Pro­ce­sa­ron a 11 por ven­ta ile­gal de Mi­so­pros­tol

El Observador - - ACTUALIDAD -

La jue­za pe­nal Ju­lia Sta­ric­co pro­ce­só es­te mar­tes a 11 per­so­nas por la ven­ta ile­gal del me­di­ca­men­to Mi­so­pros­tol, uti­li­za­do pa­ra in­te­rrum­pir em­ba­ra­zos. Seis de los pro­ce­sa­mien­tos fue­ron con pri­sión.

Se­gún di­jo a El Ob­ser­va­dor la jue­za, los me­di­ca­men­tos se ofre­cían a tra­vés de in­ter­net y lue­go se ha­cía el con­tac­to con los com­pra­do­res pa­ra la en­tre­ga.

Por esas ma­nio­bras, y aten­dien­do al pe­di­do de pro­ce­sa­mien­to del fis­cal Leo­nar­do Morales, cua­tro de los im­pli­ca­dos fue­ron pro­ce­sa­dos por un de­li­to de aso­cia­ción pa­ra de­lin­quir y por los de­li­tos de ofre­ci­mien­to co­mer­cial o ven­ta de sus­tan­cias ge­nui­nas por per­so­na in­ha­bi­li­ta­da, es­ta­ble­ci­do en el ar­tícu­lo 221 del Có­di­go Pe­nal.

Se­gún la nor­ma co­me­te ese de­li­to “el que, sin es­tar le­gal­men­te ha­bi­li­ta­do o con­tra­rian­do las dis­po­si­cio­nes re­gla­men­ta­rias, pu­sie­re en el co­mer­cio o ex­pen­die­re subs­tan­cias ge­nui­nas, pe­li­gro­sas pa­ra la sa­lud, con o sin le­sión efec­ti­va del de­re­cho a la vi­da o a la in­te­gri­dad fí­si­ca”. La pe­na pa­ra ese de­li­to es de seis me­ses de pri­sión a diez años de pe­ni­ten­cia­ría.

An­te la jue­za Sta­ric­co ha­bían de­cla­ra­do por es­te ca­so más de 20 per­so­nas, y la Jus­ti­cia in­da­ga­ba ade­más a va­rias far­ma­cias, in­for­mó El País. Lue­go de pro­bar que efec­ti­va­men­te los co­mer­cian­tes es­ta­ban in­vo­lu­cra­dos, tres de ellos fue­ron pro­ce­sa­dos con pri­sión “por la co­mi­sión de reite­ra­dos de­li­tos de ex­pe­di­ción sin re­ce­ta mé­di­ca”, afir­ma el Po­der Ju­di­cial en su pá­gi­na web. Pa­ra esos ca­sos, la cár­cel se sus­ti­tu­yó por la pri­sión do­mi­ci­lia­ria.

El ca­so fue pues­to en co­no­ci­mien­to de la Po­li­cía lue­go de que una de las clien­tas con­sul­ta­ra a su mé­di­co, tras ha­ber uti­li­za­do el pro­duc­to. Se­gún con­tó una fuen­te de la in­ves­ti­ga­ción, las ac­tua­cio­nes per­mi­tie­ron dar con una red que in­gre­sa­ba por con­tra­ban­do el me­di­ca­men­to que pro­ve­nía des­de Chi­le. Por es­ta ra­zón se li­bró una ór­den de cap­tu­ra de dos ciu­da­da­nos chi­le­nos.

En­tre los pro­ce­sa­dos es­tán, ade­más de los due­ños de tres far­ma­cias, ocho per­so­nas que ofre­cían el pro­duc­to a tra­vés de in­ter­net.

Las ac­tua­cio­nes to­da­vía no han fi­na­li­za­do, ya que ma­ña­na de­cla­ra­rá en ca­li­dad de in­da­ga­do el pro­pie­ta­rio de otra far­ma­cia.

Fuen­tes ju­di­cia­les di­je­ron a El Ob­ser­va­dor que las mu­je­res em­ba­ra­za­das que ad­qui­rían el pro­duc­to ha­bían su­pe­ra­do las 12 se­ma­nas de ges­ta­ción, y por tan­to, no po­drían rea­li­zar el abor­to le­gal­men­te. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.