GA­BRIE­LA SI­LEN­ZI

El Pais (Uruguay) - Sabado Show - - TV SHOW -

el mis­mo día de su fil­ma­ción. La Em­bos­ca­da, co­mo to­da mur­ga que par­ti­ci­pa del Con­cur­so Ofi­cial del Car­na­val, de­bió ha­cer su pre­sen­ta­ción en el Tea­tro de Ve­rano. La pro­duc­ción se arries­gó y de­ci­dió apro­ve­char una eta­pa real del Car­na­val 2018 pa­ra ro­dar esa si­tua­ción.

“Cuan­do se abrió el te­lón, el pú­bli­co sa­bía que lo que iba a pa­sar ahí era fic­ción, pe­ro no sa­bía exac­ta­men­te lo que iba a su­ce­der”, cuen­ta Nés­tor. “A mí y a mu­cha gen­te de la mur­ga ya nos ha­bía to­ca­do ac­tuar en el Tea­tro de Ve­rano, pe­ro ha­bía ac­to­res que no. Si bien era fic­ción, el mo­men­to fue de ver­dad. Es­tá­ba­mos arri­ba del es­ce­na­rio, ha­bía ner­vios. Pa­sa­ban co­sas arri­ba y aba­jo del es­ce­na­rio. Son esos desafíos que a uno le dan ale­gría”.

Esa qui­zás fue una de las lo­ca­cio­nes más com­pli­ca­das y emo­ti­vas que tran­si­ta­ron, pe­ro de las otras tam­bién apren­die­ron mu­cho. “Con es­ta se­rie he­mos re­co­rri­do Mon­te­vi­deo y no es so­lo el te­ma de mo­ver­te, sino que los lu­ga­res te cuen­ten una his­to­ria. El ac­tor o el di­rec­tor pue­den es­tar ge­nia­les, pe­ro si el lu­gar no cuen­ta, cuan­do es­tés mi­ran­do hay al­go de esa his­to­ria que no te va a In­gre­só en la Es­cue­la de Po­li­cía pa­ra po­der ir­se de su ciu­dad na­tal, Li­ber­tad. Em­pe­zó Psi­co­lo­gía, pe­ro tu­vo que de­jar. Sus com­pa­ñe­ros creen que es gay y ella ya ni in­ten­ta des­men­tir­lo, in­clu­so lo usa a su fa­vor. Abo­rre­ce la mur­ga y to­do su fun­cio­na­mien­to in­terno. Tie­ne mu­cha me­nos ca­lle que Nés­tor. ce­rrar. Acá ha­bía mu­chos desafíos con res­pec­to a eso”, des­ta­ca el ac­tor.

Ga­brie­la y Nés­tor tam­bién vi­ven To­dos de­trás de Mo­mo co­mo es­pec­ta­do­res por­que, si bien co­no­cen el ca­pí­tu­lo se­ma­nal unos días an­tes que los te­le­vi­den­tes, van si­guien­do la his­to­ria se­ma­na a se­ma­na y, aun­que es­tén en to­da la se­rie, no tie­nen com­ple­ta­men­te cla­ro cuál se­rá el fi­nal. Al me­nos el có­mo si­gue sien­do una in­cóg­ni­ta pa­ra ellos.

“Me pa­sa que me si­guen sor­pren­dien­do los ca­pí­tu­los y me es­tá pa­san­do lo mis­mo que a Ga­bi, que es­toy muy an­sio­so es­pe­ran­do el ca­pí­tu­lo nue­vo”, di­ce el ac­tor. “De he­cho, nos vie­ne co­mo emo­ción al ver­lo. En el ca­pí­tu­lo dos le man­dé un what­sapp a Nés­tor, así co­mo muy emo­cio­nal, en el que le de­cía ‘es­tás her­mo­so’, to­do en ma­yús­cu­las. Es la emo­ción esa de ver el re­sul­ta­do ahí y es­tá bue­ní­si­mo”, aco­ta su com­pa­ñe­ra.

Am­bos de­fien­den, y con mu­cha ra­zón, la ca­li­dad del pro­duc­to y eso los ha­ce te­ner es­pe­ran­zas de una po­si­ble se­gun­da tem­po­ra­da. “Por co­mo cie­rra el ca­so po­li­cial, y es­to Nés­tor no lo sa­be (ri­sas), que­da una puer­ta abier­ta y en reali­dad es lo más sa­lu­da­ble pa­ra cual- quier se­rie, te­ner al me­nos dos tem­po­ra­das por una cues­tión me­dio na­tu­ral de có­mo evo­lu­cio­nan las his­to­rias. Se­ría ge­nial que hu­bie­ra otra tem­po­ra­da”, se­ña­la Ga­brie­la.

“Lo más im­por­tan­te es que la ca­li­dad que se ve sea bue­na, que me pa­re­ce que es lo que se es­tá lo­gran­do con es­ta se­rie. Es tra­ba­jo acu­mu­la­do y ex­pe­rien­cia pa­ra las es­tra­te­gias, no so­lo pa­ra la crea­ción. La se­gun­da se­rie de Se­ries Uy ya no es de diez ca­pí­tu­los, sino de ocho. Hay un apren­di­za­je que es el ha­cer y una ex­pe­rien­cia acu­mu­la­da de quin­ce años de fil­mar en Uru­guay. Esa ex­pe­rien­cia ten­dría que es­tar ca­na­li­za­da en es­ta nue­va for­ma de con­tar que son las se­ries.Ven­go del Fes­ti­val de Gra­ma­do y to­dos los di­rec­to­res bra­si­le­ros es­tán ha­cien­do su se­rie, por una cues­tión eco­nó­mi­ca, de for­ma­to, de pla­ta­for­mas que se abren…. Acá te­ne­mos muy buen ma­te­rial téc­ni­co, no se van a no­tar ca­ren­cias con res­pec­to a eso.Y hay so­li­dez ac­to­ral tam­bién”, des­ta­ca Nés­tor.

Los dos sa­ben muy bien de lo que ha­blan por­que tie­nen sus bue­nas ex­pe­rien­cias en el ci­ne. Ac­tual­men­te, Nés­tor es­pe­ra el es­treno de dos pe­lí­cu­las. Una es la se­gun­da de Leticia Jor­ge, di­rec­to­ra de Tan­ta agua, que fue el de­but pro­ta­gó­ni­co del ac­tor en ci­ne. Se tra­ta de una co­me­dia en la que Ro­mi­na Pe­luf­fo y Mi­re­lla Pas­cual son sus her­ma­nas y Cris­ti­na Mo­rán su ma­dre. La otra es la co­pro­duc­ción con Ar­gen­ti­na, Los úl­ti­mos ro­mán­ti­cos, en la que com­par­te pro­ta­go­nis­mo con Juan Mi­nu­jín y Ri­car­do Cou­to, di­ri­gi­da por Ga­briel Drak. En es­ta úl­ti­ma, Ga­brie­la tie­ne una pe­que­ña par­ti­ci­pa­ción co­mo una pe­rio­dis­ta. La ac­triz tam­bién es­pe­ra su pro­pio es­treno, Años luz, una co­me­dia ro­mán­ti­ca di­ri­gi­da por Joa­quín Mauad.

Por eso los dos tie­nen to­tal au­to­ri­dad cuan­do des­ta­can que fil­mar es­tos diez ca­pí­tu­los de To­dos de­trás de Mo­mo fue co­mo ha­cer ci­ne pa­ra te­le­vi­sión y que lo que im­por­ta, en de­fi­ni­ti­va, es que la se­rie se vea. “Creo que cuan­to más se vea es me­jor, sea en la pla­ta­for­ma que sea, en la pan­ta­lla que sea: ca­lien­te, fría, más o me­nos. Me en­can­ta­ría que se pu­die­ra ver afue­ra y que la ma­yo­ría de los uru­gua­yos pu­die­ran ac­ce­der a ella”, ex­pre­sa Ga­brie­la alu­dien­do a que la fic­ción aún no pue­de ver­se fue­ra de fron­te­ras.“Creo que es­te es el ini­cio del pro­ce­so, no sa­be­mos có­mo va a ter­mi­nar. Pien­so que el co­mien­zo es muy aus­pi­cio­so, ve­re­mos qué es lo que pa­sa des­pués”, con­clu­ye su com­pa­ñe­ro en pleno dis­fru­te de otro tra­ba­jo muy bien he­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.