Dos años des­pués, Va­re­la re­pi­tió la his­to­ria de Nán­dez

Ben­tan­cur pro­me­tió un pa­se que no lle­gó y el club que­dó de rehén

El Pais (Uruguay) - Ovacion - - PEÑAROL - ÁN­GEL ASTEGGIANTE

Mis­mo ca­so, mis­mo pro­ta­go­nis­ta en co­mún y mis­ma ins­ti­tu­ción que que­da en el me­dio de una si­tua­ción to­tal­men­te des­pro­li­ja y que no fue be­ne­fi­cio­sa para nin­gu­na de las dos par­tes.

Ya an­tes de co­men­zar el Mun­dial, Pa­blo Ben­tan­cur le co­mu­ni­có a los di­ri­gen­tes au­ri­ne­gros que al tér­mino del cer­ta­men con la se­lec­ción, Gui­ller­mo Va­re­la con­ti­nua­ría su ca­rre­ra en el ex­te­rior.

Los di­ri­gen­tes, con­si­de­ran­do di­cha afir­ma­ción, le in­for­ma­ron a Diego Ló­pez ape­nas asu­mió que pla­ni­fi­que un equi­po sin el la­te­ral. Sin em­bar­go, los días fue­ron pa­san­do y no sur­gie­ron no­ve­da­des en re­la­ción al fu­tu­ro del ju­ga­dor.

Se le ter­mi­na­ron las va­ca­cio­nes post Ru­sia y, a tres días de co­men­zar la ac­ti­vi­dad ofi­cial, Va­re­la se in­te­gró a los en­tre­na­mien­tos ya que to­da­vía tie­ne con­tra­to con el club.

Aún que­da­ba ca­si un mes en el pe­río­do de pa­ses de Eu­ro­pa y el ju­ga­dor con­ti­nuó en­tre­nan­do sin ser uti­li­za­do por el club. El com­pro­mi­so es­ta­ba he­cho y Ben­tan­cur se­guía afir­man­do que con­cre­ta­ría una trans­fe­ren­cia.

Sin em­bar­go, los flo­jos ren­di­mien­tos del equi­po en el arran­que del se­mes­tre co­la­bo­ra­ron tam­bién para agran­dar la mo­les­tia con es­ta si­tua­ción. Peñarol te­nía un ju­ga­dor mun­dia­lis­ta, con un víncu­lo con­trac­tual, y no po­día man­dar­lo a la can­cha. “Si no lo po­de­mos uti­li­zar que le pa­gue el suel­do él”, co­men­tó en­fa­da­do un con­se­je­ro.

Dos días an­tes de ce­rrar el pe­río­do de pa­ses, ya con Peñarol eli­mi­na­do de la Sud­ame­ri­ca­na y con me­dio Clau­su­ra dispu­tado, Va­re­la se fue de apu­ro a Es­pa­ña.

Tu­vo dos ofer­tas con­cre­tas (Má­la­ga y Ala­vés), pe­ro nin­guno lo con­ven­ció y le ma­ni­fes­tó a su re­pre­sen­tan­te que pre­fe­ría ju­gar en Peñarol. De Madrid se fue di­rec­to a Hous­ton para su­mar­se a la se­lec­ción, pe­ro se des­ga­rró en una prác­ti­ca. Es­ta se­ma­na vol­vió y se es­ti­ma que es­ta­rá de ba­ja por un mes, por lo que se per­de­rá los par­ti­dos con­tra Da­nu­bio, Tor­que, Ram­pla Ju­niors, Fé­nix y Na­cio­nal. En el ho­ri­zon­te so­lo que­dan los jue­gos an­te Pro­gre­so y De­fen­sor, más even­tua­les fi­na­les, para un fut­bo­lis­ta que no jue­ga des­de el 6 de ju­lio (en el triun­fo an­te Ara­bia Sau­di­ta).

Idén­ti­ca si­tua­ción ocu­rrió a me­dia­dos de 2016. Ben­tan­cur le plan­teó lo mis­mo al club con Nahi­tan Nán­dez y el “Po­li­lla” Da Sil­va pla­ni­fi­có un equi­po sin él. Pa­sa­ron los días y co­mo no se ce­rra­ba na­da, el vo­lan­te fue a Ita­lia de apu­ro, pe­ro no pu­do con­cre­tar el pa­se y se vol­vió con las va­li­jas car­ga­das de ilu­sio­nes. Co­lón de San­ta Fe apa­re­ció co­mo un sal­va­vi­das, pe­ro el ju­ga­dor tam­bién de­ci­dió que­dar­se. Lue­go, ocu­rrió la his­to­ria ya co­no­ci­da: se ga­nó nue­va­men­te su lu­gar en el equi­po, la rom­pió y fue trans­fe­ri­do a Bo­ca Ju­niors.

Al mar­gen. Gui­ller­mo Va­re­la es­tá con un des­ga­rro en el ge­me­lo que le de­man­da­rá 30 días de re­cu­pe­ra­ción; cuan­do vuel­va, lle­va­rá tres me­ses sin ju­gar.

Nán­dez. En 2016, pa­só por la mis­ma si­tua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.