FOR­MA­CIÓN

Gui­ller­mo Du­tra ce­le­bró que Uru­guay dio el pri­mer pa­so ha­cia la for­ma­ción dual. Pe­ro exis­te un ex­ce­si­vo gra­dua­lis­mo en la pro­pues­ta que fue pre­sen­ta­da por el MTSS.

El Pais (Uruguay) - Economia y mercado - - PORTADA - Gui­ller­mo Du­tra

Días pa­sa­dos, el go­bierno re­co­no­ció a la em­pre­sa co­mo es­pa­cio de apren­di­za­je pa­ra avan­zar en la im­ple­men­ta­ción de la For­ma­ción Dual, co­mo una al­ter­na­ti­va de ca­li­dad pa­ra la ca­li­fi­ca­ción de los tra­ba­ja­do­res. ¡To­do un avan­ce!

A par­tir de una con­vo­ca­to­ria del Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo, or­ga­ni­za­cio­nes del sec­tor pú­bli­co, Pit-Cnt y cá­ma­ras em­pre­sa­ria­les acor­da­ron pro­mo­ver pro­ce­sos de en­se­ñan­za que se ins­tru­men­ta­rán ar­ti­cu­la­da­men­te en­tre em­pre­sas y cen­tros edu­ca­ti­vos téc­ni­co pro­fe­sio­na­les.

Me­dian­te ex­pe­rien­cias de­mos­tra­ti­vas, du­ran­te 2017-2018 se ob­ten­drían in­su­mos pa­ra va­li­dar di­se­ños cu­rri­cu­la­res y re­ver el mar­co nor­ma­ti­vo vi­gen­te con mi­ras a so­lu­cio­nar los va­cíos le­ga­les exis­ten­tes.

Di­cha com­ple­men­ta­rie­dad de ro­les per­mi­ti­rá a:

Ine­fop, fi­nan­ciar los cos­tos que in­su­ma la for­ma­ción de tu­to­res; par­te de la re­mu­ne­ra­ción que per­ci­bi­rán los apren­di­ces des­de el sec­tor pri­va­do y un por­cen­ta­je de las ho­ras que el tu­tor de­di­ca­rá en la em­pre­sa pa­ra apo­yar el pro­ce­so de apren­di­za­je.

ANEP/CETP y la UTEC, in­vo­lu­crar en es­ta di­ná­mi­ca al me­nos nue­ve sec­to­res pro­duc­ti­vos.

Las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas, for­mu­lar las pro­pues­tas for­ma­ti­vas, así co­mo iden­ti­fi­car em­pre­sas in­tere­sa­das en ser par­te de es­te sis­te­ma.

Las em­pre­sas del sec­tor pú­bli­co o pri­va­do, con­tri­buir al apren­di­za­je teó­ri­co- prác­ti­co de la per­so­na en tér­mi­nos de per­ti­nen­cia.

PRO­PUES­TA.

Un cu­po to­tal de 1.000 va­can­tes fa­ci­li­ta­rá que adul­tos y jó­ve­nes ma­yo­res de 15 años pue­dan sus­cri­bir con la em­pre­sa for­ma­do­ra un con­tra­to la­bo­ral a tér­mino, y en él se con­sig­na­rán las res­pon­sa­bi­li­da­des de ca­da par­te.

Una Co­mi­sión In­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal con ma­yo­ría gu­ber­na­men­tal —fi­gu­ra de ges­tión pre­di­lec­ta de es­te go­bierno— se­rá la que apro­ba­rá las pro­pues­tas y los con­tra­tos la­bo­ra­les que co­rres­pon­dan.

Has­ta aquí, el me­dio va­so lleno. El con­tras­te con la ex­pe­rien­cia ale­ma­na tal vez pue­da ayu­dar el aná­li­sis de es­ta ini­cia­ti­va. És­ta, co­mo no po­día ser de otra ma­ne­ra, no es­ca­pó a la tí­pi­ca gra­dua­li­dad que ha ca­rac­te­ri­za­do las po­lí­ti­cas pú­bli­cas uru­gua­yas.

GRA­DUA­LIS­MO.

Cues­ta en­ten­der por qué los an­te­ce­den­tes de ex­pe­rien­cias for­ma­ti­vas de al­ter­nan­cia que es­tán siem­pre pron­tos a arro­gar­se ANEP y UTU/CETP, así co­mo el co­no­ci­mien­to acu­mu­la­do en el sec­tor pri­va­do, no ha­bi­li­ta­ron un es­ta­dio su­pe­rior que el ex­pe­ri­men­tal. Una vie­ja e in­sa­tis­fe­cha de­man­da de ca­li­fi­ca­cio­nes por par­te de los em­pre­sa­rios, el es­truc­tu­ral des­em­pleo ju­ve­nil que pa­de­ce­mos y los ni­ve­les de de­ser­ción edu­ca­ti­va, de­fi­ni­ti­va­men­te exi­gen ma­yor co­ra­je en las res­pues­tas.

Se­gún pa­re­ce, hay que es­pe­rar dos años más pa­ra con­tar con la re­gu­la­ción del con­tra­to de apren­di­za­je que dé a las em­pre­sas la cer­te­za que ne­ce­si­tan en el te­rreno y que no les su­po dar la úl­ti­ma Ley de Em­pleo Ju­ve­nil.

La vas­ta ex­pe­rien­cia in­ter­na­cio­nal de­mos­tró que su apli­ca­ción no pre­ca­ri­za el em­pleo ni des­pla­za tra­ba­ja­do­res adul­tos; sino ver es­tu­dio del Dr. Héc­tor Hu­go Bar­ba­ge­la­ta de fi­nes de los

‘80. Los fir­man­tes del ci­ta­do acuer­do po­drían ac­ce­der fá­cil­men­te a es­tos re­gis­tros y sus mi­sio­nes al ex­te­rior les ha­brán da­do opor­tu­ni­dad de ad­qui­rir co­no­ci­mien­to in si­tu.

Si son los éxi­tos al­can­za­dos por la For­ma­ción Dual en Ale­ma­nia lo que se bus­ca, va­le te­ner en cuen­ta:

La fun­ción de “flag ship” que cum­ple el sec­tor pri­va­do: un

70% del apren­di­za­je se cum­ple en el ám­bi­to de tra­ba­jo. Las cá­ma­ras em­pre­sa­ria­les su­per­vi­san y cer­ti­fi­can las em­pre­sas in­vo­lu­cra­das; las apo­yan en la bús­que­da de apren­di­ces; re­gis­tran los con­tra­tos de for­ma­ción; cer­ti­fi­can apren­di­ces, or­ga­ni­zan los exá­me­nes de for­ma­ción e in­vier­ten en pro­me­dio 18.000 eu­ros al año por es­tu­dian­te. Son los em­plea­do­res quie­nes iden­ti­fi­can los nue­vos cam­pos pa­ra una ca­li­fi­ca­ción pro­fe­sio­nal adi­cio­nal.

El fi­nan­cia­mien­to es­ta­tal (de

4.750m de eu­ros) es­tá cen­tra­do en el fun­cio­na­mien­to de las

1.600 es­cue­las pro­fe­sio­na­les pú­bli­cas pa­ra que pue­dan ha­cer­se car­go del res­tan­te 30% del pro­ce­so de apren­di­za­je. A su vez, ha­ce in­ves­ti­ga­ción pros­pec­ti­va, or­ga­ni­za el desa­rro­llo (ul­te­rior) de los es­tán­da­res de for­ma­ción y apo­ya a los jó­ve­nes des­em­plea­dos o en des­ven­ta­ja.

El rol de los sin­di­ca­tos ne­go­cian­do la re­tri­bu­ción del apren­diz, su­per­vi­san­do el pro­ce­so de for­ma­ción, par­ti­ci­pan­do en la for­mu­la­ción de es­tán­da­res pa­ra la for­ma­ción em­pre­sa­rial y sien­do par­te de la co­mi­sión exa­mi­na­do­ra.

LAS BA­SES.

Los re­sul­ta­dos de ese co­lec­ti­vo es­fuer­zo son con­se­cuen­cia de un diá­lo­go so­cial que no se que­da en la fo­to y ca­da par­te, en aras de un in­te­rés su­pe­rior, ha aban­do­na­do su zo­na de con­fort y asu­me la res­pon­sa­bi­li­dad que le com­pe­te. Es­to ha per­mi­ti­do que el 60% de los jó­ve­nes ale­ma­nes re­ci­ban for­ma­ción dual y que el des­em­pleo ju­ve­nil sea de un 7%. Una ofer­ta de 327 pro­fe­sio­nes ha­bi­li­ta que se in­cor­po­ren 500.000 apren­di­ces ca­da año; en­tre és­tos, el 44.2% con­clu­ye su for­ma­ción y ter­mi­na tra­ba­jan­do en su cam­po pro­fe­sio­nal.

Cla­ro que to­do es­to ocu­rre en un país que ocu­pa a ni­vel mun­dial el cuar­to lu­gar en el Ín­di­ce de Desa­rro­llo Hu­mano, es lí­der de la In­dus­tria 4.0 y la ro­bo­ti­za­ción no le es­tá sig­ni­fi­can­do pér­di­da de em­pleos.

A mo­do de cie­rre, bro­ta en mi me­mo­ria una re­fle­xión que Mi­lán Kun­de­ra plas­mó en su li­bro “La in­so­por­ta­ble le­ve­dad del ser”: “Aquel que quie­re per­ma­nen­te­men­te lle­gar más al­to tie­ne que con­tar con que al­gún día le in­va­di­rá el vér­ti­go”. Re­co­no­cien­do tal lí­mi­te, a to­dos pre­gun­to: ¿no ca­bría en Uru­guay su­bir unos es­ca­lo­nes más en ma­te­ria de For­ma­ción Dual?

” El60% de los jó­ve­nes ale­ma­nes re­ci­ben for­ma­ción dual y el des­em­pleo ju­ve­nil es de un7%”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.