VUEL­VE WELLES

Con John Hus­ton co­mo pro­ta­go­nis­ta y al­ter ego del di­rec­tor, lle­ga a Net­flix, Al otro la­do del vien­to, la úl­ti­ma pe­lí­cu­la de Or­so­nWe­lles. ES­PE­RA­DA OBRA PÓSTUMA

El Pais (Uruguay) - Sabado Show - - TV SHOW -

Una voz en off cuen­ta que Ja­ke Han­na­ford, un di­rec­tor de ci­ne de 70 años, mu­rió en un ac­ci­den­te au­to­mo­vi­lís­ti­co. Ha­bía vuel­to ha­cía po­co de un obli­ga­do exi­lio eu­ro­peo de va­rios años y es­ta­ba fil­man­do su úl­ti­ma gran pe­lí­cu­la, esa con la que pre­ten­día re­gre­sar a la ci­ma. Quien lle­va la voz del re­la­to es otro di­rec­tor, Brooks Ot­ter­la­ke (in­ter­pre­ta­do por el ci­neas­ta Pe­ter Bog­da­no­vich), una suer­te de pro­te­gi­do de Han­na­ford. Así co­mien­za Al otro la­do del vien­to, la pe­lí­cu­la in­con­clu­sa del le­gen­da­rio Or­so­nWe­lles ( El ciu­da­dano) que, gra­cias a Net­flix y a los pro­duc­to­res Frank Mars­hall y Fi­lip Jan Ryms­za, se ter­mi­nó de rea­li­zar trein­ta años des­pués. Es­tre­na­da en el Fes­ti­val deVe­ne­cia con muy bue­nas crí­ti­cas, es­ta­rá dis­po­ni­ble en el ser­vi­cio de strea­ming des­de el pró­xi­mo vier­nes.

Es­tá más que cla­ro que lo queWe­lles qui­so ha­cer fue con­tar su pro­pia his­to­ria. Él es­tu­vo años exi­lia­do en Eu­ro­pa y re­gre­só a los Es­ta­dos Uni­dos pa­ra ro­dar es­ta his­to­ria, co­sa que co­men­zó a ha­cer en 1970. Pro­ble­mas de financiamiento hi­cie­ron que la pro­duc­ción se es­tan­ca­ra y que en 1976 si­guie­ra en ve­re­mos. Welles mo­ri­ría en 1985, víc­ti­ma de un ata­que car­día­co, con 70 años, la mis­ma edad de Han­na­ford.

Afor­tu­na­da­men­te, los más de mil ro­llos de fil­ma­ción fue­ron guar­da­dos en una bó­ve­da de París por la en­ton­ces pa­re­ja del di­rec­tor, Oja Ko­dar, quien tam­bién era par­te del elen­co de Al otro la­do del vien­to. La cin­ta es­ta­ba pro­ta­go­ni­za­da por John Hus­ton en el rol de Han­na­ford, acom­pa­ña­do de Bog­da­no­vich, Ko­dar y Su­san Stras­berg.

La his­to­ria se re­to­mó en 2017 gra­cias a los men­cio­na­dos pro­duc­to­res, quie­nes re­cu­rrie­ron a una nue­va ban­da so­no­ra com­pues­ta por Mi­chael Le­grand ( Los pa­ra­guas de Cher­bur­go) y al mon­ta­je de un equi­po de edi­ción que in­clu­yó a Bob Mu­raws­ki ( Zo­na de mie­do). Tan­to Le­grand co­mo Mu­raws­ki son ga­na­do­res del Oscar. Welles lo ob­tu­vo en 1942 por el guión ori­gi­nal de El ciu­da­dano y en 1971 se lo vol­vió a re­co­no­cer con un Oscar Ho­no­rí­fi­co.

His­to­ria mal­di­ta. “La úl­ti­ma cin­ta deWe­lles es una bur­bu­ja que nos trans­por­ta a una épo­ca del ci­ne fas­ci­nan­te y le­ja­na, así co­mo la cul­mi­na­ción lar­ga­men­te es­pe­ra­da del tra­ba­jo has­ta aho­ra iné­di­to de un maes­tro in­dis­cu­ti­ble del sép­ti­mo ar­te”, di­ce Net­flix al re­fe­rir­se al es­treno de Al otro la­do del vien­to.

Así co­mo El ciu­da­dano ha pa­sa­do a la his­to­ria co­mo la me­jor pe­lí­cu­la de to­dos los tiem­pos, Al otro la­do del vien­to fue co­no­ci­da co­mo el pro­yec­to maldito de un rea­li­za­dor que que­ría re­cu­pe­rar con él la fa­ma per­di­da. Pre­ten­día ha­cer de es­te film una mor­daz sá­ti­ra de Holly­wood en la que con­ta­ría bue­na par­te de su his­to­ria. Pa­ra ello tu­vo la co­la­bo­ra­ción, en­tre otros, de su en­ton­ces pa­re­ja Oja Ko­dar (que coes­cri­bió el guión con él), Clau­de Cha­brol, Li­lli Pal­mer, Ed­mond O’Brien, Den­nis Hop­per y Nor­man Fos­ter.

Pe­ro el bar­co no lle­gó al puer­to, aun­que siem­pre se su­po que el ma­te­rial exis­tía y que ha­bía si­do fil­ma­do en­tre 1970 y 1976 en Eu­ro­pa y los Es­ta­dos Uni­dos. In­clu­so di­rec­to­res co­mo Ste­ven Spiel­berg, Clint East­wood, Oli­ver Sto­ne y Geor­ge Lu­cas es­tu­vie­ron in­tere­sa­dos en re­flo­tar­lo. Fi­nal­men­te fue Net­flix que fi­nan­ció la re­cons­truc­ción del ma­te­rial y que per­mi­tió que lle­ga­ra, pri­me­ro a la pan­ta­lla gran­de y lue­go a su ofer­ta de strea­ming.

La pe­lí­cu­la du­ra po­co más de dos ho­ras y trans­cu­rre du­ran­te el cum­plea­ños 70 del di­rec­tor Han­na­ford, que in­ten­ta fil­mar su úl­ti­ma gran pe­lí­cu­la. Tal co­mo in­ten­tó ha­cer­loWe­lles en la dé­ca­da del 70, re­cién re­gre­sa­do de Eu­ro­pa. No con­si­guió ese ob­je­ti­vo, pe­ro los años y mu­chas bue­nas vo­lun­ta­des lo­gra­ron que la his­to­ria se ter­mi­na­ra. Welles no es el úni­co que no pu­do ver­lo aca­ba­do, John Hus­ton tam­bién fa­lle­ció (en 1987). El ac­tor y tam­bién di­rec­tor fue uno de los que lan­zó una de las des­crip­cio­nes más acer­ta­das de es­ta pe­lí­cu­la:“una aven­tu­ra com­par­ti­da por hom­bres de­ses­pe­ra­dos que, fi­nal­men­te, re­sul­tó en na­da”. La úl­ti­ma par­te no se cum­plió, trein­ta años des­pués es­ta­re­mos co­no­cien­do la úl­ti­ma gran obra del le­gen­da­rio Or­so­nWe­lles.

Or­so­nWe­lles en pleno ro­da­je de su obra in­con­clu­sa. El rea­li­za­dor fa­lle­ció en 1985 de un ata­que car­día­co, pe­ro de­jó más de mil ro­llos de ma­te­rial que su pa­re­ja guar­dó en París.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.