Se echó a ro­dar

A un año de los co­mi­cios pre­si­den­cia­les, la cam­pa­ña elec­to­ral co­men­zó a ga­nar la agen­da po­lí­ti­ca con ca­da vez más fre­cuen­tes es­ca­ra­mu­zas en­tre pre­can­di­da­tos, en un pro­ce­so que, po­co a po­co, va to­man­do tem­pe­ra­tu­ra

El Observador - - PORTADA -

Las pre­can­di­da­tu­ras en­tran en eta­pa de de­fi­ni­cio­nes, las in­vi­ta­cio­nes a ac­tos de aper­tu­ras de lo­ca­les par­ti­da­rios, lan­za­mien­to de lis­tas e in­te­gra­cio­nes de di­ri­gen­tes a sec­to­res nue­vos o vie­jos no ce­san. Tam­po­co las re­co­rri­das por Mon­te­vi­deo y el in­te­rior del país. Los dis­cur­sos de quie­nes ya sa­ben que com­pe­ti­rán en las elec­cio­nes in­ter­nas de ju­nio de 2019 tie­nen ca­da vez más for­ma de ur­na. Fal­tan po­co más de sie­te me­ses pa­ra las in­ter­nas y po­co me­nos de un año pa­ra las na­cio­na­les y la cam­pa­ña elec­to­ral se pa­re­ce a una bo­la de nie­ve que gi­ra y cre­ce.

Esa es la ima­gen que vi­sua­li­zó el po­li­tó­lo­go Adol­fo Gar­cé al pen­sar si la cam­pa­ña ya es­tá en mar­cha. “Ca­paz que se es­tá em­pe­zan­do a ace­le­rar. No di­ría que es al­go que co­mien­za de un día pa­ra el otro, sino que va to­man­do for­ma y eso es ló­gi­co”, di­jo al ser con­sul­ta­do por El Ob­ser­va­dor.

An­tes y du­ran­te el mun­dial de fút­bol de es­te año los po­lí­ti­cos la te­nían di­fí­cil pa­ra que bue­na par­te de los uru­gua­yos co­nec­ta­ran con otra co­sa que no fue­ra una pe­lo­ta. Pa­ra Adria­na Ra­ga, so­cia y co­fun­da­do­ra de la con­sul­to­ra Ci­fra, es un he­cho que “ya se ini­ció la cam­pa­ña” pe­ro más tar­de de lo ha­bi­tual.

“Tra­di­cio­nal­men­te em­pie­za por lo me­nos un año an­tes (de las in­ter­nas) pe­ro es­te año en­tre el mun­dial y la fal­ta de de­fi­ni­ción de can­di­da­tu­ras, com­pa­ra­do con otros ci­clos em­pe­zó más tar­de”, di­jo a El Ob­ser­va­dor.

Con el pi­ta­zo que con­sa­gró a la se­lec­ción fran­ce­sa cam­peo­na del mun­do, los lí­de­res y di­ri­gen­tes pu­sie­ron el pie en el ace­le­ra­dor. Tal vez quien lo hi­zo con más cau­te­la, o in­cer­ti­dum­bre, fue el Fren­te Am­plio, que co­men­zó a de­fi­nir pre­can­di­da­tu­ras en las úl­ti­mas se­ma­nas, pe­se a que nin­gu­na se ofi­cia­li­za­rá has­ta el con­gre­so de la coa­li­ción de iz­quier­da del 1° de di­ciem­bre.

“Ya es cla­ro que soy pre­can­di­da­to”, ter­mi­nó por ad­mi­tir el in­ten­den­te de Mon­te­vi­deo, Da­niel Mar- tí­nez a me­dia­dos de oc­tu­bre. Unos po­cos días an­tes de la de­ci­sión de Mar­tí­nez, el ex­pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral Uru­guay, Ma­rio Ber­ga­ra, ha­bía anun­cia­do su pre­can­di­da­tu­ra lo que, pre­ci­sa­men­te, lo lle­vó a re­nun­ciar a su car­go. Si bien no es el ofi­cial, ya co­men­zó a cir­cu­lar en redes so­cia­les un pe­que­ño spot de cam­pa­ña ba­jo el slo­gan “Ma­rio pue­de” que lo com­pa­ra con el per­so­na­je de Nin­ten­do Ma­rio Bros.

Mien­tras tan­to, el ex­pre­si­den­te Jo­sé Mu­ji­ca si­gue co­que­tean­do con su pre­can­di­da­tu­ra. El se­ma­na­rio Bús­que­da in­for­mó la se­ma­na pa­sa­da que se so­me­te­ría a un che­queo mé­di­co pa­ra de­fi­nir­se y no pa­só ni un día pa­ra que se des­di­je­ra y vol­vie­ra a afir­mar que no se­ría pre­can­di­da­to.

A esa dan­za de nom­bres se le su­man re­co­rri­das de la mi­nis­tra de In­dus­tria, Ca­ro­li­na Cos­se, por co­mi­tés de ba­ses y el in­te­rior del país, no por su car­go sino por su po­si­ble pre­can­di­da­tu­ra y el de Ós­car An­dra­de, can­di­da­to por el Par­ti­do Co­mu­nis­ta.

Jun­tos y en uni­dad.

En la opo­si­ción, las fi­gu­ras es­tán más de­fi­ni­das y los pre­can­di­da­tos se mue­ven des­de ha­ce al­gu­nos me­ses en to­do el país. El lí­der de Alian­za Na­cio­nal, Jor­ge La­rra­ña­ga, re­co­rre ki­ló­me­tros y es­pe­cial­men­te por su cam­pa­ña Vi­vir Sin Mie­do, que bus­ca jun­tar fir­mas pa­ra re­for­mar la Cons­ti­tu­ción en cua­tro as­pec­tos vin­cu­la­dos a la se­gu­ri­dad pú­bli­ca y que in­clu­ye la pre­pa­ra­ción de 2000 efec­ti­vos mi­li­ta­res pa­ra que cum­plan ta­reas po­li­cia­les.

Sin em­bar­go, los ac­tos por esa cam­pa­ña no le im­pi­den po­ner el ojo en la elec­to­ral. “El país no so­por­ta­ría un cuar­to go­bierno del FA”, di­jo du­ran­te el oc­ta­vo con­gre­so de la lis­ta 66 del Par­ti­do Na­cio­nal, en se­tiem­bre. A sus dis­cur­sos se le su­man ad­he­sio­nes, al igual que su­ce­de con los de­más pre­can­di­da­tos, de vie­jos y nue­vos po­lí­ti­cos.

Gol­pes in­ter­nos y ha­cia afue­ra

Las crí­ti­cas por par­te de La­rra­ña­ga no son ex­clu­si­vas al ofi­cia­lis­mo. En las úl­ti­mas se­ma­nas, el pre­can­di­da­to eli­gió pe­gar­le a su prin­ci­pal ri­val de las in­ter­nas, Luis La­ca­lle Pou (sec­tor To­dos) por un con­cep­to que ma­ne­jó en el ac­to de lan­za­mien­to de sus lan­za­mien­tos pro­gra­má­ti­cos. La­ca­lle Pou –quien li­de­ra las en­cues­tas de in­ten­ción de voto- di­jo el 14 de oc­tu­bre que se ne­ce­si­ta un “go­bierno pa­ra evo­lu­cio­nar” y ad­mi­tió “que la de­ci­sión de la ciu­da­da­nía en 2004 fue sa­bia” cuan­do eli­gió a Ta­ba­ré Váz­quez en su pug­na elec­to­ral con La­rra­ña­ga. Mo­les­to, La­rra­ña­ga le res­pon­dió y arri­mó un po­co más de nie­ve pa­ra la bo­la que gi­ra­rá has­ta ju­nio y se­gui­rá has­ta oc­tu­bre y, se­gu­ra­men­te, no­viem­bre. “No en­tien­do por qué fue una de­ci­sión ‘sa­bia’. Así que si fue tan sa­bia la de­ci­sión ¿por qué la otra op­ción le per­mi­tió a él ser re­pre­sen­tan­te?”, co­men­tó en una reunión con sus alle­ga­dos. Ade­más, con­sul­ta­do por El Ob­ser

va­dor, el lí­der de Alian­za Na­cio­nal ase­gu­ró que, a di­fe­ren­cia de la evo­lu­ción plan­tea­da por La­ca­lle, su pa­la­bra es “cam­bio”. “No hay lu­gar pa­ra gra­dua­lis­mos. Si no se ha­cen cam­bios ra­di­ca­les, el país va ba­rran­ca aba­jo”, afir­mó.

En la mis­ma lí­nea, la pre­can­di­da­ta blan­ca Ve­ró­ni­ca Alonso ase­gu­ró en en­tre­vis­ta con El Ob­ser

va­dor que se ne­ce­si­ta “un cam­bio pro­fun­do y no es con re­to­ques o evo­lu­ción que se va a so­lu­cio­nar”.

Asi­mis­mo, les pi­dió a La­ca­lle Pou y a La­rra­ña­ga que “ac­túen con ma­du­rez y de­jen de ser chi­qui­li­nes”.

En las úl­ti­mas se­ma­nas, Alonso su­mó a los “tim­bra­zos” que vie­ne ha­cien­do des­de ha­ce un tiem­po, el “fe­ria­zo”: re­co­rri­das por fe­rias ve­ci­na­les, y la po­si­bi­li­dad de que se le en­víen men­sa­jes por What­sapp que ella mis­ma res­pon­de.

Por otro la­do, las idas y vuel­tas en­tre los pre­can­di­da­to le die­ron “ver­güen­za” a En­ri­que An­tía, que com­pe­ti­rá por el gru­po de in­ten­den­tes, Me­jor País. Si bien si­gue en su car­go co­mo je­fe co­mu­nal de Mal­do­na­do, An­tía re­co­rre el país co­mo pre­can­di­da­to y co­men­zó a te­ner ma­yor ac­ti­vi­dad en Twit­ter, la red so­cial que apro­ve­cha pa­ra cri­ti­car al go­bierno.

En tan­to, en el Par­ti­do Co­lo­ra­do, el lí­der de Ciu­da­da­nos Ernesto Tal­vi se es­fuer­za por ad­qui­rir ma­yor vi­si­bi­li­dad a ni­vel na­cio­nal con ac­tos y en­cuen­tros con ve­ci­nos. Tal­vi lan­zó su pre­can­di­da­tu­ra en ju­lio y tie­ne el desafío de su­pe­rar en in­ten­ción de voto al gru­po Batllis­tas, li­de­ra­do por Ju­lio Ma­ría San­gui­net­ti, que vol­vió del re­ti­ro po­lí­ti­co pa­ra le­van­tar la ban­de­ra de su par­ti­do. A su vez, el pre­can­di­da­to Jo­sé Amo­rín Batlle fue el pri­me­ro en te­ner un jin­gle de cam­pa­ña, pa­ra el que ver­sio­nó la can­ción Be­lla Ciao.

En los úl­ti­mos días, San­gui­net­ti y el lí­der del Par­ti­do de la Gen­te, Ed­gar­do No­vick, tu­vie­ron un ida y vuel­ta que ali­men­tó la bo­la de nie­ve elec­to­ral. No­vick apro­ve­chó el fes­te­jo del se­gun­do aniver­sa­rio de su par­ti­do pa­ra cri­ti­car a San­gui­net­ti y La­ca­lle Pou por “con­fun­dir a la gen­te”.

“Di­cen go­bierno de uni­dad y yo lo que es­toy pro­po­nien­do des­de ha­ce tiem­po es la coa­li­ción por­que es lo que nos di­ce la gen­te”, ma­ni­fes­tó. El ex­pre­si­den­te le pi­dió “res­pe­to” y No­vick le re­tru­có que so­lo “cui­da su cha­cri­ta”.

En­tre esas idas y vuel­tas, Pa­blo Mie­res (Par­ti­do In­de­pen­dien­te) ne­go­cia con el ex­co­lo­ra­do Fer­nan­do Ama­do y el ex­fren­team­plis­ta Es­te­ban Va­len­ti pa­ra for­mar una nue­va coa­li­ción. Y cuan­do pa­re­cía que la lis­ta se ce­rra­ba, apa­re­ció Juan Sar­to­ri. un out­si­der mi­llo­na­rio que ana­li­za su pre­can­di­da­tu­ra en fi­las na­cio­na­lis­tas.

Mu­chos po­lí­ti­cos ya tie­nen en­ca­mi­na­dos sus spots de cam­pa­ña, otros de­fi­ni­dos sus es­ló­ga­nes, aun­que los man­tie­nen en se­cre­to. La ma­yo­ría ya man­dó a im­pri­mir sus pro­gra­mas pa­ra un po­si­ble go­bierno. Al 2018 le que­dan me­nos de dos me­ses y el cli­ma elec­to­ral se ex­pan­de en Uru­guay.

El Fren­te Am­plio es el que más ha de­mo­ra­do en de­fi­nir sus can­di­da­tos

Ju­lio San­gui­net­ti y Ed­gar­do No­vick ya se cru­za­ron fuer­te.

L.MAINÉ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.