El SAQ sus­pen­dió por 72 ho­ras las ope­ra­cio­nes sal­vo las on­co­ló­gi­cas; di­cen que quie­ren más in­de­pen­den­cia gre­mial

El Observador - - ACTUALIDAD -

El Sin­di­ca­to de Anes­té­si­cos Qui­rúr­gi­cos (SAQ) re­sol­vió lle­var ade­lan­te un pa­ro de

72 ho­ras en re­cla­mo de la fal­ta de re­pre­sen­ta­ti­vi­dad gre­mial - des­de el lu­nes 5 has­ta hoy miér­co­les

7- que afec­ta ex­clu­si­va­men­te las ope­ra­cio­nes que se rea­li­zan en las mu­tua­lis­tas y en los hos­pi­ta­les pú­bli­cos, a ex­cep­ción de las in­ter­ven­cio­nes on­co­ló­gi­cas. Pe­ro los se­gu­ros mé­di­cos pri­va­dos, que son los pres­ta­do­res que co­bran una cuo­ta su­pe­rior al res­to, que­dan exen­tos de la me­di­da. O lo que es lo mis­mo, los afi­lia­dos que pue­dan per­mi­tir­se pa­gar más, re­ci­ben asis­ten­cia con nor­ma­li­dad.

Se­gún ex­pli­có el di­ri­gen­te del SAQ, Da­niel Mon­tano, los se­gu­ros pri­va­dos re­co­no­cen al co­lec­ti­vo de anes­te­sis­tas co­mo un sin­di­ca­to in­de­pen­dien­te del Sin­di­ca­to Mé­di­co del Uru­guay (SMU) y ne­go­cian con él las con­di­cio­nes la­bo­ra­les de sus mé­di­cos. “Ellos nos dan la po­si­bi­li­dad de acor­dar nues­tras pro­pias cues­tio­nes de tra­ba­jo: la can­ti­dad de ci­ru­gías que rea­li­za­mos, la car­ga ho­ra­ria que asu­mi­mos, en­tre otras co­sas. Y los otros pres­ta­do­res, no. Es de­cir, los se­gu­ros no in­ter­me­dian con el Sin­di­ca­to Mé­di­co pa­ra ce­rrar nues­tras ne­go­cia­cio­nes, en­ton­ces, ¿có­mo le va­mos a pa­rar a aquel que res­pe­ta nues­tro re­cla­mo? No le va­mos a sus­pen­der las ope­ra­cio­nes al que apli­ca nues­tras reglas”, ar­gu­men­tó y agre­gó que el SAQ tam­po­co rea­li­za pa­ros en el ca­so de los ins­ti­tu­tos de me­di­ci­na al­ta­men­te es­pe­cia­li­za­da (IMAE) por el mis­mo mo­ti­vo.

Mon­tano afir­mó que las mu­tua­lis­tas le han di­cho al SAQ que ellas “no tie­nen pro­ble­ma” en sen­tar­se a ne­go­ciar con los anes­té­si­cos de la mis­ma ma­ne­ra que lo ha­cen los se­gu­ros pe­ro no pue­den ha­cer­lo, se­gún ase­gu­ró, por­que “eso les im­pe­di­ría co­brar una de las me­tas eco­nó­mi­cas” que ofre­ce el Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca (MSP). El go­bierno con­di­cio­na a las mu­tua­lis­tas, se­gún el ci­ru­jano, mien­tras que los se­gu­ros mé­di­cos que­dan exen­tos de ese in­con­ve­nien­te por­que no for­man par­te del Fon­do Na­cio­nal de Sa­lud (Fo­na­sa). Y ahí ra­di­ca la di­fe­ren­cia. “Las mu­tua­lis­tas no pue­den ne­go­ciar con no­so­tros por­que el mi­nis­te­rio les can­ce­la el co­bro de las cá­pi­tas”, in­sis­tió el es­pe­cia­lis­ta mé­di­co.

“Es alar­man­te. Si ya de por sí es­te pa­ro era di­fí­cil de com­pren­der, aho­ra es do­ble­men­te ver­gon­zo­so. Lo que ha­cen es se­pa­rar a la po­bla­ción: le sus­pen­den la asis­ten­cia al que no pue­de pa­gar los se­gu­ros mé­di­cos”, di­jo a El Ob­ser­va­dor Jor­ge Quian, sub­se­cre­ta­rio del Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca (MSP) res­pec­to a la de­ci­sión del SAQ de aten­der con nor­ma­li­dad, so­la­men­te, en los se­gu­ros mé­di­cos pri­va­dos. El je­rar­ca tam­bién ase­gu­ró que el mo­tor que im­pul­sa el re­cla­mo de los mé­di­cos no es la re­pre­sen­ta­ti­vi­dad sin­di­cal, co­mo ma­ni­fies­ta el co­lec­ti­vo, sino un in­te­rés eco­nó­mi­co. “Es­ta­mos con­ven­ci­dos que to­do es­to es por di­ne­ro y no por otra cau­sa”, dis­pa­ró Quian es­te lu­nes en el pro­gra­ma Desa­yu­nos In­for­ma­les.

En la mis­ma lí­nea se ex­pre­só es­te mar­tes el pre­si­den­te del Sin­di­ca­to Mé­di­co del Uru­guay (SMU), Gus­ta­vo Grec­co. “Es pé­si­ma la lec­tu­ra que se pue­de ha­cer so­bre es­to: los anes­te­sis­tas no ha­cen pa­ro en don­de se atien­de a la cla­se más in­flu­yen­te, pe­ro sí sus­pen­den las ope­ra­cio­nes de la po­bla­ción más vul­ne­ra­ble. Es un dis­pa­ra­te”, di­jo el mé­di­co a El Ob­ser­va­dor. Ade­más se­ña­ló que en esos cen­tros los ci­ru­ja­nos co­bran más di­ne­ro por rea­li­zar in­ter­ven­cio­nes.

Da­niel Mon­tano, di­ri­gen­te del SAQ, ne­gó a El Ob­ser­va­dor que el mo­tor de es­tas de­ci­sio­nes sea el di­ne­ro. “Es una in­mo­ra­li­dad ma­yús­cu­la que di­gan que nues­tro mo­tor es eco­nó­mi­co. Nin­gún mé­di­co de­ja de ejer­cer en fun­ción de la pla­ta. Ja­más. Es una fal­ta a la éti­ca pro­fe­sio­nal. Es un in­sul­to gra­tui­to que nos ofen­de pro­fun­da­men­te a to­dos. Nos es­tán tra­tan­do de in­mo­ra­les en pú­bli­co, nos fal­tan el res­pe­to en te­le­vi­sión fes­tó Quian en el pro­gra­ma de te­le­vi­sión. “Creo que ya de­be­ría ju­bi­lar­se”, sos­tu­vo el di­ri­gen­te. “Aho­ra te­ne­mos que to­le­rar es­tas fal­tas de res­pe­to, don­de nos tra­tan de per­so­nas in­mo­ra­les. Ver­gon­zo­so es in­sul­tar el ejer­ci­cio mé­di­co de un co­le­ga. Nos dan con un pa­lo ca­da vez que pue­den. Es­to ge­ne­ra un es­ce­na­rio ne­ga­ti­vo pa­ra sen­tar­se a con­ver­sar”, agre­gó. Es­te miér­co­les es­tá pre­vis­ta una reunión pa­ra abor­dar el te­ma del sub­gru­po gre­mial que el SAQ de­man­da. “Con­si­guie­ron crear un am­bien­te muy des­fa­vo­ra­ble pa­ra nues­tros in­tere­ses. Con­fun­die­ron a la gen­te. Van a pen­sar que so­mos unos lo­cos. No­so­tros que­re­mos de­fen­der nues­tros in­tere­ses que no son los mis­mos que tie­ne SMU y eso lo de­ben com­pren­der”, con­clu­yó Mon­tano y di­jo que, des­pués del en­cuen­tro, el SAQ re­sol­ve­rá có­mo se­guir ade­lan­te. •

Los anes­te­sis­tas elo­gian la ac­ti­tud de los se­gu­ros mé­di­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.