Nue­vo plan pro­tec­cio­nis­ta de Bra­sil pa­ra au­to­mo­to­res

Au­to­par­tis­tas lo­ca­les preo­cu­pa­dos por si­tua­ción del sec­tor

El Observador - - PORTADA -

Los au­to­par­tis­tas lo­ca­les des­co­no­cen qué su­ce­de­rá con sus co­lo­ca­cio­nes en Bra­sil a par­tir de fe­bre­ro, una vez que el go­bierno nor­te­ño aprue­be y pon­ga en mar­cha el plan Ro­ta

2030, un nue­vo pro­gra­ma de es­tí­mu­los y protección de su pro­duc­ción au­to­mo­triz.

Ese sec­tor de la in­dus­tria na­cio­nal en­fren­ta des­de ha­ce me­ses di­fi­cul­ta­des pa­ra po­der ven­der en el mer­ca­do nor­te­ño. Bra­sil man­tie­ne vi­gen­te el Im­pues­to so­bre los Pro­duc­tos In­dus­tria­li­za­dos (IPI) que di­fi­cul­ta la co­lo­ca­ción de la pro­duc­ción uru­gua­ya.

En el mar­co del pro­gra­ma In­no­var-Au­to, Bra­sil ele­vó en 30 pun­tos por­cen­tua­les el IPI pa­ra los vehícu­los importados. De esa for­ma, las ar­ma­do­ras bra­si­le­ñas tie­nen la po­si­bi­li­dad de des­con­tar ese in­cre­men­to so­lo si cum­plen con de­ter­mi­na­das con­di­cio­nes, co­mo la com­pra de au­to­par­tes he­chas en su país. En cam­bio, si ad­quie­ren pie­zas ex­tran­je­ras, en­tre ellas las uru­gua­yas, no tie­nen for­ma de des­con­tar ese gra­va­men.

Aun­que el in­gre­so a Bra­sil es­tá ga­ran­ti­za­do por acuer­do, el pro­ble­ma ra­di­ca en que las en­sam­bla­do­ras nor­te­ñas tie­nen es­ca­so in­te­rés en ha­cer ne­go­cios con los au­to­par­tis­tas lo­ca­les, que co­ti­zan pa­ra pro­yec­tos a em­pe­zar­se en un ho­ri­zon­te de uno, dos o tres años.

Las em­pre­sas uru­gua­yas sos­tie­nen que Bra­sil in­cum­ple lo acor­da­do a fin de 2015 cuan­do se pa­só de uno ré­gi­men com­pen­sa­to­rio a uno de li­bre co­mer­cio au­to­mo­tor.

Por esa vía a par­tir de enero de

2016 los vehícu­los fa­bri­ca­dos en el ve­cino del nor­te de­ja­ron de pa­gar aran­ce­les pa­ra in­gre­sar a Uru­guay. Así, el go­bierno de Ta­ba­ré Váz­quez ac­ce­dió a otor­gar ese be­ne­fi­cio a cam­bio de que las au­to­par­tes de fa­bri­ca­ción local fue­ran tra­ta­das co­mo pie­zas bra­si­le­ñas. Esa ne­go­cia­ción tam­bién im­pli­có que Uru­guay re­sig­na­ra el co­bro de US$ 70 mi­llo­nes por aran­ce­les de unas 26 mil uni­da­des.

A dos años del nue­vo acuer­do, los au­tos fa­bri­ca­dos en Bra­sil si­guen en­tran­do li­bres de aran­ce­les y su par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do local crece de ma­ne­ra ex­po­nen­cial, pe­ro las au­to­par­tes uru­gua­yas si­guen gra­va­das por­que el ve­cino del nor­te has­ta aho­ra no cum­plió con lo que pro­me­tió.

De he­cho, se­gún la gre­mial del sec­tor, con­ti­núa apli­can­do un im­pues­to que la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Co­mer­cio de­ter­mi­nó que de­bía sus­pen­der­se el 31 de di- ciem­bre pa­sa­do. “Teó­ri­ca­men­te no po­día exis­tir más, pe­ro to­da­vía se si­gue co­bran­do el IPI”, di­jo a El Ob­ser­va­dor el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Au­to­par­tes del Uru­guay, Mar­ce­lo Gra­nie­ro.

“Es­ta­mos dan­do be­ne­fi­cios sin re­ci­bir na­da. Es­ta si­tua­ción vie­ne ocu­rrien­do des­de ha­ce dos años y se es­tá po­nien­do ca­da vez peor” Mar­ce­lo Gra­nie­ro

PRESIDENTTE, CÁ­MA­RA DE AU­TO­PAR­TES DEL URU­GUAY

Ro­ta 2030

Gra­nie­ro di­jo que tam­po­co se ha apro­ba­do el pro­gra­ma Ro­ta 2030, que es el que va a sus­ti­tuir al In­no­var-Au­to. En ese sen­ti­do, sos­tu­vo que has­ta aho­ra no hay cer­te­za res­pec­to a su al­can­ce y en par­ti­cu­lar so­bre si los pro­duc­tos uru­gua­yos se­gui­rán te­nien­do el mis­mo tra­ta­mien­to im­po­si­ti­vo que has­ta aho­ra. “No sa­be­mos qué pue­de sa­lir del Ro­ta 2030”, apun­tó. “Tam­po­co sé qué es lo que es­tá de­mo­ran­do que se fre­ne el in­gre­so de au­tos bra­si­le­ños al Uru­guay con aran­cel ce­ro, aco­tó el empresario.

La im­ple­men­ta­ción del pro­gra­ma Ro­ta 2030 es­tá atra­sa­da más de seis me­ses, pe­ro el pre- si­den­te Mi­chel Te­mer ase­gu­ró a co­mien­zo de mes a in­dus­tria­les bra­si­le­ños que que­da­rá de­fi­ni­do en fe­bre­ro.

“No es un pro­gra­ma sim­ple y he­mos si­do in­for­ma­dos por el pre­si­den­te Te­mer que de­be­rá sa­lir a fi­na­les de fe­bre­ro”, di­jo An­to­nio Me­ga­le, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Fa­bri­can­tes de Vehícu­los Au­to­mo­to­res de Bra­sil a me­dios nor­te­ños.

Los mi­nis­te­rios de In­dus­tria y Ha­cien­da ne­go­cian el pa­que­te de es­tí­mu­los. Uno de los prin­ci­pa­les pun­tos por de­fi­nir son las ven­ta­jas fis­ca­les que se con­ce­de­rán a los fa­bri­can­tes co­mo re­torno a las in­ver­sio­nes en el área de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo en el país.

Vie­jo acuer­do

El acuer­do vi­gen­te has­ta 2015 en­tre Uru­guay y Bra­sil im­pli­ca­ba que las ex­por­ta­cio­nes au­to­par­tis­tas na­cio­na­les se mul­ti­pli­ca­ban por un coe­fi­cien­te y eso da­ba el mon­to de di­ne­ro que Bra­sil po­día in­gre­sar en vehícu­los al país sin pa­gar aran­ce­les.

Pe­ro las ex­por­ta­cio­nes uru­gua­yas no al­can­za­ban pa­ra cu­brir la cuo­ta que Bra­sil ne­ce­si­ta­ba. En­ton­ces la op­ción era que Bra­sil pa­ga­ra el aran­cel por lo que ex­ce­die­ra ese mon­to o que ca­da año se le die­ra un cré­di­to, con la pro­me­sa de que en años si­guien­tes las ex­por­ta­cio­nes uru­gua­yas au­men­ta­rían. El cré­di­to fue cre­cien­do y Bra­sil no lle­gó a com­prar au­to­par­tes uru­gua­yas co­mo pa­ra cu­brir la deu­da. A fin de 2015 Bra­sil pro­pu­so con­do­nar el pa­go por las 26 mil uni­da­des que ex­ce­die­ron el cu­po (US$ 70 mi­llo­nes) y de­jar la cuen­ta en ce­ro, lo que fue acep­ta­do por Uru­guay. •

La in­dus­tria de au­to­par­tes ge­ne­ra al­re­de­dor de 4.000 pues­tos di­rec­tos de tra­ba­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.