur­sos ma­te­ria­les y hu­ma­nos. Con el nue­vo CPP, ca­da fis­cal ten­drá un área de com­pe­ten­cia se­gún el de­li­to. Ha­brá 10 fis­ca­les de de­li­tos de fla­gran­cia, que es­ta­rán de turno de ma­ne­ra al­ter­na­da, y ha­brá fis­ca­lías es­pe­cí­fi­cas de ho­mi­ci­dios, dro­gas, de­li­tos se­xua­les o de gé­ne­ro, eco­nó­mi­cos o corrupción y de vio­la­ción a los de­re­chos hu­ma­nos

De to­dos mo­dos, se acla­ra que esa po­lí­ti­ca no pue­de ser uti­li­za­da para se­lec­cio­nar ca­sos, y tam­po­co equi­va­le a una ex­tin­ción de la ac­ción pe­nal de los ca­sos que no se prio­ri­zan, ni una re­nun­cia al de­ber de in­ves­ti­gar y san­cio­nar las con­duc­tas de­lic­ti­vas.

La po­lí­ti­ca de prio­ri­za­ción im­pli­ca que en una pri­me­ra eta­pa, la Uni­dad de De­pu­ra­ción, Prio­ri­za­ción y Asig­na­ción (DPA) fi­ja­rá los de­li­tos que de­ben ser prio­ri­za­dos. Por ejem­plo, cier­tos ti­pos de ho­mi­ci­dios.

En ba­se a ese cri­te­rio, ca­da fis­cal de­be­rá de­ci­dir có­mo dis­tri­buir los es­fuer­zos o re­cur­sos téc­ni­cos y hu­ma­nos a los ca­sos con­cre­tos.

La ins­truc­ción de­ter­mi­na que se de­be ana­li­zar “si la víc­ti­ma pre­ci­sa pro­tec­ción es­pe­cial y si se en­cuen­tra en si­tua­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad”. Con res­pec­to al vic­ti­ma­rio se de­be­rá eva­luar “si per­te­ne­ce a una or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal, si se tra­ta de un de­lin­cuen­te no oca­sio­nal, si se va­lió de la coope­ra­ción de inimpu­tables, y si en el he­cho par­ti­ci­pó o co­la­bo­ró al­gún fun­cio­na­rio pú­bli­co”.

Fi­nal­men­te, “los fis­ca­les de­be­rán tener en cuen­ta la tras­cen­den­cia de lle­var el ca­so a jui­cio y eva­luar la po­si­bi­li­dad –y con­ve­nien­cia– de de­ri­var el ca­so a me­dia­ción ex­tra­pro­ce­sal, apli­car una sa­li­da al­ter­na­ti­va o re­sol­ver­lo por apli­ca­ción del pro­ce­so abre­via­do”, se in­di­ca.

El do­cu­men­to fue apro­ba­da el mar­tes 26 por el Con­se­jo Hono- ra­rio de Ins­truc­cio­nes Ge­ne­ra­les pre­vis­to en la ley N° 19.483 que creó el nue­vo es­ta­tu­to de los fis­ca­les, y es­tá in­te­gra­do por el fis­cal de Cor­te y pro­cu­ra­dor ge­ne­ral de la Na­ción, un re­pre­sen­tan­te del Po­der Eje­cu­ti­vo, un re­pre­sen­tan­te de la so­cie­dad ci­vil, un re­pre­sen­tan­te de la Fa­cul­tad de De­re­cho de la Uni­ver­si­dad de la Re­pú­bli­ca, y uno de la Aso­cia­ción de Fis­ca­les.

Es­ta ins­truc­ción se su­ma a otras ya es­ta­ble­ci­das: una para ca­sos no penales; otra para los de­li­tos con­tra la vi­da y la in­te­gri­dad fí­si­ca de las per­so­nas; con­tra la sa­lud pú­bli­ca a tra­vés del trá­fi­co de dro­gas, y con­tra la pro­pie­dad y el abi­gea­to. La úl­ti­ma ins­truc­ción fi­ja pau­tas para in­ves­ti­gar los de­li­tos se­xua­les, don­de, por ejem­plo, se es­ta­ble­ce que la per­se­cu­ción de la vio­len­cia se­xual es una prio­ri­dad. Las ins­truc­cio­nes ge­ne­ra­les es­tán des­ti­na­das al me­jor fun­cio­na­mien­to del ser­vi­cio y al cum­pli­mien­to de los co­me­ti­dos en to­das las áreas de com­pe­ten­cia de la fis­ca­lía. •

Fis­ca­les y de­li­tos

Fis­ca­les de­be­rán tener en cuen­ta la “tras­cen­den­cia” de los de­li­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.