La con­cien­cia po­dría ser un ins­tin­to di­ce neu­ro­cien­tí­fi­co

El Pais (Uruguay) - Revista domingo - - SEIS SENTIDOS -

“Creo que la cons­cien­cia es un ins­tin­to”, es­cri­be el re­co­no­ci­do neu­ro­cien­tí­fi­coMi­chael S. Gaz­za­ni­ga en su úl­ti­mo li­bro The Cons­cious­ness Ins­tinct Un­ra­ve­ling the Mys­tery of How the Brai­nMa­kes theMind. En él, sin­te­ti­za es­tu­dios so­bre el tema rea­li­za­dos a lo lar­go de la his­to­ria y es­pe­cu­la so­bre una de las res­pues­tas po­si­bles a uno de los enig­mas cien­tí­fi­cos más in­tere­san­tes (y re­sis­ten­tes): ¿Có­mo pro­du­cen las neu­ro­nas la cons­cien­cia? ¿De qué ma­ne­ra unos “ob­je­tos” fí­si­cos —os áto­mos, las mo­lé­cu­las, las sus­tan­cias quí­mi­cas y las cé­lu­las— crean nues­tros ví­vi­dos y di­ver­sos mun­dos men­ta­les? Co­mo ins­tin­tos, Gaz­za­ni­ga de­fi­ne aque­llos pa­tro­nes de com­por­ta­mien­to in­na­tos, “pro­gra­ma­dos”, que ex­hi­ben los ani­ma­les. Por ejem­plo, las oru­gas al fa­bri­car sus ca­pu­llos. Así, di­chos pa­tro­nes com­pon­drían el soft­wa­re del hard­wa­re ce­re­bral, la pro­gra­ma­ción in­ser­ta­da en los cir­cui­tos de nues­tra “má­qui­na” pen­san­te (nó­te­se el uso , de nue­vo, de la me­tá­fo­ra compu­tacio­nal pa­ra ha­blar del ce­re­bro).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.