Pre­si­den­te de Abi­tab: “Los po­li­cías se sien­ten con la mo­ral ba­ja”

Asal­tos a la em­pre­sa se mul­ti­pli­ca­ron; mul­ta­rán a con­ce­sio­na­rios que no cum­plan en sus lo­ca­les con pro­to­co­los de se­gu­ri­dad

El Observador - - ACTUALIDAD -

Alas tres de la ma­ña­na de es­te lu­nes 5 de no­viem­bre tres lo­ca­les de Abi­tab de Mon­te­vi­deo fue­ron asaltados. Los ro­bos tu­vie­ron lu­gar en Co­lón, Sa­ya­go y Pun­ta Gor­da. Ade­más de la preo­cu­pa­ción por la cer­ca­nía en el tiem­po que tu­vie­ron los ro­bos, una nue­va mo­da­li­dad de los de­lin­cuen­tes sor­pren­dió a los je­rar­cas de la em­pre­sa, ya que en el asal­to al lo­cal de Sa­ya­go, los de­lin­cuen­tes em­bis­tie­ron con un au­to la fa­cha­da, pa­ra lue­go in­gre­sar y ro­bar el di­ne­ro.

Ade­más, ad­vier­ten un co­rri­mien­to del de­li­to ha­cia los lo­ca­les de co­bran­za, que fue­ron blan­co de ra­pi­ñas en otras épo­cas y aho­ra vol­vie­ron. En­tre abril de 2017 y abril de de es­te año la em­pre­sa só­lo ha­bía su­fri­do tres asal­tos. Sin em­bar­go, des­de el úl­ti­mo abril has­ta la fe­cha, los asal­tos au­men­ta­ron a 32. El 95% de los ca­sos co­rres­pon­de a Mon­te­vi­deo, Ca­ne­lo­nes y, en me­nor me­di­da, San Jo­sé. En Mon­te­vi­deo se iden­ti­fi­can co­mo los prin­ci­pa­les pun­tos de con­flic­to las zo­nas al nor­te de la ca­pi­tal.

El pre­si­den­te de Abi­tab, Ro­ber­to Pa­ler­mo, di­jo a El Ob­ser­va­dor que “los po­li­cías se sien­ten con la mo­ral ba­ja res­pec­to a los en­fren­ta­mien­tos. No sé si se sien­ten se­gu­ros pa­ra ac­tuar co­mo tie­nen que ha­cer­lo”, afir­mó. “Den­tro de dos años va a vol­ver a ser la mis­ma his­to­ria, sal­vo que ven­ga al­gún cam­bio en las con­di­cio­nes so­cia­les o so­cio­eco­nó­mi­cas que cau­san la de­lin­cuen­cia, que son las ra­zo­nes de fon­do. Y qui­zá tam­bién un cam­bio en el ac­cio­nar po­li­cial que con­tri­bu­ya a es­to”, con­clu­yó Pa­ler­mo.

Pe­se a que la em­pre­sa es­tá acos­tum­bra­da a li­diar con la de­lin­cuen­cia por la pro­pia na­tu­ra­le­za del ne­go­cio, an­tes es­tos nue­vos ata­ques se dis­pu­so un pa­que­te de me­di­das de se­gu­ri­dad pa­ra com­ba­tir es­ta ola de ro­bos que es­tán su­frien­do los lo­ca­les de co­bran­za.

Se­gún ex­pli­có Pa­ler­mo, hay tres prin­ci­pa­les me­di­das que to­ma­rá la em­pre­sa pa­ra di­sua­dir a los de­lin­cuen­tes. Por un la­do, en 63 de los 500 lo­ca­les que hay en el país se co­lo­ca­rán bo­lar­dos de hor­mi­gón, pa­ra evi­tar que los de­lin­cuen­tes to­men ca­rre­ra con los vehícu­los y em­bis­tan con­tra las fa­cha­das. Es­to se ha­rá so­lo en aque­llos lo­ca­les pro­cli­ves a una em­bes­ti­da, por ejem­plo los que tie­nen una ex­pla­na­da por de­lan­te.

Por otro la­do, la em­pre­sa co­lo­ca­rá va­ri­llas de ace­ro ca­da 15 cen­tí­me­tros en los vi­drios blin­da­dos, pa­ra evi­tar que si se rom­pen los de­lin­cuen­tes pue­dan pa­sar.

Ade­más, por pri­me­ra vez en su his­to­ria, la em­pre­sa mul­ta­rá a aque­llos con­ce­sio­na­rios que no cum­plan en sus lo­ca­les con los pro­to­co­los de se­gu­ri­dad dis­pues­tos por la em­pre­sa.

Más me­di­das.

El lu­nes pa­sa­do, ade­más de la em­bes­ti­da, los otros dos asal­tos res­pon­die­ron a erro­res en el pro­to­co­lo de se­gu­ri­dad de los pro­pios fun­cio­na­rios. Se­gún ex­pli­có Pa­ler­mo, des­de el cen­tro de mo­ni­to­reo que ins­ta­ló Abi­tab ha­ce al­gu­nos años se coor­di­nan to­das las aper­tu­ras y los cie­rres de los lo­ca­les. El lu­nes pa­sa­do, lue­go de que los fun­cio­na­rios in­gre­sa­ron al área se­gu­ra, vol­vie­ron so­bre sus pa­sos pa­ra abrir una cor­ti­na me­tá­li­ca, al­go que, en teo­ría, no pue­den ha­cer. La prác­ti­ca era ru­ti­na­ria y, se­gún se­ña­ló Pa­ler­mo, con ta­reas de in­te­li­gen­cia pre­via los de­lin­cuen­tes vie­ron la opor­tu­ni­dad de ata­car.

“Des­pués de to­das es­tas me­di­das y to­do el es­fuer­zo, que ro­ben por­que no cum­plie­ron (los tra­ba­ja­do­res) con un re­qui­si­to… Nos po­ne bas­tan­te mal”, afir­mó Pa­ler­mo, aun­que acla­ró que a los fun­cio­na­rios no se los pe­na­li­za­rá con des­cuen­tos por las mul­tas, sino que es­tas re­cae­rán en los con­ce­sio­na­rios.

Ade­más del nue­vo pa­que­te de me­di­das, Abi­tab pe­di­rá una au­dien­cia con el mi­nis­tro del In­te­rior, Eduar­do Bo­no­mi, pa­ra que co­noz­ca de pri­me­ra mano qué es­tá pa­san­do a ni­vel de la de­lin­cuen­cia y con los lo­ca­les de co­bran­za, así co­mo con las nue­vas me­di­das de se­gu­ri­dad que se van a im­ple­men­tar. Tam­bién es­tá en mar­cha la crea­ción de una cá­ma­ra de em­pre­sas de lo­ca­les de pa­gos y co­bran­zas, que com­par­ten preo­cu­pa­cio­nes en ma­te­ria de se­gu­ri­dad.

Pa­ler­mo ex­pli­có que Abi­tab in­vir­tió mi­les y mi­les de dó­la­res en se­gu­ri­dad, pe­ro que el rol de la em­pre­sa no es re­pri­mir a los de­lin­cuen­tes, sino di­sua­dir­los. Di­jo que con es­tas nue­vas me­di­das de se­gu­ri­dad Abi­tab lo­gra­rá ba­jar de for­ma drás­ti­ca los ro­bos. Sin em­bar­go, acla­ró que pro­ba­ble­men­te en dos años una nue­va ola de ro­bos, con nue­vos mé­to­dos, vol­ve­rá a desatar­se.

“Ca­da me­di­da que po­ne­mos es una ba­rre­ra di­sua­si­va. ¿ Por qué di­sua­si­va? Por­que ca­da ba­rre­ra no es inex­pug­na­ble”, re­fle­xio­nó Pa­ler­mo. En es­te sen­ti­do, ex­pli­có que lue­go en­tra en jue­go el ac­cio­nar de los po­li­cías y del Mi­nis­te­rio del In­te­rior, quie­nes tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de re­pri­mir.

En 63 de los 500 lo­ca­les de Abi­tab se co­lo­ca­rán bo­lar­dos de hor­mi­gón

Ro­ber­to Pa­ler­mo di­jo que de­be ha­ber un cam­bio en la po­li­cía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.