Freno a lác­teos lle­vó al go­bierno a dis­cu­tir to­do el co­mer­cio con Bra­sil

Uru­guay re­tu­vo ca­mio­nes bra­si­le­ños en la fron­te­ra en res­pues­ta a la de­ci­sión del go­bierno de Mi­chel Te­mer de sus­pen­der la im­por­ta­ción de de­ri­va­dos de la le­che El con­flic­to lác­teo es el úl­ti­mo epi­so­dio de una se­rie de des­en­cuen­tros des­de que el su­ce­sor de

El Observador - - PORTADA - JUAN SAMUELLE twit­ter.com/juan­sa­mue­lle

El pri­mer efec­to real del anun­cio del mar­tes del go­bierno de Bra­sil de prohi­bir el in­gre­so de lác­teos uru­gua­yos – con el tran­ca­zo al ac­ce­so a ese mer­ca­do a dos ca­mio­nes con pro­duc­tos lác­teos–, re­ci­bió una fuer­te res­pues­ta del go­bierno.

El mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, Pe­cua­ria y Abas­te­ci­mien­to de Bra­sil, Blai­ro Mag­gi, ha­bía di­cho que has­ta que se de­mues­tre que pa­ra la pro­duc­ción uru­gua­ya de lác­teos no se uti­li­za ma­te­ria pri­ma im­por­ta­da, el in­gre­so de esos bie­nes in­dus­tria­les per­ma­ne­ce­ría sus­pen­di­do.

Co­mo con­se­cuen­cia, en la ma­ña­na de es­te miér­co­les se tran­có el in­gre­so a Bra­sil de ca­mio­nes que tras­la­da­ban lác­teos des­de Uru­guay, en ex­por­ta­cio­nes cu­yas li­cen­cias se tra­mi­ta­ron mu­cho an­tes de la de­ci­sión que anun­ció Mag­gi, in­for­ma­ron en con­fe­ren­cia de pren­sa Ta­ba­ré Ague­rre, mi­nis­tro de Ga­na­de­ría, Agri­cul­tu­ra y Pes­ca, y Ro­dol­fo Nin No­voa, mi­nis­tro de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res.

En res­pues­ta, du­ran­te va­rias ho­ras Uru­guay apli­có una me­di­da “es­pe­jo” que im­pi­dió el in­gre­so en los pa­sos de fron­te­ra de ca­mio­nes con mer­ca­de­ría bra­si­le­ña, al tiempo que se de­ci­dió re­vi­sar la agen­da co­mer­cial en­tre am­bos paí­ses y es­tá la­ten­te el re­cu­rrir a ám­bi­tos de di­fe­ren­do de con­tro­ver­sias a ni­vel del Mer­co­sur y de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio (OMC).

La me­di­da fre­nó a 60 o 70 ca­mio­nes, y re­cién que­dó sin efec­to al ca­bo de unas ho­ras por­que Bra­sil desis­tió de su ac­ti­tud ini­cial y uno de los ca­mio­nes que lle­va­ba que­sos ha­cia ese des­tino pu­do in­gre­sar.

Esa de­ci­sión no de­be ser en­ten­di­do co­mo “una com­pa­dra­da”, sino co­mo “un men­sa­je de que te­ne­mos la más fuer­te y de­ter­mi­na­da con­vic­ción de de­fen­der los in­tere­ses na­cio­na­les”, di­jo Ague­rre.

Ade­más, se de­jó en cla­ro que se es­ta­ble­cie­ron los con­tac­tos di­plo­má­ti­cos con el go­bierno nor­te­ño pa­ra in­ten­tar que se re­vea esa de­ci­sión. Ague­rre in­for­mó que, “más allá de con­fiar en las ges­tio­nes que se es­tán rea­li­zan­do al más al­to ni­vel”, se con­vo­có al ga­bi­ne­te de com­pe­ti­ti­vi­dad, en cu­yo ám­bi­to se de­ci­dió “ana­li­zar to­da la agen­da co­mer­cial” del país con Bra­sil.

Eso sig­ni­fi­ca que, ade­más del sec­tor lác­teo, se re­le­va­rá el in­ter­cam­bio co­mer­cial en “lo agro­pe­cua­rio y lo no agro­pe­cua­rio”.

In­clu­so, en otro mo­men­to de la con­fe­ren­cia, men­cio­nó que se pre­gun­tó a sí mis­mo si las ba­na­nas que in­gre­san des­de Bra­sil son bra­si­le­ñas (se tra­ta de la fru­ta más con­su­mi­da en Uru­guay).

La ac­ti­tud de Bra­sil “es fran­ca­men­te vio­la­to­ria de las nor­mas de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio” Ro­dol­fo Nin No­voa CAN­CI­LLER DE LA RE­PÚ­BLI­CA

Nin No­voa des­ta­có que en el go­bierno hay una “gran preo­cu­pa­ción” y se tra­ba­ja “se­ria e in­ten­sa­men­te” pa­ra cons­truir una so­lu­ción. El can­ci­ller man­tu­vo un in­ter­cam­bio con su par bra­si­le­ño, quien le ase­gu­ró que iba a tra­ba­jar pro­fun­da­men­te pa­ra man­te­ner “las ex­ce­len­tes re­la­cio­nes” que hay en­tre los dos paí­ses y que no iba a per­mi­tir dis­tor­sio­nes en el re­la­cio­na­mien­to. “He­mos re­ci­bi­do es­ta no­ti­cia con sor­pre­sa y con es­tu­por”, di­jo Nin No­voa.

Aña­dió que “es ab­so­lu­ta­men­te in­sos­te­ni­ble que se pue­da de­cir que Uru­guay trian­gu­la le­che pa­ra ven­der­le a Bra­sil”.

Uru­guay le ven­de 100 mil to­ne­la­das de le­che, tan­to en­te­ra co­mo des­cre­ma­da por año, mien­tras que im­por­ta 300 to­ne­la­das pa­ra la fa­bri­ca­ción de he­la­dos y pa­ra la in­dus­tria dul­ce­ra, agre­gó Nin.

Tras pun­tua­li­zar que lo que Bra­sil sos­tie­ne es im­pro­ba­ble des­de el pun­to de vis­ta co­mer­cial, in­di­có que “es in­sos­te­ni­ble des­de el pun­to de vis­ta de la le­gis­la­ción co­mer­cial mun­dial” y vio­la­to­rio de las nor­mas de la OMC.

Si bien la adop­ción de me­di­das es­pe­jo es in­de­sea­da, en el go­bierno en­tien­den que la ac­ti­tud de Bra­sil es “una hos­ti­li­dad (…) que no se jus­ti­fi­ca des­de nin­gún pun­to de vis­ta”, agre­gó el can­ci­ller.

Ague­rre re­la­ti­vi­zó la ne­ce­si­dad de Bra­sil de li­mi­tar los in­gre­sos de lác­teos uru­gua­yos ci­tan­do que ese país im­por­ta so­lo el 1% de la le­che que con­su­me, y de ese vo­lu­men po­co más de la mi­tad pro­vie­ne de Uru­guay.

Tam­bién ge­ne­ró ma­les­tar que el anun­cio de Mag­gi se rea­li­za­ra a tra­vés de las redes so­cia­les, “sin una co­mu­ni­ca­ción ofi­cial”.

“Sor­pren­dió el con­te­ni­do”, di­jo Ague­rre, por­que “es­tá to­da la in­for­ma­ción” so­bre los pro­duc­tos lác­teos que se pro­du­cen en Uru­guay y ex­por­tan ha­cia Bra­sil, y ade­más “exis­ten ám­bi­tos for­ma­les” pa­ra so­li­ci­tar­la.

Uru­guay ex­por­tó a Bra­sil en lo que va del año el 60% de lo que co­lo­có en igual pe­río­do de 2016. Eso fue re­mar­ca­do por el Eje­cu­ti­vo pa­ra ar­gu­men­tar so­bre la “fal­ta de opor­tu­ni­dad” de la me­di­da adop­ta­da por Bra­sil.

La caí­da en las ven­tas a ese des­tino se ex­pli­ca­ron por una ma­yor pro­duc­ción lo­cal, que lle­vó a una ba­ja de los pre­cios en ese des­tino y a un ma­yor in­cen­ti­vo pa­ra que la pro­duc­ción uru­gua­ya de lác­teos bus­ca­ra des­ti­nos más atractivos.

So­bre los mo­ti­vos de Bra­sil, “no nos co­rres­pon­de ha­cer con­je­tu­ras”, pre­ci­só el mi­nis­tro, quien di­jo que sí co­rres­pon­de exi­gir que se re­suel­va en los ám­bi­tos co­rres­pon­dien­tes.

Uno de los ar­gu­men­tos uti­li­za­dos por Bra­sil fue que en 2016 Uru­guay ex­por­tó más lác­teos que el to­tal de la le­che re­mi­ti­da por pro­duc­to­res a la in­dus­tria, lo que res­pon­dió a que 2015 fue un mal año de pre­cios in­ter­na­cio­na­les, con caí­das de mer­ca­dos, lo que ge­ne­ró stocks abul­ta­dos que se ven­die­ron en 2016.

En otro mo­men­to, de­fi­nió la me­di­da co­mo “to­tal­men­te asi­mé­tri­ca”, y que Uru­guay, co­mo país abier­to al mun­do quie­re “com­pe­tir con re­glas de jue­go cla­ras”.

“An­te me­di­das irra­cio­na­les te­ne­mos que to­mar me­di­das que ha­gan que se vuel­va al ca­mino de la ra­cio­na­li­dad”, di­jo el mi­nis­tro.

“Un flan­co gran­de”

Con­si­de­ran­do las ne­go­cia­cio­nes en trá­mi­te en­tre el Mer­co­sur y la Unión Eu­ro­pa, a tra­vés de las cua­les los paí­ses de la re­gión as­pi­ran a ex­por­tar en me­jo­res con­di­cio­nes, el can­ci­ller opi­nó que la ac­ti­tud de Bra­sil es “ab­so­lu­ta­men­te in­con­ve­nien­te”.

“Cuan­do los ne­go­cia­do­res –de la Unión Eu­ro­pea– ven có­mo en­tre no­so­tros nos se­gui­mos po­nien­do tra­bas, la ver­dad es que nues­tra po­si­ción se vuel­ve muy in­con­sis­ten­te y nos de­ja un flan­co muy gran­de”, ex­pre­só Nin No­voa.

Ague­rre agre­gó que con­fía en que es­ta si­tua­ción, que “due­le enor­me­men­te”, se re­sol­ve­rá al más al­to ni­vel po­lí­ti­co, en­tre otras co­sas en fun­ción de la ne­ce­si­dad de pre­sen­tar­se la re­gión “en una po­si­ción ar­mó­ni­ca” y no “con di­fe­ren­cias me­no­res”, pe­ro sin des­car­tar re­cu­rrir a ór­ga­nos de so­lu­ción de con­tro­ver­sias en el Mer­co­sur y la OMC. •

C. DOS SAN­TOS

Tras el anun­cio bra­si­le­ño de im­pe­dir el in­gre­so de lác­teos uru­gua­yos, el go­bierno ana­li­za re­cu­rrir a ám­bi­tos de so­lu­ción de con­tro­ver­sias en el Mer­co­sur y en la OMC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.