URUGUAYO JUN­TO A SUAR.

El Pais (Uruguay) - Sabado Show - - NEWS - AN ALÍA F ILOSI F OTOS :F RAN C I SCO F LO­RES Y FOX

Clau­dio Kon­fino par­ti­ci­pa en El Host.

En El Host, el per­so­na­je de Adrián Suar pa­sa por una cri­sis exis­ten­cial por­que su es­po­sa lo aca­ba de de­jar en ple­na lu­na de miel. To­dos sus em­plea­dos en el Ho­tel ha­cen lo po­si­ble por le­van­tar­le el áni­mo, en­tre ellos uno en par­ti­cu­lar que bus­ca ayu­dar­lo des­de el la­do es­pi­ri­tual, re­li­gio­so. Se tra­ta de un ra­bino, per­so­na­je in­ter­pre­ta­do por Clau­dio Kon­fino, un hu­mo­ris­ta uruguayo que lle­va trein­ta años ani­man­do fies­tas, vein­te ha­cien­do hu­mor y do­ce vi­vien­do de es­te tra­ba­jo. Unos vi­deos deYouTu­be que se hi­cie­ron vi­ra­les de­ter­mi­na­ron que Adrián Suar y equi­po lo eli­gie­ran, sin prue­ba me­dian­te, co­mo el in­di­ca­do pa­ra un per­so­na­je que se ha con­ver­ti­do en el de más con­vo­ca­to­ria en el mi­nu­to a mi­nu­to de es­te me­gas­how. Clau­dio con­fie­sa sen­tir­se fe­liz y tris­te al mis­mo tiem­po; en es­ta en­tre­vis­ta des­cu­bra por qué.

Ju­lio Ma­ría San­gui­net­ti di­jo una vez que quien no es­tá en la te­le­vi­sión, no exis­te. Al­gu­nos se lo han dis­cu­ti­do, pe­ro sin mu­cho éxi­to. Hoy ha­bría que ac­tua­li­zar la fra­se di­cien­do que quien no es­tá pre­sen­te en In­ter­net de al­gu­na for­ma, no exis­te, y Clau­dio Kon­fino (49 años) po­dría apo­yar esa idea dan­do tes­ti­mo­nio de su pro­pia ex­pe­rien­cia.

“Yo ha­ce vein­te años que soy hu­mo­ris­ta, ha­ce mu­chos años que voy a Ar­gen­ti­na a ha­cer even­tos”, di­ce el có­mi­co. Pe­ro fue gra­cias a su per­so­na­je de ra­bino en El Host (FOX) que hoy mu­chí­si­ma más gen­te sa­be de su exis­ten­cia.Y su lle­ga­da a esa me­ga­pro­duc­ción se dio na­da me­nos que por la vi­ra­li­za­ción de tres o cua­tros vi­deos que pu­bli­có en YouTu­be ha­cien­do ese per­so­na­je.

Ahí lo vie­ron Adrián Suar y el guio­nis­ta Sebastián Bo­rensz­tein, y un día de di­ciem­bre de 2017 le so­nó el te­lé­fono. “Era Die­go An­dras­nik, pro­duc­tor ge­ne­ral de Pol-ka. ‘Te van a ha­blar’, me di­jo y ¡ me pa­só con Adrián Suar! Yo al prin­ci­pio pen­sé ‘no pue­de ser’, pe­ro era él. Me di­jo que ha­bía vis­to mi tra­ba­jo, que le gus­tó y que pen­sa­ron que era ideal pa­ra es­te pro­yec­to”.

El pro­yec­to era The Host, un me­gas­how de va­rie­da­des que com­bi­na fic­ción, hu­mor, en­tre­vis­tas, shows mu­si­ca­les, imi­ta­cio­nes… un no­ve­do­so for­ma­to que des­de el pa­sa­do 22 de agos­to se emi­te los miér­co­les, a las 22:45, por FOX. Y en­tre to­da esa su­ce­sión de gé­ne­ros y ar­tis­tas, hay un es­pa­cio que por aho­ra vie­ne ga­nan­do en el mi­nu­to a mi­nu­to: el del ra­bino, per­so­na­je que in­ter­pre­ta el uruguayo Kon­fino.

“Es un per­so­na­je muy có­mi­co, el ra­bino de Adrián. Él es­tá pa­san­do por un mal mo­men­to por­que lo de­jó la es­po­sa (Na­ta­lie Pé­rez) en la lu­na de

miel. En­ton­ces el ra­bino vie­ne a ayu­dar­lo a le­van­tar el es­pí­ri­tu, pe­ro a su vez bus­ca su ne­go­cio y tra­ta de aso­ciar­se, de pe­dir­le pla­ta, de apo­de­rar­se de co­sas. Es un ra­bino bas­tan­te es­pe­cial, siem­pre con el hu­mor ju­dío, que es uno de mis fuer­tes”, ex­pli­ca el có­mi­co, quien con­fie­sa sen­tir­se con­ten­to y tris­te al mis­mo tiem­po.

-¿Por qué?

-Por­que te­nés que es­pe­rar ir a Ar­gen­ti­na pa­ra que te vean acá. Y en Uru­guay te­ne­mos co­sas bue­nas. Lo que más me enoja es que jue­ga Del Po­tro al tenis con­tra Djo­ko­vic y la gen­te quie­re que ga­ne Djo­ko­vic. ¿Quién vie­ne a Pun­ta del Es­te? Los ar­gen­ti­nos. ¿Quién com­pra ra­que­tas en Uru­guay si vie­nen? ¿Los hin­chas de Djo­ko­vic? Que ga­ne el ar­gen­tino, y que ven­gan y jue­guen al tenis to­do el ve­rano y el in­vierno en Pun­ta del Es­te. Sin em­bar­go, mi­ra­mos allá pa­ra des­pués va­lo­rar lo de acá. La te­le­vi­sión uru­gua­ya le abre la puer­ta a los ar­gen­ti­nos y no a to­dos los uru­gua­yos. Se la abre a los uru­gua­yos que ha­cen Car­na­val; a los que no, no. Yo nun­ca hi­ce Car­na­val. No pa­sa con to­dos, hay gen­te que se da cuen­ta, que va­lo­ra y apre­cia. ¿Sa­bés la can­ti­dad de hu­mo­ris­tas que hay en el In­te­rior? Me­jo­res de los que es­ta­mos acá.

-Igual tu­vis­te un pa­sa­je por el pro­gra­ma del Li­cen­cia­do Pe­ti­nat­ti en Te­le­do­ce.

Mun­do

c ruel,

-Sí, fue ha­ce co­mo do­ce años. Una linda ex­pe­rien­cia. La opor­tu­ni­dad de ha­cer te­le­vi­sión me la dio Pe­ti­nat­ti, en al­go que es muy dis­tin­to a es­to que ha­go aho­ra en El Host. En Mun­do cruel in­ter­pre­ta­ba un per­so­na­je có­mi­co que ayu­da­ba a re­ma­tar un chis­te.

No­ve­do­so. Kon­fino re­co­no­ce que El Host es un for­ma­to al que al prin­ci­pio cos­tó adap­tar­se, pe­ro con el pa­so de los pro­gra­mas (son tre­ce, to­dos ya gra­ba­dos) la gen­te ha ido cap­tan­do la idea y le vie­ne dan­do su apo­yo.Y si de apo­yo ha­bla­mos, los que se lo die­ron a Kon­fino de en­tra­da y de una for­ma que va­lo­ra so­bre­ma­ne­ra, fue­ron Adrián Suar y Ni­co­lás Váz­quez, los ac­to­res con los que com­par­te es­ce­na en la pro­pues­ta se­gún un guión cu­yo es­que­le­to es­cri­be Bo­rensz­tein, pe­ro que el uruguayo tie­ne li­ber­tad pa­ra adap­tar y me­char sus pro­pios chis­tes.

“Una de las co­sas de Adrián y Ni­co, que ha­bla de su gran­de­za, es el de­jar ha­cer.Yo le de­cía a Adrián ‘ten­go es­te chis­te’ y él me res­pon­día ‘me­te­lo’. Cuan­do que­da­ba me­jor que el otro chis­te, iba. Siem­pre es­ta­ba la gran­de­za de de­jar ha­cer al otro y de que se luz­ca.Yo es­ta­ba acos­tum­bra­do a tra­ba­jar so­lo en mo­nó­lo­gos, a lle­nar es­pa­cios va­cíos, y acá pa­sa to­do lo con­tra­rio. Yo mis­mo me ta­pa­ba a ve­ces y Adrián de­cía ‘¡cor­ten! No te mue­vas, ve­ni­te pa­ra acá por­que sino no te ve la gen­te. A mí ya me co­no­cen, que te vean a vos. Que­da­te acá y no te mue­vas’. Eso es bue­ní­si­mo por­que no hay ego, ade­más son in­te­li­gen­tes.

El Host cons­ta de tre­ce ca­pí­tu­los. Clau­dio apa­re­ce en do­ce y ya sa­be que es­ta­rá en la se­gun­da tem­po­ra­da.

-Al­go si­mi­lar te pa­sa­ba con Ni­co Váz­quez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.