FA tie­ne du­das so­bre des­afo­rar a Ez­que­rra

Pi­die­ron in­for­me ju­rí­di­co pa­ra de­ter­mi­nar si co­rres­pon­de ha­cer­lo por fal­tas

El Observador - - PORTADA -

PÁ­GI­NA 5 •

El Fren­te Am­plio (FA) pe­di­rá un in­for­me a la ase­so­ría le­tra­da del Par­la­men­to pa­ra de­ter­mi­nar si es pro­ce­den­te des­afo­rar al dipu­tado na­cio­na­lis­ta Wil­son Ez­que­rra, pa­ra que pue­da ser juz­ga­do por ha­ber con­du­ci­do en “gra­ve es­ta­do de em­bria­guez”, se­gún lo de­ter­mi­na la ley de Fal­tas. El coordinador de la ban­ca­da de esa fuer­za po­lí­ti­ca, Car­los Va­re­la, di­jo a El Ob­ser­va­dor que exis­ten du­das so­bre si se apli­ca el desafue­ro pa­ra el ca­so de fal­tas.

El pa­sa­do 6 de agos­to, Ez­que­rra con­du­cía por la ru­ta in­ter­bal­nea­ria cuan­do en ki­ló­me­tro 84 se des­vió ha­cia la ban­qui­na e im­pac­tó contra una mu­jer de 60 años que via­ja­ba en mo­to. La es­pi­ro­me­tría que se le reali­zó al le­gis­la­dor en el lu­gar re­ve­ló que te­nía 1,49 gra­mos de al­cohol en san­gre, 0,29 gra­mos por en­ci­ma de lo que la ley de fal­tas (Ley 19.120) con­si­de­ra san­cio­na­ble con pe­nas de en­tre sie­te y 30 días de pres­ta­ción de tra­ba­jo co­mu­ni­ta­rio.

El ca­so fue to­ma­do por dos se­des: por un la­do el juz­ga­do de Paz, que ana­li­za si co­rres­pon­de san­cio­nar o no al le­gis­la­dor en el mar­co de la ley de Fal­tas por con­du­cir ebrio y, por otro, el juz­ga­do Pe­nal de 2 º turno que es­tu­dia si co­me­tió un de­li­to de le­sio­nes al de­jar a la mu­jer hos­pi­ta­li­za­da.

Por las ac­tua­cio­nes del juz­ga­do de Paz, la fis­cal Sil­via Naupp so- li­ci­tó el desafue­ro del le­gis­la­dor, y el juez de Paz, Luis Four­ment, hi­zo lu­gar a ese pe­di­do.

Si bien Ez­que­rra afir­mó que no pre­ten­de am­pa­rar­se en sus fue­ros y que le pe­di­ría a sus com­pa­ñe­ros de la Cá­ma­ra de Dipu­tados que vo­ten su desafue­ro, aho­ra el ofi­cia­lis­mo plan­teó re­pa­ros. “Exis­te la du­da de si co­rres­pon­de un desafue­ro en ca­so de una fal­ta (...) Hay que ser muy cui­da­do­so por­que es­to ge­ne­ra­ría un an­te­ce­den­te y no que­re­mos ir contra las nor­mas”, di­jo el coordinador de la ban­ca­da del FA.

Por el con­tra­rio, el dipu­tado na­cio­na­lis­ta Jorge Gandini di­jo que “a prio­ri” el Par­ti­do Na­cio­nal en­tien­de que co­rres­pon­de el desafue­ro, por más que la fal­ta sea con­si­de­ra­da un “de­li­to me­nor”.

De to­das for­mas, Gandini opi­nó que “si se en­tien­de que es bueno pe­dir un in­for­me, y se ha­ce rá­pi­do, no es­ta­ría de más con­si­de­rar­lo”, ya que “se ge­ne­ra­ría un an­te­ce­den­te”.

El dipu­tado na­cio­na­lis­ta di­jo que se­ría la pri­me­ra vez que se pi­de un desafue­ro contra un le­gis­la­dor por una fal­ta, por lo que “no es­tá bueno to­mar de­ci­sio­nes sin te­ner ele­men­tos”.

En tan­to, el dipu­tado co­lo­ra­do Adrián Pe­ña di­jo a El Ob­ser­va­dor que en la me­di­da en que Ez­que­rra ha­bía ma­ni­fes­ta­do su vo­lun­tad de acep­tar el desafue­ro, el te­ma no fue plan­tea­do en la ban­ca­da. De to­das for­mas, di­jo que si se plan­tea es­ta dis­cu­sión, acom­pa­ña­ría la de­ci­sión de so­li­ci­tar un in­for­me ju­rí­di­co.

En los úl­ti­mos días, la coor­di­na­ción de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes so­li­ci­tó un in­for­me de an­te­ce­den­tes pa­ra de­fi­nir có­mo ac­tuar an­te un ca­so de desafue­ro co­mo es­te.

Sin em­bar­go, la du­da ya fue cla­ri­fi­ca­da por la fis­cal del ca­so, quien pi­dió el desafue­ro en el en­ten­di­do de que un de­li­to y una fal­ta tie­nen esen­cial­men­te la mis-

“Hay que ser muy cui­da­do­so por­que es­to ge­ne­ra­ría un an­te­ce­den­te y no que­re­mos ir contra las nor­mas”

Car­los Va­re­la

COORDINADOR DE BAN­CA­DA DE DIPU­TADOS DEL FA

ma es­truc­tu­ra y el mis­mo tra­ta­mien­to, di­jo una fuente ju­di­cial a El Ob­ser­va­dor.

De­bi­do a que, se­gún Gandini, Ez­que­rra pi­dió que se ac­túe con ce­le­ri­dad en su ca­so, y a que ma­ni­fes­tó su in­ten­ción de pre­sen­tar­se an­te la Jus­ti­cia, se es­pe­ra que el te­ma que­de de­fi­ni­do en los pró­xi­mos días. En cual­quier ca­so, el desafue­ro de­be­rá ser vo­ta­do afir­ma­ti­va­men­te por al me­nos dos ter­cios de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes. De no al­can­zar­se esa ma­yo­ría, Ez­que­rra no po­dría ser juz­ga­do.

El úni­co ca­so en los úl­ti­mos 30 años en que el Par­la­men­to vo­tó un desafue­ro fue el del exin­ten­den­te co­lo­ra­do de Ar­ti­gas, Car­los Sig­no­re­lli, acu­sa­do de frau­de por la Fis­ca­lía por el uso de che­ques de pres­ta­mis­tas con ele­va­dos in­tere­ses pa­ra el pa­go de sa­la­rios du­ran­te su ad­mi­nis­tra­ción.

Jus­ti­cia pe­nal pa­ra­li­za­da

La mu­jer de 60 años que fue atro­pe­lla­da por Ez­que­rra no ha pre­sen­ta­do de­nun­cia contra el le­gis­la­dor has­ta el mo­men­to, lo que de­ja al juz­ga­do Pe­nal de 2 º turno sin po­si­bi­li­dad de ac­ción. Es­to de­bi­do a que la Jus­ti­cia no pue­de ac­tuar de ofi­cio al me­nos que las le­sio­nes con­cuer­den con lo que el Có­di­go Pe­nal de­fi­ne co­mo le­sio­nes “gra­ví­si­mas”.

Una le­sión es “gra­ví­si­ma” si se ge­ne­ra una en­fer­me­dad in­cu­ra­ble, se pier­de un sen­ti­do, se mu­ti­la un miem­bro o se tor­na in­ser­vi­ble, la pér­di­da de un ór­gano, o que la afec­ta­da se vea di­fi­cul­ta­da o im­po­si­bi­li­ta­da la ca­pa­ci­dad de pa­la­bra, se pro­duz­ca una de­for­ma­ción per­ma­nen­te del ros­tro o el abor­to de la mu­jer he­ri­da.

Por esa ra­zón, el ca­so de­pen­de del in­for­me fo­ren­se, que has­ta aho­ra no ha lle­ga­do al des­pa­cho del juez. •

D. BATTISTE

Ez­que­rra pi­dió dis­cul­pas y di­jo que no se am­pa­ra­ría en sus fue­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.