VER­DES Y MA­DU­RAS PA­RA EL CRE­CI­MIEN­TO MUN­DIAL

El Observador - - OPINIÓN -

La reunión del Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial en Da­vos se cen­tró en los pe­li­gros que ace­chan al flo­re­cien­te cre­ci­mien­to glo­bal y en el im­pac­to de Es­ta­dos Uni­dos ba­jo Do­nald Trump. Es­te mul­ti­tu­di­na­rio en­cuen­tro anual de go­ber­nan­tes, or­ga­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les y pro­mi­nen­tes hom­bres de ne­go­cios de­fien­de en ge­ne­ral el li­bre co­mer­cio y los equi­li­brios fi­nan­cie­ros, con una vi­sión ma­yo­ri­ta­ria­men­te li­be­ral aun­que mu­chas ve­ces con más re­tó­ri­ca que re­sul­ta­dos. Ocu­rrió con la re­la­ti­va mo­de­ra­ción del dis­cur­so de Trump, que en po­co se di­fe­ren­ció del de sus an­te­ce­so­res en la pre­si­den­cia. En con­tra­dic­ción con su cla­ra po­lí­ti­ca de pro­tec­cio­nis­mo, ase­gu­ró que Es­ta­dos Uni­dos no se ais­la­rá en el in­ter­cam­bio con el res­to del mun­do. Su afir­ma­ción va a con­tra­pe­lo de las res­tric­cio­nes y re­pre­sa­lias que le im­po­ne a em­pre­sas de su país que emi­gren a paí­ses con cos­tos de pro­duc­ción más ba­jos.

La in­ci­den­cia de la ad­mi­nis­tra­ción Trump, sin em­bar­go, no per­ju­di­ca ne­ce­sa­ria­men­te el op­ti­mis­mo que rei­na en los mer­ca­dos. El cre­ci­mien­to de la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se, que ya ve­nía des­de Ba­rack Oba­ma, se ace­le­ra­rá gra­cias a la ba­ja de im­pues­tos al sec­tor pro­duc­ti­vo. Pro­yec­ta­do en 2,7% del Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB) pa­ra es­te año y 3,6% en 2019, la re­ba­ja im­po­si­ti­va fue un ele­men­to esen­cial pa­ra que el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal subie­ra a ca­si el 4% su pro­nós­ti­co de cre­ci­mien­to mun­dial en am­bos años. La pre­si­den­ta del or­ga­nis­mo, Ch­ris­ti­ne La­gar­de, des­ta­có el mo­men­to “dul­ce” que atra­vie­san más de un cen­te­nar de paí­ses, gra­cias a las po­lí­ti­cas mo­ne­ta­rias de los ban­cos cen­tra­les y al cre­ci­mien­to de la pri­me­ra po­ten­cia mun­dial. Pe­ro al mis­mo tiem­po ad­vir­tió so­bre ries­gos que ame­na­zan el cre­ci­mien­to.

Los iden­ti­fi­có co­mo la fal­ta de coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal en el co­mer­cio li­bre y en la per­sis­ten­cia de de­sigual­da­des en­tre mu­chas na­cio­nes, así co­mo ries­gos fi­nan­cie­ros. Es­ta úl­ti­ma aler­ta se cen­tra en gran par­te en el des­me­su­ra­do cre­ci­mien­to de la deu­da de Chi­na, que en 2017 al­can­zó al 264% de su PIB. Pe­ro no es la úni­ca fuente de preo­cu­pa­ción, ya que la deu­da mun­dial fue es­ti­ma­da por el Ins­ti­tu­to de Fi­nan­zas In­ter­na­cio­na­les en US$ 233 bi­llo­nes el año pa­sa­do. Al te­mor de que los vo­lú­me­nes de en­deu­da­mien­to pue­dan es­ta­llar en cri­sis fi­nan­cie­ras se agre­ga­ron los abun­dan­tes lla­ma­dos en las se­sio­nes de Da­vos a eli­mi­nar po­lí­ti­cas pro­tec­cio­nis­tas y fa­vo­re­cer la li­ber­tad de co­mer­cio, me­ta en la que fla­quean no so­lo Es­ta­dos Uni­dos sino otras mu­chas po­ten­cias y paí­ses me­no­res.

Da­vos nun­ca pro­du­ce de­ci­sio­nes vin­cu­lan­tes sino, co­mo su nom­bre lo in­di­ca, es un fo­ro en el que fi­gu­ras des­ta­ca­das de la eco­no­mía mun­dial ex­pre­san po­si­cio­nes y acon­se­jan me­di­das. Se de­fien­den en ge­ne­ral los equi­li­brios fi­nan­cie­ros, en los que to­dos es­tán de acuer­do, y el li­bre in­ter­cam­bio co­mer­cial, que to­dos pro­cla­man pe­ro mu­chos no cum­plen, in­clu­yen­do al­gu­nos de los ac­to­res de ma­yor pe­so mun­dial, co­mo Es­ta­dos Uni­dos y la Unión Eu­ro­pea. Mien­tras es­ta úl­ti­ma ne­ce­si­dad no sea ob­ser­va­da, las me­tas de cre­ci­mien­to de mu­chos paí­ses, in­clu­yen­do Uru­guay, se­gui­rán ame­na­za­das por las res­tric­cio­nes que im­po­nen los paí­ses de ma­yor múscu­lo, de acuer­do a sus ne­ce­si­da­des in­ter­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.